X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el festival convierte 6 municipios en un plató 

Cortometrando demuestra por qué es rentable grabar una película desde Castellón

30/07/2019 - 

CASTELLÓ. A Cortometrando le toca ir pulsado de nuevo el botón de rec. Y lo hace en un año cargado de nuevos rostros. Con seis ediciones a sus espaldas, el festival de cortometrajes de la Diputación de Castellón ha renovado su equipo técnico para corresponderse al cambio de gobierno. Así, los socialistas que llegan para hacerse cargo de décadas de gestión en manos del PP, mantiene como una de las mayores 'joyas' de su programa este certamen que tiene como modus operandi el convertir en un plató de rodaje a pueblos sobre los que no se suele colocar ningún foco, y otros sobre los que de vez en cuando sí. "Pocas personas saben que esta es una tierra de ingenio y creatividad", afirmaba el presidente de la Diputación, José Martí, ayer en su presentación en el Palacio Provincial. También, por su parte, la diputada de Cultura, Ruth Sanz, aseguraba que su propósito no es otro que apostar "firmemente" por realzar el sector audiovisual. Un sector que suele pasar de puntillas por Castellón y que quieren fortalecer gracias a la inversión institucional. 

Los nuevos rostros se corresponden, por un lado, a su dirección que este año corre a cargo del madrileño Raúl Cerezo, todo un experto en la materia. Director, productor, técnico y guionista de cine, televisión y eventos cinematográficos; Cerezo acumula en su currículum más de 100 ediciones de festivales, al haber estado en una decena de estos certámenes. Los más longevos, Escorto, Córtate, Cortopatía y Cortópolis. Sin embargo, lo que le atrae de Cortometrando es su apuesta firme por ideas que están en incubación. "Creo que es el festival 'express' que más destina a producciones en proyecto", ha asegurado en varias ocasiones el cineasta. Y es que la cita reparte 900 euros a cada obra seleccionada, 1800 a la que sea premiada y otros 800 que escoge con su votación el público. Mientras que la media nacional ronda entre los 300 y 400 euros. 

"En España se publican todos los años 1300 cortos: unos 1000 se hacen con mil euros, unos 150 se hacen entre dos mil y cinco mil euros, mientras que un porcentaje muy pequeño navega desde los diez mil hasta dos o tres producciones que, de forma excepcional, están en los ciento mil euros", señaló el cineasta, quien agrega que, sea el dinero que sea, "nadie pone inversión en cortos". Estos salen a la luz pues entre "contadas subvenciones" y estrategias de crowdfunding o favores de amigos y familiares. "Es complejísimo que una empresa invierta". De ahí el valor de una cita que "hace que salgan seis films directamente con un presupuesto de medio hasta alto".

Fanzara, uno de los 'escenarios'. Foto: ANTONIO PRADAS

En su caso, Cortometrando selecciona cada año seis municipios de la provincia sobre los cuales los cineastas deben tejer una historia hecha a medida para las localizaciones de cada municipio. De este modo, las cámaras se desplegarán por los núcleos y términos de Fanzara, Llucena, Vall d'Alba, Culla, Caudiel y la Salzadella. Mientras que los encargados de dar forma a dichos escenarios serán Sheila Beltrán, que dirigirá Ares; Nerea Pavós, directora de Rao; Ibán Asensio, con la obra Oopart; Héctor Martín, encargado de La Visita; Carles Cervera, que presenta el corto Trofeo; y Antonio Vida, con Hostal Siglo. Todos tendrán entre dos o tres días, de agosto y septiembre, para grabar el corto que será presentado a finales de octubre y del que se conocerá el ganador el próximo 16 de diciembre. Los relatos, todavía sin conocerse demasiados detalles, tientan a géneros como el thriller, la acción y persecución o el suspense. 

Un tipo de cine que lucha por ser rentable

"España ha tenido a lo largo de su historia unos 200 festivales de cortometrajes y la mitad no llega a la tercera edición", recalca Raúl Cerezo. Una pronta caducidad que refleja la falta de soporte que tienen estos tipos de certámenes y por tanto, este tipo de producciones. Así, el cineasta lamenta el "error común" que habita en la propia profesión, al achacar a muchos certámenes que no premien por selección. "Los festivales tampoco tienen dinero y donde ir a recaudarlo, porque la palabra 'corto' hace que la gente hulla. Se entiende que este mundo es muy amateur y colegial aunque no sea así. Entonces cuando pasan penurias tienen que ver con el presupuesto. Nunca he estado en un certamen donde haya mucho dinero y se lo queden los jefes. Jamás. La gente que hace esto siempre es por amor al arte, sin cobrar muchas veces sueldos. Entiendo que los creadores también estén hartos de soltar dinero para la producción y no tener recompensas, pero se respira la misma situación en todo este tipo de producción", asegura el director de Cortomentrando. 

En relación, uno de los mayores problemas que detecta Cerezo es la falta de visibilidad a la que se someten estos trabajos. "No hay dónde verlos y la gente no está dispuesta a buscarlos por otras vías porque carecen de popularidad. Sin embargo, cada año hay 60 joyas del cine español en el mundo del cortometraje y somos unos de los países en los que esta producción mejor funciona. Solo hay que ver que hemos tenido seis nominaciones a los Óscar. Pero hace falta que se siga conociendo a un nivel más popular". 

Foto: KIKE TABERNER

Con ello, la distribución se presenta como un factor clave, además de la inversión, para alcanzar un futuro sano y esperanzador en el mundo del cortometraje. El dramaturgo Carles Alberola, creador de la serie Açò és un destarifo de À Punt y jurado del festival, se atrevió en la presentación ha lanzar un reto tanto a la cadena autonómica como a Diputación de poder establecer un vínculo con la televisión para visibilizar los distintos trabajos. Igualmente, el trabajo premiado contará con ayudas de un año para poder extender su obra hasta diferentes puertos. Por otro lado, el jurado se compone además de Eva Llorach, actriz premiada con el Goya a Mejor actriz Revelación en 2019 por su interpretación de Violeta en la película Quién te cantará; Nacho Guerreros, popular actor conocido por sus actuaciones como José María en Aqui no hay quien viva o Coque en La que se avecina; Pepe Nieves, director del espacio radiofónico de cine La claqueta, de Radio Marca; y Ana Coto, editora general de la editorial Palabras de Agua. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email