GRUPO PLAZA

El Fadrell aprueba el pago de las facturas en el cajón y la oposición le reprocha su "nefasta gestión"

9/08/2021 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Castelló ha desbloqueado este lunes el pago de los 5,7 millones de euros que adeuda a una veintena de proveedores en facturas vencidas de contratos que debían haber expirado. El abono de las conocidas como facturas en el cajón -formalmente denominadas Reconocimientos Extrajudiciales de Crédito (REC)-, ha salido adelante con el voto a favor del equipo de gobierno, mientras la oposición se ha abstenido aduciendo la "nefasta gestión" del consistorio, causante del retraso en el pago. 

Excepto la edil no adscrita, Paula Archelós, que no ha intervenido, los tres grupos de la oposición han censurado la "incapacidad" del equipo de gobierno para la gestión municipal, que se ha plasmado en un pleno que han calificado de "vergüenza" los portavoces de PP y Cs, Begoña Carrasco y Alejandro Marín-Buck

Poco antes, el portavoz de Unides Podem, Fernando Navarro, y el de Compromís, Ignasi Garcia, habían hecho un "ejercicio de autocrítica", como se refirió el primero al pleno. Pero su referencia a la gestión administrativa ha sido achacada por Carrasco como un ataque a los funcionarios, a lo que Navarro ha replicado que no es así, y que asume la "responsabilidad política", pero ha remarcado que los informes preceptivos para el abono llegaron "entre el 10 y el 20 de julio". 

También Garcia ha indicado que "de enero a agosto han pasado muchos meses" y las facturas se debían haber pagado antes: "Caminar hacia la eliminación de los REC no puede significar dejar de pagar". En este punto, Marín-Buck ha recordado que la desaparición de los REC está incluido en el Acord de Fadrell, pero esta intención "queda muy lejos". 

173 facturas

Menos autocrítico ha sido el portavoz del PSPV-PSOE. Tras escuchar a Carrasco recordar que este lunes se ha aprobado el pago de "173 facturas, de 21 proveedores, que suman 5,7 millones de euros", José Luis López le ha recriminado que el PP quiera dar lecciones en este sentido cuando en 2012 tenía "48,5 millones de euros en facturas en el cajón correspondientes a 562 empresas". Esto ha sido replicado por Carrasco, quien lo ha achacado a la gestión del Gobierno español, liderado por José Luis Rodríguez Zapatero hasta finales de 2011.


Tras este debate, poco menos que estéril, y antes de la votación, el equipo de gobierno ha reprochado a la oposición que no votase a favor del pago, porque precisamente esto es lo que venía exigiendo, ante lo cual Marín-Buck ha señalado que no pueden "avalar su nefasta gestión", mientras Carrasco ha argumentado la abstención del PP en los "reparos de Intervención". 

Esto ha merecido una réplica inmediata de la alcaldesa Amparo Marco -quien antes ya había respondido a la portavoz popular por una alusión sobre sus capacidades-, quien ha insinuado que Carrasco miente porque "sabe perfectamente que todo lo que llega a Alcaldía viene precedido de una serie de informes técnicos".

En resumen, el pleno extraordinario de agosto, totalmente inusual y en una "fecha propicia", según ha señalado el portavoz de VOX, Luciano Ferrer, ha servido para desbloquear una cuestión técnica pero no ha escapado al enfrentamiento político. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email