X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

#PLAZA LOCAL: PROGRAMA 4 

80 años del último bombardeo sobre València

19/03/2019 - 

VALÈNCIA. Este martes 19 de marzo aprovecharemos las fiestas para hacer un viaje al pasado, al 22 de marzo de hace ahora 80 años. Con los historiadores Fernando Sanz y César Guardeño recordaremos el bombardeo sobre el Puerto de Valencia que marcó la caída de la ciudad a manos del ejército de Franco. 

Sanz, que en la actualidad está concluyendo un estudio histórico inédito sobre los bombardeos durante la Guerra Civil, reivindica la necesidad de una mirada histórica que incluya la perspectiva militar, hasta ahora olvidada. Hijo de un coronel de Artillería y apasionado de la Historia, Sanz considera que “hay una nueva generación de historiadores” que está recuperando la visión militar sobre el conflicto, en la que cree que se pueden encontrar muchas de las claves de cómo se desarrolló la Guerra Civil. Así, citó el ejemplo del mundo anglosajón, donde, “desde la I Guerra Mundial” han tenido en cuenta la perspectiva militar.

Guardeño por su parte nos recordará el contexto. Aquel bombardeo supuso el inicio de la última semana de la València republicana. Para el historiador el ataque fue cruel, ya que se emplearon bombas de 250 kilos contra una ciudad derrotada, “bombas que podían dañar y destrozar un refugio antiaéreo”. Guardeño y Sanz recordarán que no existe un número confirmado de víctimas, aunque se han manejado varias cifras.

Para Sanz el bombardeo sobre el Puerto de València fue “el típico bombardeo estratégico” que en inglés se denomina carpet bombing. “En este tipo de bombardeo no se selecciona un objetivo”, explica Sanz, “sino que tú marcas la primera bomba y sabes que las demás van a caer en tropel alrededor”. Para él el ataque no tenía “mucho sentido” y en él influyó mucho el malestar de los aliados italianos por un acuerdo de Franco con el gobierno británico.

Guardeño y Sanz también compartieron sus conclusiones sobre el búnker de El Saler. Así, han confirmado que los cañones nunca estuvieron montados. Sanz hizo una invocación para que el Ayuntamiento de València inicie los trabajos para restaurar y recuperar la galería de túneles del búnker.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email