Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

recomiendan crear un comité de crisis

Cómo actuar en caso de tener un positivo por Covid-19 en un alojamiento turístico según la guía de Hosbec

11/05/2020 - 

BENIDORM. La guía de la patronal hotelera de la Comunitat Valenciana, Hosbec, para actuar frente a las consecuencias del coronavirus Covid-19 durante el desconfinamiento y la reapertura de los establecimientros, también señala cómo actuar en caso de tener un positivo en el alojamiento o si hay un brote de la epidemia. Una de las medidas pasa por crear un gabinete de crisis que esté formado para afrontar la situación.

En primer lugar, si la situación está controlada solo por un positivo (en investigación o confirmado), las recomendaciones cambian en caso de que éste sea cliente o personal del hotel. En caso de que sea un trabajador, deberá mantenerse en aislamiento domiciliario hasta que los servicios sanitarios valoren su situación y determinen las medidas a seguir. Se procederá a la desinfección preventiva de su puesto de trabajo y objetos en su entorno que pudieran ser compartidos con el resto de empleados. 

Si se confirma el positivo, corresponde a las autoridades sanitarias investigar los contactos con esta persona y comunicar al establecimiento y/o personas afectadas las medidas preventivas a aplicar. Pero si esto no sucede, deberá ser el propio establecimiento quien comunique esta situación a los contactos más estrechos (compañeros fundamentalmente) del riesgo de contagio y que deben permanecer en vigilancia activa de síntomas.

Las medidas cambian si el posible infectado es el cliente. Entre las recomendaciones, aconsejan solicitar el aislamiento en la habitación hasta recibir instrucciones por parte de los servicios sanitarios. Si es un viaje organizado, se tendrá que trasladar la situación a los guías contratados. Habrá que facilitar atención sanitaria (telefónica o presencial) en la habitación. Asegurar (dar soporte en caso necesario) de que exista una valoración médica respecto a la Covid-19. 

En caso de confirmación positiva, deberá estudiarse la posibilidad de traslado del cliente a un centro hospitalario o domicilio particular en las condiciones de seguridad que establecen las autoridades sanitarias. De no ser posible, se establecerá en colaboración con las autoridades sanitarias un protocolo de actuación según el caso concreto. En todo caso, recuerdan que el establecimiento no tiene potestad para retener contra su voluntad a una persona.

Foto: RAFA MOLINA.

El hotel también se puede ver afectado cuando el enfermo ya no está alojado. Para ello, aconsejan si es posible, bloquear la habitación durante al menos una semana y aplicar, previo uso, un protocolo específico de limpieza de habitación de personas contagiadas.

Todas las tareas de limpieza se realizarán extremando todas las medidas de seguridad precisas para evitar contagios. Además, a todos los clientes que permanezcan en sus alojamientos en condiciones de aislamiento se les facilitará el servicio de comida y bebidas teniendo en cuenta  dos aspectos. La comida estará depositada en una bandeja sobre un carro que quedará fuera del alojamiento y se avisará al cliente para que la entre (el carro no debe entrar). Cuando termine, la debe dejar fuera de la estancia. Además, la vajilla sucia y bandeja se manipulará con guantes, los cuales se desecharán tras su uso y se lavará (vajilla y bandeja) en lavavajillas.

Normas para el acompañante

La guía también tiene en cuenta la situación del acompañante de la persona enferma. Si la unidad de alojamiento no dispone de dormitorios y aseos separados, en la medida de lo posible se ofrecerá una unidad de alojamiento alternativa lo más cercana posible. También tendrá que estar autoaislada siempre que se pueda.

En caso de brote epidémico

"Dada la difícil situación que supone para un establecimiento enfrentarse a un brote epidémico (de Covid-19, o de cualquier otro agente infeccioso), especialmente en los momentos iniciales donde la información suele ser imprecisa, se recomienda tener prevista la formación de un comité de crisis", apuntan en la guía. Se trata de un grupo de responsables de la empresa, de asesores externos y/o de autoridades sanitarias que van a gestionar de forma directa la crisis.

Así, el comité debe estar formado por personal de gerencia y dirección con capacidad de toma de decisiones. También recomiendan que estén los responsables de aquellos departamentos más directamente implicados en la crisis (limpieza, servicios restauración y recepción o atención a clientes). "Convendría contar con asesores externos, con experiencia suficiente en la gestión de crisis sanitarias", apunta el documento de Hosbec.

Con todo, para actuar ante esta situación, la guía establece que se tiene que comunicar el posible brote a las autoridades sanitarias y que les digan qué medidas aplicar. Además de gestionar la información desde el inicio, tanto de ida como de salida: para clientes, empleados, agencias de viaje, medios de comunicación y redes sociales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email