Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

entrevista a la doctora valenciana, medalla de honor de la Red Vives de Universidades

Ana Lluch: "No concibo el futuro de nuestro país sin una mayor inversión en Ciencia y en Investigación"

22/11/2020 - 

CASTELLÓ. "Es la oncóloga más prestigiosa de este país". "Tiene todas las cualidades fundamentales de los grandes médicos". "Es una excelente persona y una excelente doctora". "Un referente en el cáncer de mama". Estas son algunas de las opiniones con las que nos podríamos topar si preguntásemos a la sociedad quién es la doctora Ana Lluch (Bonrepós, Valencia, 1949). Y no es para menos. La oncóloga valenciana lleva media vida entregada a la medicina y la investigación oncológica, tanto es así que la Conselleria de Sanidad le otorgó un permiso especial para seguir ejerciendo pese a sus 71 años. 

La oncóloga arrastra a sus espaldas multitud de premios y reconocimientos entre los que destacan la Alta Distinción de la Generalitat al Mérito Científico 2010, el premio Isabel Ferrer de la Conselleria de Bienestar Social o el premio Salud y Sociedad de la Conselleria de Sanidad de la Generalitat. A estos galardones se suma ahora la Medalla de Honor de la Red Vives de Universidades -de la que forma parte la Universitat Jaume I de Castelló-, con la que fue reconocida el pasado viernes en la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona.

Firme defensora de la sanidad pública y pionera en romper techos de cristal, Lluch fue la primera catedrática de Medicina especialista en cáncer de mama en la Universitat de València. En la actualidad, la doctora está al frente de la unidad de investigación de biología en cáncer de mama del Incliva y es académica numeraria de la Real Academia de Medicina y Ciencias de la Comunitat Valenciana y miembro, entre otras, de la Sociedad Española de Oncología Médica, de la Sociedad Europea de Oncología Médica y de la Sociedad Americana de Oncología Clínica. 

Considerada la mejor oncóloga de España y con su nombre entre los 100 mejores médicos de España de la lista Forbes, la doctora valenciana hace un hueco en su agenda para agradecer este último reconocimiento a su trayectoria y recordar la importancia de la inversión en Ciencia e Investigación en esta entrevista para Castellón Plaza.

-Lleva usted prácticamente toda la vida dedicándose a la medicina y la investigación, ¿qué fue lo que le impulsó a hacerlo y qué le llevó a decantarse por la oncología?
-Desde que era niña mi sueño era ser médico para poder ayudar a todo aquel que sufriera cualquier enfermedad. Con el paso de los años la especialidad de Oncología fue atrayéndome más, tanto por el contacto estrecho con el paciente como por la vertiente investigadora. La investigación nos permite conocer mejor la biología del cáncer, buscar nuevas dianas terapéuticas y nuevos fármacos dirigidos para conseguir la mayor eficacia con el menor número de efectos secundarios.

 -La Red Vives de Universidades la ha condecorado con la Medalla de Honor. ¿Qué supone para una profesional que arrastra tantos galardones y reconocimientos a lo largo de su carrera este nuevo premio?
-Es para mí un honor recibir este reconocimiento, y quiero mostrar mi gratitud  por haberme elegido entre los numerosos candidatos que reúnen las cualificaciones para ser reconocidos con esta medalla. El conocimiento, la ciencia y la innovación son los elementos estratégicos fundamentales para asegurar la competitividad de un país, por ello debemos fomentar y proteger la investigación de calidad y este galardón es un impulso para continuar trabajando por este objetivo común.

-El cáncer de mama en mujeres jóvenes se caracteriza por ser mucho más agresivo que en mujeres de mayor edad. Este hecho le ha llevado a centrar gran parte de su trabajo como investigadora en este tipo de cáncer...
-Aunque la edad media de aparición del cáncer de mama sean los 61 años, aproximadamente una de cada cuarenta mujeres diagnosticadas con cáncer de mama es muy joven, lo que constituye de un 5 a un 7% de todas las muertes por cáncer en estas mujeres. Los tumores de estas pacientes exhiben, habitualmente, características patológicas más agresivas que las pacientes mayores  Por lo que, normalmente, reciben tratamientos más agresivos (en cuanto a cirugía, radiación, quimioterapia, terapias biológicas y terapia endocrina se refiere).

Debemos también apuntar que las mujeres jóvenes son normalmente premenopaúsicas al diagnóstico y en muchos casos tras la quimioterapia entran en una situación de amenorrea, que en algunos casos es permanente, e infertilidad (un problema muy importante para mujeres que probablemente deseaban tener hijos en el futuro). Todo esto puede causar efectos secundarios y tiene un impacto importante en la calidad de vida, llevando en muchas ocasiones a desequilibrios psicológicos a largo plazo. Por todo ello, considero que es un problema prioritario y al que la investigación debe dar solución.

