GRUPO PLAZA

AL OTRO LADO DE LA COLINA  / OPINIÓN

2019, el estallido del Globalexit

Llegados a estas fechas, es momento de hacer el correspondiente acto de contrición anual, sin un buen diagnostico no se pueden implementar las medidas para restablecer la paz social.

28/12/2019 - 

VALÈNCIA. Este año, que estamos a punto de dejar atrás, prometía mucho al principio, porque había tanto y tanto que conmemorar que al final parece que se ha quedado en poco que celebrar. Y desde luego en la bendición Urbi et Orbi del Papa Francisco de este año lo ha dejado claro con la gran descripción de los conflictos y guerras que nos acechan, que como dijo el rey Felipe VI en su discurso de Nochebuena “el mundo no vive tiempos fáciles” y que solo si permanecemos unidos bajo el imperio de la ley podemos hacer frente a la “incertidumbre, de cambios profundos y acelerados que provocan en la sociedad preocupación e inquietud”.

Pues fíjense si teníamos que conmemorar hitos históricos, aquí en Europa hace 70 años se fundó la OTAN como una alianza política que defendiera a la Europa libre de la apisonadora de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), pero cuatro décadas después, hace 30 años y después de hacer bien su trabajo, en 1989, un 9 de noviembre se produjo la caída del muro de Berlín, que supuso el fin de la guerra Fría, por la desintegración/implosión de la URSS, lográndose el triunfo del bloque occidental. Después vino la reunificación de Alemania (cuando se conmemora el 80 aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial), la ampliación de fronteras de la UE y de la OTAN hacia el Este, etcétera, etcétera. Pero ese mismo año, 1989, se produjo un paso atrás en los procesos democráticos, con los hechos acaecidos en la República Popular China (RPC), pues tras el estallido de libertad que se produjo en Pekín durante semanas en la plaza de Tiananmén, el régimen comunista puso en marcha sus tanques y produjo tal masacre en aquel lejano junio del 89, pues aún a dia de hoy, el número total de muertos y ejecutados se desconoce.

Hablando de China es inevitable citar la gran exhibición de poderío que su líder, Xi Jinping, realizó el pasado 1 de octubre conmemorando el 70 aniversario de la fundación de la RPC por Mao Tse-tung en 1949, y desde luego ha sido como una salida del armario en cuanto sus propósitos imperiales, pues hasta ahora el desarrollo chino parecía muy taimado y soft, siguiendo aquella máxima de Sun Tse “cuando seas débil aparenta ser fuerte y cuando seas fuerte aparenta debilidad” pero parece contagiado de los modos occidentales, y han decidido exhibir músculo. Más aún cuando tiene sus debilidades internas con la crisis de Hong-Kong y el problema de Uigures en Xinjiang, y en ambos casos está aplicando una dura represión, en el caso del centro financiero ex-colonia británica, más visible y de menos intensidad, y para el caso de la etnia musulmana casi invisible y de gran intensidad.

En el continente americano se celebraban varios acontecimientos de medio milenio (nada más ni nada menos que 500 años) alrededor de nuestra historia, como ha sido la celebración de la fundación de Veracruz por Hernán Cortés o de aquel primer encuentro entre éste con el emperador Moctezuma en el Gran Tecnochtitlán, o la fundación de la Ciudad de Panamá, así como la partida de la expedición Magallanes-Elcano para efectuar la primera circunvalación del mundo, aunque la más polémica ha sido la celebración de la fundación de La Habana, que por cierto el régimen Castrista ha utilizado para hacer propaganda de su régimen totalitario, justo en el año que celebraba el 60 aniversario de la entrada de Fidel Castro, aquel 1 de enero de 1959, en Santiago de Cuba. Otro pais americano que se desliza por pendientes totalitarias (además de Venezuela que ya está instalado en el conflicto civil) es la Nicaragua de Daniel Ortega donde la represión alcanza limites que recuerdan la de aquella revolución Sandinista que en 1979 triunfó (y que también cumplía 40 años) y que está siendo prácticamente silenciada, o al menos ignorada por los mass media, será porque uno de los grandes colectivos perseguidos son los cristianos, y eso parece no importar a los globalistas.

En fin ya ven que son multitud de acontecimientos, y muchos más que nos dejamos en el tintero, pero lo realmente importante de este año es que se ha evidenciado el inicio del fin de la Globalización, como ese sistema Multilateral en el que las Corporaciones y Organizaciones Internacionales están por encima de los Estados, y de sus gobiernos democráticamente elegidos. Este proceso se ha visto en la crisis de muchas de esas organizaciones, como la OTAN que Emmanuel Macron declaró en muerte cerebral, y donde una Turquia Neotomana de Rayip T. Erdogan está haciendo la guerra por su cuenta, y parece que va directa a meterse en el avispero Libio.

La ONU también se encuentra en situación de bloqueo, y sea podido ver durante toda la crisis de Siria, y sobre todo en la Cumbre Climática en la COP25 Chile-Madrid, donde los principales países contaminantes no han aparecido y no se han conseguido objetivos claros; otro caso es el bloqueo de la Organización Mundial del Comercio cuyo Tribunal de Arbitraje está paralizado, si efectivamente, por voluntad de Donald Trump; o la inestabilidad en Iberoamérica donde movimientos de izquierda radical bolivariana están poniendo en solfa, mediante disturbios y sabotajes, los gobiernos legítimamente elegidos por los ciudadanos por ser de centro-derecha, parece que estos “progresistas” de toda la vida quieren conseguir en la calle lo que no han ganado en las urnas.

Ya ven como decía el rey, época de incertidumbres, donde el Brexit (otro proceso de desintegración de lo global-integrador) ya tiene fecha gracias a la victoria incontestable a Boris Jhonson, y el sistema Multilateral se desliza hacia otro Bipolar, USA versus China (con apoyo de la Rusia de Vladimir Putin), muy al gusto de ese gran estadista que es Henry Kissinger defensor de los equilibrios y el Balance of Power, y donde habrá que renovar un nuevo “pacto social” entre la ciudadanía, y los Estados y entre éstos.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email