X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

charla con el brujo

Cuando la historia del rock se escribía en Alicante

3/02/2019 - 

ALICANTE. La radio rock también se realizaba desde Alicante. La magia de la radio, mucho antes de internet, era tan maravillosa que llegaba a emocionar. Apenas conocías las caras de los locutores, ni te importaba mucho. Lo importante era la música que traían. Ellos prescribían canciones que se te pegaban. Ellos marcaban el ritmo de nuestros latidos sonoros. En el rock, quizás el género más radiofónico de cuantos halla, hubieron tres locutores que como un atlas, nos mostraban lo que pasaba en el mundo. Mariskal Romero, Juan Pablo Ordúñez alias «El Pirata» y Mariano García. Eran las voces de la FM nacional. Los referentes. Los que iban jalonando la historia del rock en España con su voz. Pero en aquel entonces, Alicante no se quedó atrás y también hubo una persona que se puso a los mandos de un programa de radio para hablar de rock. Su nombre es José Antonio Marroqui: El Brujo.

La radio a finales de los ochenta seguía siendo el gran altavoz de la música que la gente escuchaba, pero por supuesto no era tan fácil ser locutor como hoy en día. «Todo empezó en Junio de 1987», recuerda el locutor. «Yo trabajaba en una carpintería y el dueño era primo de los dueños de una emisora, Onda Almoradí. Mi intención era dar a conocer en el sur de la provincia la música que me gustaba, el heavy rock. Sin darme cuenta, una noche de miércoles, a las 22 horas, estaba sentado delante de un micrófono». 

El sur de Alicante tenía desde entonces un hueco donde encontrar joyas de la música y donde poder hablar de las bandas locales. «El programa se llamó Diamante en bruto, nombre que saqué de una cinta que compartían The Rolling Stones y The Beatles». El nombre de guerra por el que se le conoce, y que era tan importante entre los locutores de aquellos años, salió de forma espontánea. «Unos minutos antes de arrancar con el programa de radio, los dueños me dijeron... estás listo, ¿cómo te vas a llamar?. Me quedé en blanco, y lo primero que salió fue Dr Rock. Luego me pareció un poco cutre y patético. Nada más terminar el programa pase por el pub de un primo mío y buscando nombres me dijo: ponte Brujo», rememora con una sonrisa.

Haciendo un poco de memoria de aquellos años, El Brujo reconoce que, «entonces habían muchos programas por todo el país, tanto en emisoras así más grandes en ciudades, como en pequeños pueblos con emisoras piratas o municipales». Con todo, realizar un programa analógico y que llegaba únicamente a la zona más inmediata y no a todo el Estado, tuvo que ser un hándicap para lograr material de los primeros espadas del rock. «A base de enviar cartas a todos los sellos discográficos cada semana con las canciones que pinchaba, fui ganando su confianza y empezaron a enviar material promocional. Empezamos con las primeras entrevistas, primero a grupos de la provincia, luego llegaron las de bandas más importantes», señala Marroqui. 

Los programas de rock de la época apostaban decididamente por las bandas nacionales, además podían contribuir a su difusión también a través de apoyar los conciertos. «En esta parte de la provincia no habían muchos conciertos y mi mente inquieta empezó a dar forma a mi primer concierto, que fue en Benijofar; Benijofar al rockjo vivo, con bandas como Gehisa, Jet Sex, Potros de Acero, y algunas bandas más; fue en el 89», recuerda. La ilusión es parte del genoma de cualquiera que emprenda el camino de la cultura. Esa ilusión, y también visión, que le hizo traer a Extremoduro por primera vez a la Comunidad o a Muro a la provincia. «Más tarde, en el 91, cogí una sala en Dolores en la que inauguré con Barón Rojo y Obús en el mismo escenario, con un final muy especial con Azucena (Santa) haciendo un cover con Barón de Highway To Hell», comenta El Brujo. 

Con una productora en activo, parte de la cultura musical rockera que pasaba por Alicante, ya sea con la promoción en la radio o con los conciertos, estaba en las manos del locutor. «Todo se encauzó con Nbruto producciones, llegando a realizar muchos conciertos importantes entre Alicante y Murcia: Overkill, Exodus, Kamelot, Sepultura, Destruction, U.D.O.», recuerda. No solo apostó por la producción internacional, también creó un espacio para vivir los directos de bandas nacionales como Saratoga, Avalanch, S.A., Centinela o Angelus Apatrida.

Internet propició que mucha gente quisiera poner en marcha un proyecto de portal digital; el papel parecía condenado a una cruel muerte.  Con ello, difundir esta música de un modo más sencillo e inmediato. «Fue en el 2000, mis ganas de seguir mostrando mis ideas y gustos a otros. Me llevó a montar DiamanteEnBruto.es con entrevistas, crónicas de conciertos, reviews de discos, noticias. Pero por circunstancias personales y trabajo, lo tuve que dejar unos años más tarde», recuerda con pesar El Brujo éste ambicioso proyecto.

La radio es un virus que te entra en el cuerpo y se apodera de ti, lo sé de buen grado. El Brujo quiso ir un paso más allá cuando la radio online era casi una utopía, aunque parecía que iba a desbancar a la tradicional. «En Febrero de 2007, estaba en una emisora de la Vega Baja esperando al director para ofrecerle mi programa de radio, Diamante en Bruto, y viendo como el locutor se manejaba con ordenadores y aparatos, me llegó como un flash. En el camino de vuelta a casa le dí forma a TNT», apunta. TNT fue una de las primera emisoras online, funcionando las 24 horas con programas especializados de rock, y se emitía desde Alicante. «La idea de TNT Radio era reunir en un sólo lugar a diversos programas de todo el país, además de programas propios. Llegamos a tener hasta 36 programas, algunos de ellos con más de 30 años de historia.» dice Marroqui.  A veces los visionarios también son los que creen que otras formas de hacer las cosas es posible.

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email