GRUPO PLAZA

El agua en la salud y en el trabajo

El consumo de agua en la jornada laboral mejora el rendimiento y evita la deshidratación

28/04/2021 - 

ALICANTE. Si a lo largo del último año hemos sido conscientes de la importancia del agua en nuestra vida en general, hoy, Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, es momento de reflexionar sobre el papel que dicho elemento juega también en el ámbito laboral, donde el lavado de manos varias veces al día o el estar debidamente hidratados se han convertido también en prioridades diarias.

Importancia del agua e hidratación en nuestro trabajo

El doctor Jorge Cid, endocrino del Hospital QuirónSalud Torrevieja, sostiene que “el agua es fundamental tanto en nuestra vida cotidiana, como en el ámbito laboral”. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda beber entre 1,5 y 2 litros de agua diarios para mantener el cuerpo correctamente hidratado. Sin embargo, el desgaste que supone la actividad laboral invita a elevar esa cantidad hasta los 2 ó 2,5 litros de agua al día (el equivalente a 8 vasos de agua diarios).

Esta cantidad apenas supone entre el 2 y el 5% del agua que una persona utiliza en sus distintas actividades a lo largo de un día y que la propia OMS establece en 50-100 litros diarios. No obstante, la OMS sitúa entre 33 y 50 litros de agua al día los que una persona necesita para mantenerse hidratado y para su higiene personal. Esto es lo que la propia Organización Mundial define como agua potable: aquella agua que consumimos para beber, cocinar y mantener nuestra higiene personal.

“La recomendación es consumir entre 1,5 y 2 litros diarios, distribuidos a lo largo de toda la jornada. Si bien, en el caso de aquellas personas que por motivo u otro se han visto obligadas a someterse a una cirugía de estómago o intestino, el consumo debe efectuarse 15 minutos antes o después de las comidas”, explica el doctor Cid.

Agua y entorno laboral

La hidratación en el entorno laboral es esencial para mantener una buena salud. Una afirmación que se hace tanto más importante en un día como hoy (28 de abril), en el que pretendemos tomar conciencia de los valores necesarios para lograr una óptima seguridad y salud en el trabajo.

En tiempos de pandemia, el agua en el entorno laboral es esencial, también para la higiene. La OMS recomienda lavar las manos varias veces al día como una de las medidas higiénicas para evitar el contagio del coronavirus, pero también para evitar y reducir el contagio de otra serie de virus, gérmenes y bacterias que están en el ambiente. Además, un consumo adecuado de agua y una dieta equilibrada optimizan la actividad tanto en el entorno personal, como en el ámbito laboral, subraya el doctor Cid.

En este sentido, desde Aguas de Alicante (empresa gestora del ciclo integral del agua en las localidades de Alicante, El Campello, Monforte del Cid, Petrer, Sant Vicent del Raspeig y Sant Joan d'Alacant.) trabajan día a día para que el gesto simple de abrir un grifo de agua en el hogar, en el comercio o en la industria goce de una garantía sanitaria completa, todo ello, gracias al trabajo humano y a la tecnología más puntera.

Junto a ello y desde el inicio de la pandemia, Aguas de Alicante definió como objetivo prioritario, junto a la garantía de suministro, el de la seguridad y salud de toda su plantilla mediante una importante “actividad preventiva desplegada por el área de Seguridad y Salud, así como la gestión de las nuevas condiciones de trabajo derivadas de la pandemia”, declaran desde la compañía.

Agua y salud laboral

Tiendo en cuenta que pasamos un tercio del día desarrollando nuestra actividad laboral, dicho esfuerzo requiere de una alimentación e hidratación adecuadas. Así, junto a otros aspectos, el agua ha ido ganando importancia en el ámbito de la salud laboral; sus beneficios han encontrado el espacio adecuado, junto a la dieta equilibrada o el descanso durante las horas necesarias.

El agua es, también en el ámbito laboral, un elemento que nos ayuda a disminuir la fatiga e incrementar la concentración, evitando, además, la deshidratación. Y los dolores de cabeza que ésta produce. Otros síntomas, como la sequedad bucal, la desorientación o la debilidad, pueden ser también indicativos de que nos encontramos con un cuadro de deshidratación, en mayor o menor grado.

Para evitar que lleguemos a esta situación, el consumo de agua diario aconsejable oscila entre 2 y 2,5 litros por persona y día, con un consumo mínimo de agua cada dos horas, si bien ese intervalo debe ser menor si nos hallamos sometidos temperatura alta o a presión.

Dieta, agua y trabajo

Si nuestra actividad laboral supone, además, un esfuerzo físico alto, ello supondrá además un mayor riesgo de deshidratación, especialmente en momentos del año como el verano. La ingesta regular y continua de agua, junto a una dieta equilibrada, favorecerán el equilibrio de nuestro organismo tanto en el entorno laboral, como fuera de él.

“Una persona debe consumir entre 120 y 130 gramos de hidratos de carbono distribuidos entre desayuno, comida y cena para mantener una dieta equilibrada. Sin embargo, si nos encontramos ante personas que llevan a cabo tareas en que predomina el factor físico, esa ingesta puede subir hasta los 180-190 gramos de hidratos de carbono al día”, destaca el doctor Jorge Cid.

Como especialista en Endocrinología y Nutrición, el doctor Cid advierte del error que supone no consumir agua durante la jornada laboral con el objetivo de adelgazar. “El agua es esencial en cualquier dieta; nos ayuda a mantener nuestro organismo hidratado y a evitar los efectos del calor, especialmente durante los meses de verano”.

Noticias relacionadas

La nave de los locos

Biopsia

Le sucede a miles de personas todos los días. Un hombre acude a un centro de especialidades para conocer los resultados de una biopsia. La noche anterior ha dormido mal. Se siente muy poquita cosa cuando entra en la consulta. Su vida está en manos de lo que le diga el médico

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email