Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

ya se empiezan a plantear la posibilidad de ertes en los dos sectores

Las empresas de transporte escolar y cátering le ven las orejas al lobo con el cierre de colegios

13/03/2020 - 

ALICANTE. El sector turístico ha sido el primero en notar el impacto del coronavirus en la actividad, no solo con la cancelación de reservas y la caída en el ritmo de contratación para Semana Santa y verano desde hace unos días, sino sobre todo con la suspensión de los programas del Imserso esta semana. Pero los ERTEs que se avecinan en el sector, y de los que informa también este viernes Alicante Plaza, no serán probablemente los únicos.

Dos de los sectores que se preparan para sufrir los daños colaterales del cierre de colegios, institutos y universidades decidido por el Consell siguiendo la recomendación del Ministerio son los del transporte escolar y el de los cátering que gestionan los comedores de los centros. En el primer caso, se espera que este mismo viernes se produzcan las primeras reuniones entre empresas y sindicatos para abordar posibles medidas, mientras que en el segundo ya se produjeron este jueves, según fuentes de UGT.

Las empresas de transporte escolar que cubren las rutas públicas pasaron el jueves en compás de espera, pendientes de la decisión del Consell, según estas fuentes, pero en la tarde del jueves comenzaron a producirse llamadas a los enlaces sindicales para abordar la situación este viernes. El horizonte de, al menos, dos semanas (no hay fecha para retomar las clases y se decidirá en función de cómo avance la situación) sin rutas que cubrir pone sobre la mesa la opción de llevar a cabo EREs temporales mientras dure la suspensión, aunque todas las medidas están sobre la mesa.

En cuanto a los comedores escolares, el cierre también afectará a las plantillas de las empresas de cátering que suelen prestar este servicio en los centros públicos. No se trata solo del personal de cocina, sino también de los monitores que se encargan de los alumnos en el horario de comedor. Durante las próximas dos semanas, al menos, no habrá menús que cocinar ni niños que cuidar, por lo que el sector se prepara también para aplicar ERTEs, según las mismas fuentes. En este sentido, los primeros contactos para abordar su posible aplicación tuvieron lugar ya este jueves.

Comedor escolar, en una imagen de archivo. Foto: AP

"Cuando ocurrió la DANA, el Consell asumió el coste de los dos días que se suspendieron las clases, pero este plazo es mucho más largo", explican fuentes próximas. "Serán como mínimo 15 días y hoy [jueves] ya ha habido algunas reuniones". Al parecer, muchas empresas se han anticipado a la decisión del Consell, al observar con preocupación las decisiones que tomaba Madrid y considerar que tarde o temprano se iban a replicar en la Comunitat Valenciana. Los sindicatos están preocupados porque la posibilidad de los ERTEs ya se ha puesto sobre la mesa, pero en todo caso ahora empezaría un proceso de negociación.

Las principales firmas de los dos sectores tienen previsto continuar con las reuniones entre patronal y sindicatos este viernes, para comenzar a perfilar las medidas a adoptar ante el cierre, por el momento indefinido, de todos los centros educativos de la Comunitat Valenciana.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email