X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de enero y se habla de inmobiliario hangry vtc REALITY SHOW MINISO retail
GRUPO PLAZA

Adiós al último tramo de vía única de València a Lyon que frenaba la conexión con Europa

14/01/2020 - 

CASTELLÓ. Con el estreno, este lunes, de la variante de Vandellós, el Corredor Mediterráneo da un salto de calidad. Lo hace porque elimina el último tramo de vía única que existía entre València y Lyon, en Francia, y que por lo tanto frenaba la conexión de la Comunitat Valenciana con Europa.

Y es que el nuevo recorrido sitúa el trazado al sur de Tarragona en parámetros de igualdad con el resto del Corredor, cuya duplicación de la vía comenzó en la Comunitat "en 1967, con el tramo entre València y la Font de Sant Lluís", recuerda el comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira

El nuevo trazado, con una longitud de 64 kilómetros, sustituye así la vía única que, paralela al Mare Nostrum, recorría los 39 kilómetros que separan Vandellós de Tarragona. El incremento de la distancia viene marcado, entre otros factores, porque el fin de la variante se materializa en la estación del Camp de Tarragona, al norte de la ciudad catalana y donde conecta con la línea de alta velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona (o con el Nudo de Vila-Seca si se quiere circular por la línea convencional Reus-Tarragona, no utilizada por los trenes de Larga Distancia).

Las principales infraestructuras de la variante, para la que se ha materializado una inversión de 700 millones de euros, son el túnel de Los Rojales, de 1,9 kilómetros, así como viaductos que suman una longitud de 9,1 Kms. Con ello, se ha eliminado además el paso por once pasos a nivel que se realizaban en el antiguo trazado.

Para poner el nuevo recorrido en servicio, durante el pasado fin de semana Adif trabajó contrarreloj en los tres kilómetros situados más al sur de la variante con el fin de conectar con la línea en funcionamiento. Esto culminó a las las 4.25 horas de la madrugada de este lunes, cuando ha entrado en servicio el nuevo trazado, situado entre las localidades tarraconenses de l'Ametlla de Mar y l'Hospitalet de l'Infant.

Los Euromed, en doble ancho y a 250 Kms/h

De esta manera, los trenes Euromed parten ahora de Alicante circulando en ancho ibérico, algo que realizan en todo su recorrido, incluido el paso por València y Castelló, hasta las cercanías de la estación de Camp de Tarragona. Justo antes, en el paso por el cambiador de ancho de La Boella, el tren migra del ancho ibérico (1.668 milímetros entre las vías) al internacional (1.435 mm.). 

Con ello, el Euromed puede alcanzar los 250 kilómetros por hora en el tramo entre Tarragona y Barcelona (y también en la continuidad hasta Figueres), algo que ya han conseguido los convoyes que han circulado este lunes. 

En busca de futuros ahorros de tiempo, evitar el paso por el intercambiador, donde la velocidad se reduce al máximo (e incluso, como este lunes, se llegan a detener las máquinas) es fundamental. Pero para ello primero se tienen que acabar las obras entre València y Castelló, acometer la continuidad desde la capital de la Plana hasta la variante de Vandellós y posteriormente ejecutar el cambio de ancho en esta variante. Y para ello todavía restan varios años. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email