X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Una pulsera inteligente mide el pulso, oxígeno y temperatura en bebés y niños

9/01/2018 - 

VALÈNCIA. (EFE).  La empresa emergente valenciana Liip ha creado la primera pulsera "inteligente" del mundo que mide en tiempo real el pulso, el oxígeno en sangre y la temperaturas distal de bebés y niños e iguala la precisión de los monitores hospitalarios más avanzados.

Con un tamaño de apenas ocho gramos y tres centímetros, Liip Smart Monitor se adapta perfectamente al cuerpo, frente a los pulsioxímetros de diez kilogramos que van unidos con cables a los niños que deben desplazar los padres, según un comunicado de la empresa.

Liip ha realizado un estudio en 294 bebés y niños de hasta 8 años que corrobora que la pulsera, con un precio inferior en unos 700 euros a los pulsioxímetros, ofrece una medición y estabilidad similar a los monitores más avanzados del mercado.

Además de garantizar a los padres que disponen de un sistema "igual, e incluso más eficaz y fiable que el de los hospitales", les aporta tranquilidad por la información que da de forma inalámbrica sobre el estado de salud de los más pequeños, así como la comodidad ya que no genera molestias por su tamaño en su uso diario.

El análisis lo ha llevado a cabo un equipo de pediatras del Hospital Quirón Salud Valencia, comparando Liip Smart Monitor con el Gold Standar en monitorización hospitalaria "Massimo", uno de los sistemas más avanzados del mundo.

De mayo a noviembre de 2017 se trazaron datos con el método Bland Altman y se tomaron un promedio de cuatro a seis determinaciones doble ciego con ambos monitores.

Se obtuvieron unas 1.500 determinaciones por grupo, con edades comprendidas entre los ocho días de vida hasta 8 años, y pesos de entre 2.800 gramos y 40 kilos.

 
Los datos muestran una coincidencia superior al 98 %, lo que supone unos resultados de medición muy similares en condiciones de estabilidad entre ambos monitores.

Según destaca el equipo de Liip, liderado por cinco jóvenes ingenieros, bioquímicos y pediatras, el estudio avala que esta pulsera "es igual de fiable" que el monitor más avanzado.

Inciden en que está especialmente indicada para pacientes con patologías complicadas o respiratorias y para los más de 30.000 bebés prematuros que nacen al año que son más susceptibles de enfermar una vez reciben el alta hospitalaria.

Para el lanzamiento el pasado mes de septiembre, Liip se estudió por un equipo médico en cerca de 400 bebés y niños, demostrando ser la tecnología de monitorización más fiable, cómoda y completa hasta ahora inexistente en el mercado de la salud.

Según Gonzalo Pin, pediatra de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón, "Liip convierte un objetivo en una realidad, que es el hospital sin paredes".

"Estamos antes uno de los avances más importantes de los últimos años en cuanto a monitorización ambulatoria de los niños, porque permite conocer el estado de los pacientes minuto a minuto con un sistema de altísima fiabilidad y muy bajo riesgo de falsos positivos o negativos", ha indicado.

Según Pin, "lo que hace unos meses suponía para los padres una preocupación, angustia, aumento de visitas a urgencias por desconocimiento o por pensar que estaban ocurriendo eventos no controlables, Liip transmite tranquilidad y mejora la calidad de vida del niño y de su entorno". 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email