X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 28 de marzo y se habla de parque de cabecera expropiaciones impuestos arquitectura
GRUPO PLAZA

hacienda se reúne con los sindicatos para negociar sobre las plantillas

El Consell hará limpieza de jefes nombrados a dedo en las empresas públicas

Foto: KIKE TABERNER

9/03/2017 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Hacienda se prepara para hacer limpieza en las plantillas del sector público de la Generalitat. El departamento que dirige Vicent Soler lleva meses reclamando a las sociedades que faciliten los detalles de sus plantillas y ya ha recopilado prácticamente todos los detalles sobre el número de empleados, sus retribuciones y la forma en la que los trabajadores accedieron al puesto. Se trata de una información imprescindible para avanzar en la prometida reforma del sector público instrumental y acabar con "abusos del pasado", en particular con las contrataciones realizadas de forma irregular o 'a dedo'.

En una entrevista concedida a Valencia Plaza durante la celebración de Forinvest, el conseller Vicent Soler explica que se va a revisar, de entre los más de 5.500 trabajadores a cargo del sector público, en qué casos no se han cumplido los requisitos de mérito, capacidad, publicidad y transparencia propios de la contratación pública. "Si no se cumple, tendremos que hacer una remoción general de todo eso", asegura.

Para esos casos, el conseller de Hacienda asume que, en caso de conflicto, los tribunales suelen dar la razón a los trabajadores. "En ocasiones te encuentras con que quieres cumplir con los principios constitucionales de los empleados públicos, pero a veces los derechos laborales se consolidan por sentencia judicial", explica.

No obstante, Hacienda será especialmente exigente con los jefes de las empresas públicas que no acrediten haber superado un proceso selectivo acorde a la responsabilidad de su cargo. "En altos cargos e intermedios en los que no se haya cumplido ello, vale la pena tener una intervención importante", sostiene Soler, quien justifica la necesidad de actuar de esta forma porque se trata de personal y servicios "pagados con el dinero de los contribuyentes".

"¿Por qué unos sí y otros no? ¿Ha sido esta la mejor manera de seleccionar a los mejores al servicios de la Generalitat? Yo creo que no", concluye Soler

Foto: KIKE TABERNER

Precisamente este jueves se reúne por primera vez la mesa para el diálogo social del sector público, donde la Generalitat abordará con los sindicatos el proceso de adaptación de las plantillas al nuevo mapa de empresas públicas. El sindicato CSIF ha anunciado la interposición de un recurso por haber quedado excluido de esa mesa.

Tal y como detalló la secretaria autonómica de Modelo Económico, María José Mira, en una reciente entrevista con este periódico, la Generalitat quiere reconvertir todos los entes públicos empresariales en organismos autónomos, cuyas plantillas deben estar integradas por funcionarios. Ese proceso obliga a buscar una solución para miles de trabajadores que son empleados de la Generalitat pero no entraron por oposición.

El conseller asegura que se está trabajando en una solución para estos empleados. "Lo que vamos a hacer es exigir, como acaba de decir la consellera Bravo, que cualquier persona que quiera estar en el espacio del funcionariado ha de entrar como entran todos los funcionarios. El problema es la otra parte, los que son empleados públicos pero no son funcionarios; ahí hay que hacer una estrategia para buscar la mayor similitud a la condición de funcionario en el sentido de los requisitos de selección", sostiene Soler.

Respecto a si la Generalitat cumplirá con la sentencia del TSJ que obliga a publicar antes de este viernes la relación de puestos de trabajo (RPT) de varias empresas públicas, Soler asegura que se intenta "por encima de todo", pero ha criticado que el anterior Consell no tuviera ninguna política sobre el sector público. "Estoy seguro de que no era algo casual. Las empresas publicas funcionaban a su aire y eso generaba una lógica de opacidad en el control administrativo y parlamentario", lamenta.

La Comunitat, a la cola en funcionarios por habitante

Soler reitera que la voluntad del Consell es publicar las RPT porque son "fundamentales". "Me felicito por la sentencia porque nos obliga a ser mas dinámicos en esto, pero hay que decir que somos la segunda región con menos funcionarios por cada mil habitantes", recuerda el conseller de Hacienda en relación a la escasez de recursos con los que cuenta la administración.

Respecto a si el Gobierno central abrirá la mano para permitir a las comunidades contratar a más personal público del que se jubila cada año, aseguró que prefiere ser "optimista" sobre las posibilidades de que se ponga fin a una tasa de reposición "calamitosa" porque, si no, el sistema "revienta". "En la Conferencia de Presidentes lo pedimos porque si no, no podemos afrontar los servicios públicos fundamentales, los pilares del estado del bienestar", recuerda.

"El caso extremo es lo que está pasando en FGV, que necesita 150 personas como mínimo y la tasa de reposición lo impide. Tenemos carencia de maquinistas y es posible que llegue julio y no podamos poner en funcionamiento algunos trenes porque no tenemos personal. ¿Debemos tener comportamientos ilegales para que los servicios públicos funcionen? Es un dilema muy grande el que tenemos las comunidades autónomas", explica el titular de Hacienda.

Foto: KIKE TABERNER

Por otra parte, respecto a los planes de reforma del sector de cajas rurales y cooperativas de crédito, destaca la importancia de extender la banca de proximidad para el mejor conocimiento mutuo de los agentes financieros y los empresarios.

Además, Soler confiesa estar "muy orgulloso" de la marcha del del IVF y del trabajo que Manuel Illueca está desarrollando como director del instituto. "Estamos en la senda de cumplir nuestros compromisos de distinguir la actividad de política financiera de la generalitat de la banca publica del siglo XXI", recuerda Soler sobre la previsible escisión de una parte del IVF a finales de este año para funcionar como Banc de la Generalitat.

Para ese proyecto, en el que se quiere ir "de la mano" de la banca tradicional, Soler asegura contar con el apoyo de la banca tanto para ese proyecto como para que la SGR deje definitivamente atrás la "situación lamentable" en la que se encontraba desde 2013 para "volver a ser lo que debería haber sido siempre".

Sobre el inventario de bienes en el que trabaja su departamento, Soler confiesa que es un proceso "complicadísimo" para el que ha eludido dar plazos porque lo que estaba hecho era "muy antiguo y muy disperso". "Es increible, hay cosas que no me podía creer cuando llegué a la Conselleria. No se podía hacer política sobre eso", critica.

"Hacia la internacionalización Forinvest"

Respecto a la décima edición de Forinvest que concluye este jueves en Feria Valencia, Soler destaca que se trata de una iniciativa que en su momento fue arriesgada pero que ya está totalmente consolidada. "Hemos conseguido que este sea el lugar de networking de todo el mundo financiero español y el empresariado", resalta.

A su juicio, Forinvest "se ha consolidado y ha de dar los primeros pasos hacia la internacionalización". "El objetivo es vincular la europeidad deseable de esto porque esto sí es poner a Valencia en el mapa en positivo", concluye Vicent Soler.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email