-La revista Cancers publicó hace unos meses el resultado de la investigación impulsada por el Incliva de un nuevo fármaco que podría ser un potencial tratamiento para esta enfermedad en mujeres jóvenes…
-Este trabajo es la continuación de un proyecto que se lleva desarrollando desde 2013 en el que tratamos de entender mejor el cáncer de mama en mujeres jóvenes. Después de estos resultados preliminares que nos han mostrado las principales alteraciones epigenéticas en el cáncer de mama en mujeres jóvenes, empezamos un nuevo estudio para analizar la potencial utilidad del tratamiento inhibidor de HDAC5 para el cáncer de mama en mujeres jóvenes. 

La primera parte de estos estudios se ha publicado en la revista Cancers (SS Oltra 2020). El estudio ha dado buenos resultados en líneas celulares y la siguiente fase, que se está desarrollando, es probar este potencial tratamiento para el cáncer de mama en mujeres jóvenes en cultivos organoides 3D. Estos cultivos 3D se establecen a partir de los tumores extraídos de pacientes en la cirugía y se crecen en condiciones muy bien establecidas en el laboratorio. Los cultivos 3D presentan propiedades similares a la de los tumores en los pacientes y son un sistema prometedor para el estudio de nuevas terapias. En nuestro caso, estamos estableciendo estos cultivos 3D para analizar el efecto del inhibidor de HDAC5 en ellos. Con la finalidad última de poder ofrecer a nuestras pacientes jóvenes un tratamiento más dirigido contra su enfermedad.

-¿En qué nivel podríamos situar ahora mismo la investigación en la Comunitat Valenciana?
-La Comunidad Valenciana actualmente presenta unos altos niveles de excelencia en Investigación. Aún así aún debemos exigir más recursos públicos a la Investigación y a la Sanidad en general.

"La Comunitat actualmente presenta unos niveles de excelencia en Investigación, aún así debemos exigir más recursos públicos"

-¿Y a nivel nacional?
-Aunque como hemos hablado anteriormente, España goza de una Investigación y unos profesionales excepcionales, yo no concibo el futuro de nuestro país sin una mayor inversión en Ciencia y en Investigación. En mi opinión, debemos poner todos nuestros esfuerzos, tanto a nivel individual como colectivo, en continuar el camino iniciado hacia una sanidad y una investigación de calidad que permita personalizar los tratamientos. Creo que todos deberíamos luchar para que el apoyo desde las diferentes instituciones públicas españolas a la Sanidad y a Investigación se incrementara exponencialmente. Siempre con la finalidad última de beneficiar al paciente.

-La sanidad pública, de la que usted ha sido siempre firme defensora, atraviesa momentos muy difíciles a raíz de la pandemia del coronavirus. La investigación también se ha visto afectada por esta crisis.
-Aunque esta crisis debida a la pandemia por la covid-19 nos ha afectado a todos y muy concretamente a los que nos dedicamos a la Sanidad, he de decir que me siento orgullosa de los esfuerzos que todos tanto médicos como investigadores básicos hemos hecho durante estos meses para que  nuestros proyectos sigan adelante. Aunque como hemos dicho anteriormente necesitamos incrementar el apoyo desde las diferentes instituciones públicas españolas a la Investigación. 

Debemos ser conscientes de que el objetivo final de la investigación biomédica es el de proporcionar bienestar a toda la sociedad. Por ello es imprescindible que desde las instituciones públicas de nuestro país se incentive la Investigación. La sociedad debe saber que sin investigación no podríamos hablar de diagnosticar el cáncer en etapas tempranas, de mejorar el pronóstico de nuestros pacientes, de aumentar la calidad de vida a lo largo del tratamiento y mucho menos de curación.

-¿Qué podría decirme sobre el Instituto Oncológico del Hospital Provincial de Castellón?
-El instituto oncológico de Castellón lleva más de 25 años prestando una atención integral y de calidad a los enfermos oncológicos . Con unos profesionales excelentemente preparados en Medicina y en Investigación. Todo ello encaminado a proporcionar una atención personalizada  tanto al paciente como a sus familiares.



Noticias relacionadas

entrevista a la oncóloga y catedrática de la uv

Ana Lluch: "Hay que desmontar la idea de que el cáncer es igual a muerte"

Por  - 

A caballo siempre entre la consulta, las aulas y el laboratorio, su nombre reluce como la referencia del cáncer de mama en España. La oncóloga Ana Lluch, que acaba de recibir la medalla del Consell Valencià de Cultura, es una de las pioneras tanto en la puesta en marcha de unidades de mama como en la investigación de nuevos avances contra los tumores. Los dos logros han permitido la curación del 80% de los casos, en los tiempos en los que el diagnóstico supera ya en importancia al tratamiento

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email