X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

inmo-cam se deshace de los pisos vencido el plazo de arrendamiento

La empresa de VPO de Ecisa y Blackstone pone a la venta sus dos promociones en Madrid

13/07/2018 - 

ALICANTE. La actividad inmobiliaria también hace extraños compañeros de cama. La constructora alicantina Ecisa, fundada por la familia Peláez y ahora controlada por la catarí Al-Alfia, mantiene una filial inmobiliaria domiciliada en Alicante pero con su actividad principal en Madrid, cuya otra mitad pertenece al fondo de inversión norteamericano Blackstone, el mismo que compró la hotelera HI Partners al Banco Sabadell y que acaba de lanzar una OPA sobre la socimi Hispania.

Esta sociedad, Inmo-CAM Vivienda Joven, tiene como actividad principal la promoción y gestión de alquileres de vivienda protegida. La firma se fundó en 2006, tras la aprobación del Plan Joven de la Comunidad de Madrid (de ahí el acrónimo CAM, nada que ver con la extinta caja de ahorros alicantina), para promover VPO destinada al alquiler por parte de jóvenes menores de 35 años. Ecisa mantenía un 47% de participación a través de su filial Iberactivos SL, presidida por Manuel Peláez. Otro 47% fue en su día de Bankia (a través de Caja Madrid), que se lo vendió a Blackstone en 2014 como parte de su estrategia de desinversión en el sector. El fondo norteamericano, que llegó a comprarle directamente promociones enteras al Ayuntamiento de Madrid en la época de Ana Botella, entró hace unos años en varias de las empresas creadas para desarrollar ese plan de vivienda joven. El resto estaba en manos de Espacio, la rama inmobiliaria de la OHL de Villar-Mir, pero Ecisa lo compró en 2017, convirtiéndose en el socio mayoritario.

Inmo-CAM es una de esas promoras que se crearon al calor del plan de vivienda diseñado por Esperanza Aguirre, poco ante del estallido de la crisis. Los ayuntamientos ponían el suelo, las promotoras construían y gestionaban, y la comunidad marcaba las reglas: un tope máximo para el alquiler, y siete años como mínimo de arrendamiento. Una vez vencido el plazo, los propietarios de las promociones podían venderlas, si así lo estimaban oportuno (los inquilinos tenían opción a compra). Y eso es lo que ha sucedido.

Inmo-CAM Vivienda Joven tiene dos activos esenciales. Una promoción en Meco, y otra en Móstoles. Ambas levantadas con las condiciones del plan joven de la Comunidad de Madrid. Según reflejan las cuentas anuales de 2017, que se acaban de depositar en el Registro Mercantil de Alicante, la sociedad ya ha comenzado a vender los inmuebles, una vez cumplido el plazo de siete años en el que estaban obligadas a mantener el alquiler por debajo del precio de mercado a los jóvenes adjudicatarios.

Así, la memoria señala que en 2016 "la sociedad obtuvo una oferta no vinculante para la venta de la promoción situada en Móstoles por aproximadamente su valor neto contable". "La citada oferta fue aceptada por el consejo de administración de la sociedad y se prevé materializar antes de finalizar el próximo ejercicio", es decir, en 2018, "una vez se ha obtenido la certificación por parte de la Comunidad de Madrid del cumplimiento de todas las cláusulas previstas". "La mencionada operación generaría tesorería suficiente para cancelar la deuda asociada a la promoción", indica la memoria.

Asimismo, a finales del ejercicio 2017 la firma comenzó a comercializar los inmuebles de la promoción de Meco, enajenando o alcanzando compromiso de venta al cierre del mencionado ejercicio "por aproximadamente el 65% de los inmuebles comercializados, estimándose que la enajenación de la totalidad de los inmuebles se materializará antes de finalizar el ejercicio 2018", según la memoria. La deuda asociada a la mencionada promoción se encuentra vencida desde febrero de 2017. No obstante, "los administradores de la sociedad alcanzaron un principio de acuerdo para adecuar el vencimiento de la deuda a los flujos de efectivo generados por la venta de los inmuebles que componen dicha promoción". Así, la sociedad formada por Ecisa y Blackstone estima, como en el caso anterior, que "la enajenación de los inmuebles generará tesorería suficiente para cancelar la mencionada deuda".

El valor neto de las dos promociones más el resto de terrenos que posee la sociedad asciende a 18 millones de euros, según la memoria. En esos terrenos, en Alcalá de Henares, se había proyectado una tercera promoción similar a las dos anteriores, que quedó paralizada al no lograr la sociedad la financiación esperada. 144 viviendas que no se renuncia a construir si esa financiación llega. Las promociones de Meco y Móstoles registraron una ocupación del 82 y el 92 por ciento, respectivamente, durante 2017. Al final de ese ejercicio, Inmo-CAM Vivienda Joven quedó liberada para ponerlas a la venta. Los administradores estiman que el total de inmuebles de ambas promociones serán enajenados a lo largo del ejercicio 2018.

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email