GRUPO PLAZA

El Gobierno afirma que Sudáfrica no exporta tanta naranja como para perjudicar a la fruta local

20/12/2018 - 

CASTELLÓN. El Gobierno afirma que la importación de cítricos sudafricanos por parte de la Unión Europea no ha sido tan importante como para perjudicar a los productores citrícolas castellonenses y autonómicos y por lo tanto no piensa pedir frenarla. En una respuesta en el pleno del Congreso al diputado de Compromís Joan Baldoví, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, negó ayer la afección a la citricultura de la Comunitat. 

Concretamente, y en respuesta a la demanda para aplicar la cláusula de salvaguarda que frene el envío de fruta que le solicitó Baldoví, Calviño afirmó: "Las cifras que manejamos no permiten inferir un aumento de las importaciones tan espectacular que pueda estar causando estos daños a nuestra industria nacional como para solicitar a la Comisión Europea la introducción de contingentes arancelarios u otras medidas. De hecho las importaciones de naranja a la UE se mantienen en niveles muy similares a los años previos al acuerdo y sobre todo cuando no hay producción española, en los meses de verano".

Tras ello, en la tradicional comida de Navidad con los medios de comunicación de Castellón, el secretario general de la Unió, Carles Peris, lamentó que la ministra de Economía "no entiende el problema de la citricultura valenciana". No en vano, el aumento de importaciones europeas de naranja de Sudáfrica (que el tratado de libre comercio que entró en vigor en 2016 ha relanzado) ha aumentado un 58% desde el 2014 al 2017 y este año también va al alza, según las estadísticas del Instituto de Comercio Exterior. Solo hasta septiembre ha llegado fruta por valor de 580 millones de euros y, según el Comité de Gestión de Cítricos, la cifra actualmente ronda los 800 millones, 120 por encima de la cifra del año pasado. 

Medida para el futuro

Parece difícil así que el Gobierno, en la reunión que mantendrá hoy con las organizaciones agrarias y exportadores (representados por Fepex) pueda dar su brazo a torcer y solicitar a Bruselas la aplicación de la cláusula de salvaguardia en el acuerdo de libre comercio con África meridional. Y es que esta es, como reconoce Peris, una de las demandas que la Unió pondrá hoy sobre la mesa. Lo hará sabiendo que la incidencia del veto en la campaña actual es mínima, ya que toda la fruta que tenía que llegar de Sudáfrica ya lo ha hecho, pero con la vista puesta "en el futuro", como un precedente a tener en cuenta más adelante. 

Esto ha supuesto, según la Unió, la pérdida de 34 millones de euros para los citricultores de Castellón y de 85 para los de toda la Comunitat Valenciana. Y el daño todavía puede ser mayor. Baldoví, en la tribuna del Congreso de los Diputados, pidió al Gobierno "mirar al 2026", cuando finaliza el actual acuerdo de libre comercio con Sudáfrica, y "ya estén en producción los miles de plantones" de cítricos que se están sembrando en el país africano. Entonces, la afección puede ser mucho mayor.

De ahí la exigencia de reciprocidad que los productores, de los que el diputado de Compromís hizo de portavoz en Madrid y como expresaron el martes en concentraciones multitudinarias en toda la provincia, esgrimen ante el Gobierno y la Unión Europea. Reciprocidad en los aspectos fitosanitarios (mucho más restrictivos en el Viejo Continente) y en las exigencias para la exportación de fruta. Y es que el protocolo de cuarentena en frío que se le exige a las clementinas castellonenses para salir al extranjero "encarece" el producto y lo estropea, señala Peris, quien apunta: "No entendemos que no se les aplique". Por su parte, Baldoví expresó esto mismo en el Congreso: "Si se les exigiera lo mismo, probablemente una parte importante de la fruta no vendría". 

Ante esto, la ministra Calviño destacó que los cítricos "son el producto más regulado por el control fitosanitario" en Europa, "con requisitos específicos para la introducción" y entre ellos resaltó la inscripción de las parcelas, los controles previos a la exportación, los certificados fitosanitarios y el control a la llegada. A pesar de ello, reconoció posteriormente, este año se han producido "48 interceptaciones de mancha negra" (el hongo que atemoriza al sector citrícola estatal), de las que "33 se han producido en España y solo 2 se corresponden con envíos de Sudáfrica". "Hay un adecuado control en frontera para la importación de los cítricos", concluyó. 

Posibles movilizaciones

Todo, antes de la cita que hoy se llevará a cabo en Madrid y en la que, además de la retirada de fruta en fresco para zumo, los productores exigirán "rebajas fiscales y en el IBI", apunta Peris. El secretario general de la Unió no descarta posibles movilizaciones si en la cita no se avanza. El portavoz de la Plataforma per la Dignitat del Llaurador, César Estañol, va más allá y señala que las concentraciones del martes son el "punto de partida para comenzar a trabajar en nuevas acciones". Estañol resalta el malestar que les trasladaron "muchas personas por la situación del sector". 

Desde la Unió señalan además que la crisis motivada por la llegada de la fruta sudafricana también puede haber sido utilizada por los comercios locales como estrategia para reducir los precios de la fruta en el campo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email