GRUPO PLAZA

Más noticias

EL CABECICUBO DE SERIES, DOCUS Y TV  

Emprendedor megalómano, inversores saudíes y la fiebre de las startups: el fiasco de WeWork

Por  - 

En un momento se produjo una situación confusa con un periodista. Había pedido un café con leche y el CEO un capuchino, sin embargo el CEO se llevaba el café con leche. Los camareros de la empresa le corrigieron al periodista: "es que aquí los llamamos al revés". Resulta que el CEO llamaba capuchino al café con leche y, en lugar de corregirle, los empleados habían cambiado los nombres. Si ese era su poder de convicción en la distancia corta, no extraña que se hiciera un patrimonio de 750 millones vendiendo humo

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email