Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

declara el primogénito, vicente sala martínez

Juicio de los Sala: "Mis hermanas querían dirigir las empresas sin tener preparación"

16/10/2019 - 

ALICANTE. El hijo varón y primogénito del matrimonio Sala, Vicente Sala Martínez, ha protagonizado este miércoles la sesión del juicio por el asesinato de su madre, Carmen Martínez, del cual se acusa a su cuñado, Miguel López. El interrogatorio ha girado en torno al funcionamiento de las empresas y las tensiones que se generaron en el seno de la familia por este motivo, que son el principal móvil del asesinato para el fiscal y la acusación particular.

Vicente Sala ha relatado que, a raíz de la muerte de su padre en 2012, sus hermanas quisieron cobrar un mayor protagonismo en la administración de las empresas, "sin tener preparación" para ello. Según el hijo varón de la víctima, el acusado, Miguel López, influía de forma decisiva en las decisiones que adoptaban sus tres hermanas (está casado con la menor, Fuensanta Sala), ya que "se lo consultaban todo", incluso por whatsapp durante el famoso consejo de administración en que lo cesaron como consejero delegado y presidente de Samar Internacional, la empresa de plástico.

El hijo mayor de la víctima del crimen ha declarado en la tercera sesión del juicio por jurado por esta causa y ha asegurado también que su madre se planteó "seriamente" y "varias veces cerrar", por pérdidas económicas, el concesionario de coches que administraba Miguel López. Ha explicado que ese concesionario dependía totalmente de las empresas de la familia por la concesión de avales, en concreto de Samar Internacional, cabecera de las compañías.

María del Carmen Martínez falleció la tarde del 9 de diciembre de 2016 de dos tiros en la cabeza efectuados a corta distancia cuando iba a recoger su vehículo en ese concesionario, propiedad de la familia Sala Martínez y cuyo administrador era Miguel López, quien se enfrenta a 24 años de prisión por los presuntos delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas. Vicente Sala Martínez, que ejerce como acusación particular, ha revelado que tras la muerte de su padre, sus tres hermanas quisieron tener más participación en las empresas familiares, mayor protagonismo, "sin tener preparación para ello", y fueron nombradas consejeras delegadas.

Las disputas familiares por el control de las empresas motivaron que María del Carmen Martínez se planteara cambiar sus estatutos para garantizar que su primogénito se mantuviera como administrador único de Samar Internacional, pero su asesinato frustró esa posibilidad, ha manifestado. Concretamente la cita para cambiar los estatutos estaba fijada para enero, un mes después de la muerte.

Antes de Vicente Sala Martínez, han declarado tres empleados de Novocar, que han abundado en el relato de los hechos que ya hicieran el martes otros dos testigos, también empleados del concesionario. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email