GRUPO PLAZA

confirma un fallo que considera que el aristócrata no era un inversor experto

El Supremo obliga al Sabadell a devolver al duque de Lerma la inversión que perdió en Banco Urquijo

13/04/2021 - 

ALICANTE. Ser un aristócrata, formar parte de la realeza y gestionar un ingente patrimonio no lo convierte a uno en un inversor experto. Así lo entienden las tres instancias judiciales que, una tras otra, han condenado al Banco Sabadell a devolver al duque de Lerma, Fernando Larios, la inversión millonaria que perdió como consecuencia del "mal asesoramiento financiero" prestado por el Banco Urquijo, que luego fue absorbido por la entidad con sede en Alicante.

El aristócrata ha sido asesorado en su reclamación por el despacho de abogados Espacio Legal, fundado y dirigido por Marcelino Tamargo, y que está especializado en representar a particulares en sus reclamaciones contra entidades financieras. Fuentes del citado despacho confirman que el Tribunal Supremo inadmitió el pasado 7 de abril el recurso de casación interpuesto por el Banco Sabadell frente a la sentencia de 2018 de la Audiencia de Barcelona, que a su vez ratificaba la obtenida por el duque en primera instancia en 2016.

La sentencia ahora ratificada considera que el duque de Lerma, propietario de un importante patrimonio en suelo agrícola, no era pese a su título y cuna un inversor experto, y que Banco Urquijo le prestó un mal asesoramiento financiero que lo llevó a perder su inversión. Las fuentes del citado depacho cifran en entre 6 y 10 millones de euros la cantidad que finalmente recuperará Fernando Larios, contando las costas y los intereses.

Según ha publicado el medio especializado Confilegal y confirman a Alicante Plaza las citadas fuentes, los hechos juzgados se remontan a 2009, cuando Larios ingresó una importante cantidad fruto de la expropiación de unas fincas de su propiedad. Entonces, los asesores de su entidad habitual se pusieron en contacto con él para ofrecerle una serie de inversiones (plazos fijos y seis productos financieros de alto riesgo elegidos por la entidad demandada) por valor de más de 16 millones. 

El duque contrató todos estos productos a través de su sociedad La Reservilla, y dos años después, acudió a Espacio Legal para presentar la demanda, tras haber perdido la mitad de la inversión inicial. La sentencia de primera instancia, confirmada por la Audiencia y validada ahora por el Supremo al inadmitir el recurso del Sabadell, ya dejaba sentado que el Banco Urquijo incumplió de forma injustificada la Ley de Mercado de Valores con un servicio de asesoramiento prestado de forma deficiente, y la Audiencia ratificó que la entidad no cumplió con los estándares de calidad.

Los fallos convertidos en firmes por el Supremo al inadmitir el último recurso de la entidad con sede en Alicante concluyen de esta forma que, pese a formar parte de la realeza, el actual duque de Lerma (que accedió al título en 2000, por lo que hace más de dos décadas que forma parte de la Grandeza de España) debió considerarse un minorista con un perfil conservador, todo lo contrario de los productos que le ofreció el banco, que además no le ofreció una correcta información sobre la naturaleza de estos productos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email