X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Las mejores webseries desembarcan por cuarto año en l´Alfàs del PI

Fidewà, listo para enseñar el futuro de la ficción transmedia

25/08/2018 - 

ALICANTE. La mejores webseries desembarcan por cuarto año en l’Alfàs del Pi, en el  festival Fidewà. “Para ser un new talent hacen falta las dos efes: fe y fotos. En una foto a veces está toda una película”, sentencia Paquita Salas, el último fenómeno de las webseries españolas que ha dado el salto a una gran plataforma como Netflix. Su ironía y libertad para meter el dedo en la llaga de la industria del cine español, unida con su desparpajo castizo, cautivó a muchos espectadores, pero no a los tradicionales, sino los que buscan joyas en el universo creativo de las webseries. Sí, es cierto, detrás de todo ello están Javier Calvo y Javier Ambrossi, los Javis, y cuentan con bastantes famosos para sus gags, pero no es menos cierto que el medio que daba cobertura a las tramas, Internet, aporta ese aire de amplitud y fuerza creativa y de contenidos, amén del acceso a un público diferente del limitado a la televisión. 

Las webseries e Internet son un espacio cada vez menos virgen de creación audiovisual, que muta en múltiples formatos, utilizando el juego que aporta el contenido transmedia y reta a sus espectadores sus espectadores. José Antonio Madrid y su equipo detectaron que se estaba fraguando un nuevo mercado, con normas y códigos alternativos, y que el talento se perdía entre la extensa maraña de nuevas webseries y proyectos que aparecían cada minuto, en un grado superior de calidad artística y técnica. 


La selección y categorización de ese torrente de nuevos contenidos audiovisuales surgidos de las entrañas de red, tenían que ser expuestos ante el público. Visionado más allá de la pantalla de un ordenador, tableta o televisión de plasma. Necesitaba del calor del público y de la crítica de los espectadores, no de tuits o comentarios anónimos. No se podía perder ese talento, había que premiarlo. Era necesario que apareciera Fidewà, el festival internacional de webseries

El festival se realizará entre el 13 y 15 de septiembre en l'Alfàs del Pi, y allí se congregará lo mejor de estas producciones, tanto a nivel nacional como internacional. Para que nos hagamos una idea de la importancia internacional que ha adquirido el festival, en la edición pasada contaron con Zero, producida por titanes de la talla de Ridley Scott (Alien: el octavo pasajero, 1979) y Michael Fassbender (300, Zack Snyder, 2007), poca broma con eso. Por supuesto, esta se alzó con el premio mejor webserie internacional. 

'Cálico Electrónico', el origen de la ficción web española

Y es que este formato de contar historias parece desconocido por estos lares, aunque Paquita Salas haya logrado reivindicar su existencia en la red. Las webseries no llegaron ayer a nuestro país. Su tradición se remonta a 2004 con la irrupción de Nico Gómez y su famosísimo Cálico Electrónico, que hizo furor entre los más jóvenes, sin percatarse de la revolución que se estaba orquestando con esa nueva forma de disfrutar de una serie de, en este caso, animación. No fue la mencionada Paquita, no ha sido la primera en aparecer en la televisión española directamente proveniente de Internet, Qué vida más triste, de Rubén Ontiveros, tuvo ese honor en 2008 en La Sexta. Aquella apuesta venía precedida de un gran número de visitas, comentarios y el más rico boca a boca. 

Ontiveros, todo un visionario y pionero en esto, recibió el premio Honorífico del III Festival Fideuà de l’Alfàs del Pi, un premio que señala su impronta en este formato que ahora parece querer encontrar su hueco, tal vez pervirtiendo su propuesta inicial de estar disponible en Internet, y gratuito, por un salto a las majors de la televisión. Algo normal, pero que puede perder la frescura y libertad, mutilando así parte de su esencia. Porque las webseries, sobre todo viven, con escasos medios y presupuestos, de esa libertad que les acerca al público, esa autenticidad naíf y amateur que engancha a una generación que vive su vida dentro de la red. Entre las webseries más destacadas de su todavía pequeña vida, la valenciana Cabanyal Z, de Joan Alamar, galardonada con tres premios en la primera edición del Fidewà ha sido de las más visitadas. Con ella el director utilizó el humor negro para criticar la situación de destrucción del barrio. 


En cuanto a las webseries y las nuevas plataformas del tipo Netflix o HBO, el director comentaba que “las plataformas online son el futuro de las series, así que allí nos encontraremos con las series actuales de televisión”.  No solo las producciones valencianas alcanzan eco aquí, sino que ejemplos como la multipremiada, Todos queríamos matar al presidente, de Ana Ramón Rubio, han logrado abrirse hueco en el exterior. Este trabajo conquistó el festival especializado en este formato de Nueva York, en la categoría de mejor thriller, compitiendo con otras noventa webseries

La directora comentaba en una entrevista la situación que vive nuestra comunidad y que sin duda ayuda a potenciar festivales como Fidewà, “ahora mismo —explica Ana— es un momento excelente para el sector audiovisual valenciano, hay muchas producciones y afortunadamente así es como estamos viviéndolo ahora”. Aparte, la Generalitat ha convocado el Premio IVAJ Websèrie Jove 2018 en el festival, a la creación artística, científica y técnica, destinada a jóvenes que realicen webseries. La dotación será de dos mil euros, y promete ser un buen aliciente para promover producciones como las mencionadas de Cabanyal Z o Todos queríamos matar al presidente

El festival Fidewà seguirá enseñándonos las producciones del futuro, y lo podremos disfrutar en el Auditorio de la Casa de Cultura de l'Alfàs del Pi desde el 13 hasta al 15 de septiembre, un fin de semana de webseries. Y lo mejor, podemos disfrutar de estas producciones desde ya con una buena conexión a Internet.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email