Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

España producirá 7 millones de toneladas de cítricos y crecen especialmente las mandarinas

16/09/2020 - 

CASTELLÓ. La producción citrícola española rozará esta campaña los 7 millones de toneladas, con un crecimiento especialmente relevante de los pequeños cítricos. Según ha informado el Ministerio de Agricultura, el aforo previsto para el conjunto de zonas productoras estatales alcanza los 6,9 millones de toneladas, lo que supone un 12% más que en la temporada anterior. Esta finalmente fue un 18% inferior a la precedente (que batió el récord de productividad), apenas un punto menos de lo previsto el año pasado a estas alturas, cuando se auguraba peor. 

En una reunión telemática en que participaron prácticamente todas las organizaciones agrarias y el Comité de Gestión de Cítricos, la directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana, informó este martes de las previsiones para la campaña en ciernes, en base a los datos de las cuatro comunidades autónomas productoras: la valenciana, andaluza, murciana y catalana. 

Los pequeños cítricos crecen un 28%

Los datos muestran que la producción de naranjas crecerá un 4% respecto al ejercicio pasado, pero se situará incluso por debajo de la media de los últimos años, algo curioso para ser la próxima temporada, a priori, de alza en la producción debido a la vecería de los árboles. Un comportamiento diferente tendrán las mandarinas y clementinas, cuyo aumento está cuantificado en un 28% respecto a la campaña previa (más de medio millón de toneladas), que fue especialmente negativa para este segmento de la citricultura. 

El incremento previsto de los pequeños cítricos respecto a las cinco temporadas anteriores es del 11,6%, pero hay que tener en cuenta las malas cifras del año pasado y que en la media se incluyen tres años de baja producción y dos de alta. 

Fuente: Ministerio de Agricultura

Antes de que el Ministerio hiciera oficiales las cifras estatales, la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, auguró "un buen año" para la naranja valenciana (donde la producción rondará los 3,4 millones de toneladas, prácticamente la mitad del total español), en una campaña en la que por fin el aumento del tonelaje puede ir "en concordancia con buenos precios" debido a la elevada demanda que existe en los mercados, algo que también prevén los actores del sector

Buenos precios en la campaña anterior

No en vano, desde la irrupción del coronavirus, los mercados están funcionando excepcionalmente bien. El propio Ministerio, en su información posterior al aforo y al hacer balance de la campaña pasada, destaca: "El comercio ha mostrado un gran dinamismo, sobre todo a partir del inicio de la pandemia, al ser los cítricos una fruta de fácil conservación y durabilidad, además de aportar cualidades muy saludables". Esto ha provocado que se dispare el consumo nacional un 5,1% en cuanto al tonelaje hasta mayo. El valor ha crecido un 17%.

En cuanto a las exportaciones españolas, la caída productiva motivó que hasta marzo cayesen un 3,4%, pero su valor creció un 19%. Esto se ha logrado al priorizar los mercados tradicionales (la Unión Europea) frente a terceros países y al esfuerzo de los exportadores para cumplir los requisitos sanitarios por el coronavirus, según resalta el Ministerio. Ello llevó a rozar el medio millón de toneladas exportadas en marzo, todo un récord. 

Reunión virtual para dar a conocer el aforo estatal

Asimismo, esto ha derivado en un incremento de las cotizaciones en el campo, "sobre todo en las primeras semanas de la pandemia", reza el Ministerio, que pone como ejemplo significativo a la naranja, cuyo precio medio "se ha más que doblado respecto a la temporada 2018/19, situándose un 40% por encima del precio medio de las cinco campañas precedentes". 

Piden "grupos fijos" de collidors

Estas previsiones se han de materializar ahora en una campaña en la que, como siempre, productores y comercializadores estarán pendientes del cielo. A esta incertidumbre se suma este año la derivada del coronavirus. Por ejemplo, a la hora de evitar la propagación del virus en las tareas de recolección y manipulado. Sobre todo preocupan las primeras tras la experiencia vivida este verano en otras campañas frutícolas. 

Por ello, la consellera Mollà pidió ayer en Castelló que, además de las prácticas comunes, como guardar la distancia o mantener las medidas preventivas, han pedido al sector que las cuadrillas de collidors sean "grupos fijos" y no varíen sus componentes en función del día. En este punto, Mollà se mostró relativamente optimista al señalar que, a diferencia de otras campañas, a la citrícola "vienen relativamente pocos temporeros de fuera", ya que suelen ser grupos "consolidados".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email