GRUPO PLAZA

Empresarios locales compran el Eurosol a Grupo Gimeno y La Guindilla abrirá otro gran complejo

20/08/2021 - 

CASTELLÓ. Nuevo terremoto en el sector de la restauración provincial. Dos empresarios locales acaban de firmar la compra del histórico Eurosol al Grupo Gimeno y abrirán un gran complejo de ocio y restauración. El proyecto, que está todavía en ciernes, contará con el responsable del grupo La Guindilla, José Romero, como socio ejecutivo. 

Así, será este grupo referente en la gastronomía castellonense el encargado de llevar adelante esta iniciativa turística, que supondrá echar abajo y levantar de nuevo los prácticamente 3.000 metros cuadrados de superficie de que consta el complejo, todo un referente estival para varias generaciones de castellonenses. No en vano, el proyecto comprende desde Playachica hasta la tienda de Dolores Cortés y de él quedan exentos los tres locales ubicados al sur.

Tiendas, restauración y ocio

La intención de los promotores es levantar una edificación con dos o tres plantas que permita albergar entre seis y ocho espacios comerciales "de calidad", una zona gastronómica con diferentes espacios y un beach club con el que revitalizar la fachada litoral del Eurosol, que desde hace años no presenta su mejor aspecto. Y es que este es uno de los grandes activos de la zona y Romero ya está en negociaciones con una empresa puntera de Ibiza y reconocida a nivel mundial para tratar de captarla y atraer turismo vip

El proyecto supone así una nueva apuesta para "revalorizar y dinamizar la zona", reconoce el empresario, al estilo de lo que ya ha hecho, primero con Playachica, y hace tan solo dos meses con Bocapez, adosados al Eurosol en su vertiente norte. 

Mantendrá el nombre y abrirá en primavera de 2023

La intención de los promotores es mantener el nombre del complejo, posiblemente con alguna ligera variación, "porque todo el mundo conoce el Eurosol", apunta Romero. Esta premisa, y la de alzar un espacio "singular, de calidad y atractivo" con el que ampliar el periodo de actividad en la zona -"queremos que en vez de cuatro meses esté abierto siete... o más", señala el empresario gastronómico- son las dos directrices principales de la iniciativa.

Aunque todavía no hay fecha para comenzar las obras, el objetivo es que el complejo abra al público entre Semana Santa y el verano de 2023. Todo un reto dado el volumen del proyecto y el hecho de que las edificaciones actuales van a ser derruidas para alzarlo todo de nuevo. 

Lo que tienen claro los dos inversores y el socio ejecutivo es que conformarán un recinto "que va a pasar a la historia" y que pretenden que perdure en el tiempo tanto como el Eurosol actual. Tanto es así que, con esta nueva iniciativa, Romero quiere dar carpetazo a la ampliación del Grupo La Guindilla, que cuenta ya con diez locales: "Es un proyecto del que llevo detrás muchos años y tengo mucha ilusión puesta; posiblemente sea el último y con él finiquite el crecimiento del grupo". 

De momento, tan solo una duda atenaza las mentes de los promotores: la falta de aparcamiento en la zona. Esto es algo que tratarán de resolver en negociaciones con el Ayuntamiento de Benicàssim en lo que será, seguro, una nuevo salto de calidad para todo su entorno. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email