Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

CRITICAN LA INTERVENCIÓN POLICIAL AL CONSIDERARLA DESPROPORCIONADA

El sector del ocio nocturno acusa a Puig de "cargarse la Nochevieja"

1/01/2021 - 

VALÈNCIA (EFE). Los empresarios del sector del ocio nocturno, agrupados en la Asamblea Acampada Locales de Ocio y también en la Federación de Ocio, Turismo, Juego, Actividades Recreativas e Industrias Afines (Fotur) de la Comunitat Valencianan, han reaccionado este viernes frente al desarrollo de las celebraciones de Nochevieja con un mensaje crítico frente al Consell. 

"El lenguaje amenazante y los mensajes catastrofistas lanzados por la Generalitat han supuesto un mazazo para un sector, el del ocio, la hostelería y los espectáculos, exhausto por la pandemia pero sobre todo por el maltrato recibido por parte de la Administración" y, en concreto, por el Consell, que "se ha cargado la Nochevieja", ha señalado el sector, a través de un comunicado de la Asamblea.

En esa nota pública, la Asamblea Acampada Locales de Ocio señala que "una vez más la respuesta de la Administración ante los malos datos sanitarios es criminalizar a un sector de la economía y estigmatizar a una actividad profesional como es la de los disc jockeys, de forma absurda e incalificable". La Asamblea se queja de recibir "acusaciones absolutamente desproporcionadas que pretenden servir de cortina de humo a un problema sanitario que, una y otra vez, focaliza sus críticas y sus recortes sobre un sector de la economía absolutamente comprometido con la lucha contra la enfermedad y riguroso a la hora de implementar las medidas de prevención".

"Después de casi 10 meses cerrados en la Comunidad Valenciana y cuando esperábamos con ilusión una tarde en la que poder reactivar la actividad de nuestros establecimientos, el discurso catastrofista del presidente de la Generalitat y el despliegue policial e inquisitorial establecido en torno al sector del ocio y la hostelería ha aniquilado cualquier posibilidad de actividad económica, de tal manera que el balance de la tarde vieja ha sido absolutamente nefasto, como consecuencia de las miles de anulaciones de reservas que se produjeron tras la intervención del miércoles del presidente de la Generalitat"

Una terraza este 31 de diciembre. Foto: KIKE TABERNER

"Ni siquiera los 500 locales que se preveía que pudieran abrir desarrollaron finalmente su actividad ante las pésimas expectativas económicas, la ausencia de público y la presión policial. Si las pérdidas durante las Navidades ya ascendían a casi 100 millones de euros, solo en la Nochevieja el sector ha dejado de facturar 40 millones de euros que hubieran tenido un valor trascendental para la supervivencia del sector, teniendo en cuenta que el 70% de las empresas están al borde de la quiebra", dice la nota.

"Mientras tanto las decenas de miles de pisos de alquiler viviendas turísticas chalets y casas rurales han estado plenamente ocupados, desarrollando sin control decenas de miles de fiestas de Nochevieja para aquellos ciudadanos que ya no aguantan más las medidas restrictivas y de difícil explicación y comprensión", añade el comunicado.

Intervención policial desproporcionada

"Con respecto al dispositivo de intervención policial y de las fuerzas de seguridad, ha sido absolutamente desproporcionado, teniendo en cuenta que las calles estaban absolutamente desiertas. Y prácticamente no ha habido ninguna actividad", apunta. "Sin querer criticar la actuación de los agentes, que son funcionarios que desarrollan las misiones que se le encomiendan, las actuaciones sobre el público y los establecimientos que de forma heroica se han atrevido a abrir pueden calificarse de auténtico acoso. Con cordones policiales, vallados perimetrales y utilización de drones para perseguir y multar cualquier actuación al límite del sentido común".

"Paradójicamente, el balance que las administraciones municipales y autonómica ofrecen en los medios de comunicación apenas hace mención a las miles de fiestas en casas privadas chalets y viviendas turísticas que han tenido lugar durante toda la madrugada".

Policía en un local este jueves. Foto: KIKE TABERNER

"Teniendo en cuenta que todo lo anterior, la Asamblea de la Acampada del Ocio nocturno de la Comunidad Valenciana reclama la reactivación de una mesa de trabajo que permita analizar paso por paso las decisiones higiénico-sanitarias que afectan al sector del ocio y los espectáculos. Si las consecuencias de la pandemia son graves, las actuaciones improvisadas terminan generando consecuencias críticas para un sector al borde de la ruina". "No hay manera de conseguir la mínima planificación en la toma de  decisiones de la Administración, sin que se haya resuelto todavía la puesta en marcha de un Plan de ayudas económicas directas para las pymes de este sector", concluye.

Fotur acusa al Consell de "criminalizar" al sector

Por su parte, la Federación de Ocio, Turismo, Juego, Actividades Recreativas e Industrias Afines (Fotur) de la Comunitat Valenciana ha coincidido en acusar al Consell de "cargarse" la Tardevieja y la Nochevieja y ha criticado que la administración "basándose en los malos datos sanitarios, criminaliza al sector del ocio y deja sin trabajo a los artistas, intérpretes, ejecutantes y disc-jockeys así como miles de puestos de trabajo que se han suspendido con motivo de la no celebración".

Según han señalado en un comunicado, "si las pérdidas del sector en navidades ya llegaban a 100 millones de euros, se calcula que en la Comunidad Valenciana en la Nochevieja se han dejado de facturar más de 30 millones de euros".

Por otro lado, han asegurado que "se han desarrollado multitud de fiestas ilegales". "En lo que refiere a la intervención de las fuerzas de orden público se han realizado actuaciones arbitrarias dadas las faltas de instrucciones concretas e interpretaciones de la normativa, prohibiendo en algunos casos el ejercicio de la actividad como consecuencia de directrices erróneas", han asegurado.

Para Fotur, "la falta del diálogo con el sector y la aplicación de medidas de última hora, provocan el colapso del sector y la necesidad inminente de un rescate económico mediante ayudas directas al sector del ocio".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email