Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

construye un laboratorio de microelectrónica en sus nuevas instalaciones de almassora 

Kerajet invierte 15 millones y fabricará sus propios microchips tras el próximo verano

7/01/2020 - 

CASTELLÓ. Kerajet no es una empresa al uso... y lo demuestra cada día. En su constante afán innovador, la compañía de Almassora está a punto de dar un salto al alcance de muy pocos. La firma está inmersa en la construcción de un laboratorio de microelectrónica con el que pretende fabricar sus propios circuitos integrados (comúnmente conocidos como chips o microchips) que después instalará en las máquinas que diseña y fabrica. 

Para ello, la firma ha comenzado a plasmar recientemente la inversión, que alcanza los 15 millones de euros, detalla el gerente de la compañía, José Vicente Tomás. El futuro laboratorio de microelectrónica estará ubicado en las nuevas instalaciones de la firma, de 15.000 metros cuadrados, buena parte de los cuales espera tener ya disponibles en la próxima edición de Cevisama y que estarán dedicados a la innovación "y plantas piloto para los nuevos sectores" a los que la empresa se dirige. 


Tomás destaca que, cuando esté concluido el laboratorio, Kerajet será "la primera empresa de España y de las pocas de Europa" en contar con unas instalaciones similares. Y apunta que este es un paso que entra dentro del modo de funcionamiento habitual de la compañía. 

60.000 ordenadores al año

No en vano, "en Kerajet fabricamos cada año 60.000 ordenadores para instalarlos en las máquinas que fabricamos". Producir estos elementos informáticos, "similares a un teléfono móvil", apunta el gerente de la compañía, supuso "una dificultad hace unos años, pero la hemos salvado". "Y ahora hay vamos a dar el siguiente paso: fabricar los componentes de microelectrónica" necesarios para producir estos miniordenadores.

El gerente de la compañía destaca que la firma acomete esto "como un hobby", más que como un procedimiento para seguir creciendo: "Lo hacemos sobre todo porque dicen que esto es muy complicado y solo se puede hacer en Estados Unidos y Japón". Toda una declaración de intenciones del espíritu innovador de la firma castellonense.

En busca del personal

Eso sí, una de las tareas principales para materializar este proyecto es la búsqueda del personal necesario. En este sentido, Tomás reivindica el orgullo patrio: "Creemos que en España se puede desarrollar; sabemos que hay gente muy válida, tanto como en Silicon Valley o en Japón, pero tenemos que demostrar que somos capaces". 

Este salto tecnológico servirá a la compañía, referente en la impresión digital de la cerámica y que está trasladando sus avances a otros sectores, como el textil o la vajillería, para dar un nuevo impulso a su actividad desde su planta de Almassora. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email