X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

comienzo del curso político en benidorm

El PPCV huele sangre en los recortes: Bonig saca el colmillo contra Puig, Oltra y... aviso a Cantó

9/09/2019 - 

BENIDORM. El Partido Popular, en general ,y el de la Comunitat Valenciana en particular ha virado la popa: huele sangre en el Botànic II y centra su discurso con las cuestiones económicas. El aumento del paro, los recortes en el presupuesto de la Generalitat y la falta de financiación a corto plazo centran ahora el pronunciamiento de Isabel Bonig en sus alocuciones públicas. No es que haya dejado atrás sus hits -imposición lingüística, hoja de ruta de Cataluña, etc-. No. Siguen en el cancionero de la lideresa popular, pero se ha dado cuenta, como también parece haber mutado a Pablo Casado, que quizás con la crítica económica -ante la inminente recesión- se llegue a más electorado, o el discurso sea más profundo. El tema identitario ha quedado para los postres, pero sin olvidarlo, incluso para darle un toque de atención a Ciudadanos, y a su líder, Toni Cantó, por no secundar iniciativas judiciales contra el requisito lingüístico aprobado en algún ayuntamiento.

Bonig pone cifras sobre la mesa para desmenuzar el desastre que viene para el Gobierno valenciana. Habla de tres cantidades: 1.450 millones que, a su juicio, ascenderán los recortes; los 330 enchufados que tiene el Gobierno del Botànic II y de los 13.000 parados que ha generado la Comunitat en el mes de agosto. Y a partir de aquí despliega su argumentario. Con el mismo tono que siempre, con el mismo voltaje. Alto, muy alto. Bonig no repara si está en el hemiciclo de las Cortes, en un acto del PP o dando una charla a pie de calle. Su volumen no pasa inadvertido. Bonig saca el colmillo.

"Hay dinero, que recorte de los sillones"

Bonig sabe que los recortes pueden generar tensiones en el seno del Botànic II, de ahí que persista en esa crítica. A su juicio, hay dinero suficiente para no tener que llegar a tan drástica decisión. "Es un problema de gestión y de prioridades". Y pone ejemplos: según la popular, en unas cuentas autonómicas que se elevan a unos 21.000 millones de euros, se pueden sacar los 5 millones que se adeudan desde hace 9 meses a los 600 empleados de los centros de día de menores "de las líneas de ayudas directas de Puig para comprar voluntades y la calma política para que no le monten el pollo".

Del mismo modo, ha proseguido, se pueden evitar los recortes si echa mano de "de los 17 millones de euros que cuestan los asesores y enchufados", que ha cifrado en 330 personas, o "del 1,3 millones de euros que le acaban de perdonar a una empresa donde Puig tiene intereses y acciones", en referencia a las acciones del presidente en una empresa del Grupo Zeta. Asimismo, ha recordado la portavoz del PP que un juzgado, la Comisión Nacional del Mercados de Valores y la Agencia Antifraude están investigando el caso de las subvenciones recibidas por las empresas del hermano de Puig."Prometieron ejemplaridad" pese a esta cuestión, "nadie dice nada", le ha afeado al president.

"Nadie se queha ante Pedro Sánchez"

Bonig también ha introducido la cuestión de financiación ante la falta de Gobierno. Lamenta que antes todos reclamaban esos recursos al Gobierno de Rajoy, y que ahora manda el silencio.  "A Puig se le rompió la voz de tanto usarla, pero la usaba contra el PP pero ahora con (Pedro) Sánchez, silencio, sumisión total y absoluta", ha censurado. Y de Mónica Oltra ha dicho que, aunque cree que ahora disimula" con estar "enfadada", en las próximas semanas se aprobarán en el Gobierno en el que es vicepresidenta "recortes en los derechos de los valencianos". "Y lo hará Oltra", ha augurado. 

"Los recortes los harán "sí o sí" en una autonomía que ya "no paga la dependencia, el funcionamiento de los colegios y las universidades" y que es la "segunda más morosa y que más tarda en pagar a los proveedores", ha vuelto a clamar ante el aplauso de los más de 700 militantes del PP congregados en Benidorm. 

Después de sacar a relucir la cuestiones de Puig, Bonig ha insistido con Oltra y su particular postureo frente a los recortes. "Si después de todo esto no alza la voz" se convertirá tanto ella como su partido en "cómplice de los recortes en la Comunitat Valenciana", por lo que le ha conminado a que "rompa con los socialistas" porque "si claudican, estarán pensando más en los sillones que en los intereses" generales. "El 'pacto de los sillones' ha sido un fracaso", ha dicho en referencia al pacto del Botànic II, ya que "prometieron rescatar a las personas pero solo ha sido a los suyos porque son profundamente sectarios", ha recalcado.

Aprovechando su presencia en Benidorm, ha defendido la pujanza de esta ciudad y la Costa Blanca y ha rechazado el proyecto de la tasa turística, y ha lamentado que el pasado agosto se haya cerrado con 13.000 desempleados más en el territorio valenciano, algo en lo que han coincidido todos los parlamentarios del PP.

Por último, se ha dirigido al líder valenciano de Ciudadanos (Cs), Toni Cantó, para ayude al PP a defender la libertad de los padres a la hora de elegir la lengua y la educación en los tribunales y también a "desenmascarar la ruta catalanista" del PSPV, y le ha insistido en que "el PP no es enemigo".

Y con esto ha finalizado su intervención, en la que Bonig se ha vuelto a reivindicar ante la cúpula de Pablo Casado: ha recordado que se quedó a 4.311 votos para ser presidenta de la Generalitat Valenciana. Ha reconocido que preferiría que no hubiera repetición electoral, pero sí la hay, el PP está preparado para la cita y para defender una España unida, diversa y plural. Dixit.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email