X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

mural a favor de los presos de alsasua

Sandra Gómez: "No estamos de acuerdo con ceder espacios para cuestionar el Estado de Derecho"

25/07/2018 - 

VALÈNCIA. La polémica suscitada los últimos días por el mural  crítico con la sentencia del 'caso Alsasua', cuyo autor es Elías Taño, ha llegado al Ayuntamiento de València, y  no solo por las críticas de la oposición al gobierno local. También en el Ejecutivo han aflorado algunas disensiones entorno a la obra en sí y a la cesión del muro del solar de Jesuitas para dicha pintura. El relato elaborado por Compromís en respuesta a la controversia guarda notables diferencias con la reacción del PSPV.

La secretaria general de los socialistas en València y concejala en el Gobierno de la Nau, Sandra Gómez, trasladó a Valencia Plaza este martes que su formación no está de acuerdo con "ceder espacios públicos para poner en cuestión el Estado de Derecho". Además, sentenció que "en España no existen los presos políticos". Un discurso que contrasta con el que ofreció el mismo día el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, de Compromís.

El primer edil vaciló en público al apuntar que no estaba "ni de acuerdo ni en desacuerdo" con la pintura que Taño había plasmado en el muro. "Respetamos la libertad de expresión", añadió. En resumen, "no apoyo ni dejo de apoyar, igual que no apoyo ni dejo de apoyar cualquier muro de València. Es una manifestación de un tipo de arte que está ahí".

Además, también se ha verificado la descoordinación entre socialistas y valencianistas por lo que se refiere a los hechos. Mientras que en el PSPV apuntan que el consistorio "no ha cedido el espacio con este fin" y que "la concejal -Pilar Soriano (Compromís)- dejó claro que el mural no podía contener este tipo de expresiones", fuentes cercanas de Alcaldía señalan una cosa bien distinta: lo que el área de Soriano prohibió eran "referencias a violencia de género, homofobia, alusiones sexistas, racistas, fascistas o de delitos de odio".

Elías Taño, elaborando el mural. Foto: EVA MÁÑEZ

A las pocas horas, el mural fue objeto de pintadas y borrones con spray, y luego, otras personas pintaron también encima consigas como 'Som valencians, mai catalans. JJGAV'. Sobre este asunto Ribó respondió en una entrevista radiofónica que "las personas que han borrado el grafiti, también tienen derecho a practicar su libertad de expresión". Algo que no agradó mucho a miembros de Podemos.

Jaime Paulino, secretario general del partido morado en València, manifestó en Twitter su desagrado ante las palabras del alcalde: "No, no es libertad de expresión, es fascismo. Del de siempre. El que volvimos a ver a pleno rendimiento el pasado 9 d'octubre. Y no hay nada peor que blanquearlo como movimiento ciudadano y relativizarlo como libertad de expresión". Y señaló a Ribó para instarle a "corregir sus declaraciones".

El asunto tendrá su lugar en el pleno del Ayuntamiento de este mes, que se celebrará el próximo jueves. Ciudadanos anunció que llevará una moción de urgencia para solicitar "que se eliminen las partes del mural que ensalzan a los condenados por agresión", algo que, en la práctica, ha perdido sentido porque ya no existe ningún mensaje. En todo caso, se debatirá en pleno.

Antecedente en Sagunto

Otro mural similar y elaborado por el mismo artista se enfrentó a una situación similar en Sagunto. Allí, la propuesta del PP de eliminarlo salió adelante en el pleno del Ayuntamiento con el apoyo de Ciudadanos, la abstención de Compromís y el PSPV-PSOE y el voto en contra de Esquerra Unida y ADN Morvedre. Una división en la izquierda que parece ponerse de manifiesto otra vez en el caso de València.


next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email