X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista

Laura Porcar: de cómo fue trabajar en 'Juego de Tronos' a cómo vivir de la animación en Canadá

4/06/2019 - 

CASTELLÓ. Animación para entretener, para llevarnos a mundos jamás imaginados, pero también animación que sirve para educar y reflexionar. Las verdades que se esconden detrás de los dibujos animados suelen ser bastante crudas. De hecho, su estética las hacen más llevaderas, pero ahí están. Shrek nos enseñó un poco de estereotipos y de desmontar mitos. Él por ser ogro debía ser refunfuñón, un alma solitaria y dar miedo. Sin embargo, aunque había un poco de esto en él, también habían valores mucho más positivos. Por no hablar de Fiona, que quedaba fuera de los límites de sumisión y perfeccionismo a los que siempre se habían acotado a las princesas en los cuentos. 

También es el caso de El vendedor de humo, un corto en el que un embaucador llega a un pueblo ofreciendo su capacidad para hacer realidad los sueños de sus habitantes. Pero claro, ambicionar más de la cuenta no es bueno, tanto como faltar a la honestidad.  Laura Porcar (Castelló, 1989) sabe bien de qué hablamos. En 2013 ganó, junto al resto del equipo de Primer Frame, un Goya a Mejor Cortometraje de Animación por este mismo trabajo. Un inimaginable comienzo para la castellonense que, en su caso, le ha llevado a trabajar incluso en la animación de la séptima temporada de Juego de Tronos o en un largo surcoreano llamado Red Shoes & the 7 Dwarfs (todavía por estrenar), de la mano del estudio valenciano La Tribu Animation.

Para entender qué implicación puede tener la animación en campos tan diferenciados como puede ser una serie de fantasía medieval o en una película de dibujos animados, analizamos el sector de la mano de la castellonense, quien ahora mismo se encuentra trabajando en el Game On Studio de Canadá.

-El diseño gráfico tiene muchos caminos distintos a elegir. ¿Qué te atrajo de la animación para apostar por esta vertiente?
Las películas de animación me han inspirado desde que era pequeña. La animación es una disciplina que valoro en todos los sentidos pero sobre todo me encanta su gran potencial creativo a la hora de contar historias.

-Las series han generado poco a poco un mercado complementario que ocupa cada vez más peso. ¿Es un momento muy interesante para el sector en este campo?
-¡Sin lugar a duda es un momento muy interesante! Hay series como Juego de Tronos, Perdidos en el espacio o Love Death & Robots que están proporcionando trabajo a empresas españolas del sector. ¡Son muy buenas noticias!

-Tu misma tuviste la gran oportunidad de trabajar para la 7ª temporada de Juego de Tronos. ¿Cómo se gestó esa colaboración?
-Pues empecé a trabajar en El Ranchito, que es una empresa Madrileña que se dedica a los efectos visuales. Allí tuve la oportunidad de trabajar con grandes profesionales de la industria. Concretamente trabajé con el equipo de animación en el ejército de los caminantes blancos para el capítulo sexto 'Más allá del Muro'.

-A modo off de record y sin hacer spoilers. ¿Eres de las que aman u odian el final de la serie?
-Personalmente he disfrutado muchísimo viendo el final de la serie.

-Aun así, pese a las muchas críticas que haya podido tener por su narración, es indudable la calidad de su fotografía. ¿Cuidan cada vez más las series este aspecto?
-Siempre se intenta llegar a la máxima calidad visual, pero Juego de Tronos ha alcanzado un altísimo nivel de calidad debido a la gran acogida que ha tenido la serie, lo que le ha permitido poder contratar a los estudios más reconocidos del sector.

-¿Y los espectadores, piden productos cada vez más creíbles en cuanto a su animación?
-Claro, a medida que avanza la tecnología se depuran las técnicas y el acabado final es mejor. El público no se ha quedado atrás y cada vez es más exigente.

-¿Hacia dónde camina el sector? ¿Cuáles son los principales retos?
-Está empezando una etapa muy interesante porque se están desarrollando proyectos muy innovadores inspirados por los nuevos soportes. Se exploran nuevos caminos buscando que el espectador tenga más interacción, como sucede con la realidad aumentada. Por otro lado, las plataformas como Netflix, HBO, etc están permitiendo la financiación de proyectos más personales que de otra manera no hubieran salido a la luz.

-Y por lo que hace a los propios profesionales, ¿sigue siendo un trabajo muy precarizado?
-La inestabilidad es el mayor problema al que se enfrenta nuestro sector en España. Por desgracia se hacen pocos proyectos de animación y muchos de los estudios se ven obligados a despedir a los trabajadores al finalizar la producción por no tener financiación para la siguiente. Para conseguir una mayor estabilidad hoy por hoy tienes que irte a otros países como Estados Unidos, Inglaterra o Canadá que cuentan con estudios de gran nombre y una industria muy productiva.

-Tu trabajo más reciente en La Tribu Animation ha sido Red shoes & the 7 dwarfs. ¿Cómo fue trabajar para un largo de animación surcoreano?
-Fue realmente una experiencia muy enriquecedora. Mi trabajo consistió sobre todo en animar a la princesa de la película en varias de las secuencias. Fue todo un privilegio trabajar junto a un equipo de tanto talento a nivel nacional e internacional y también todo un reto puesto que se exigía un altísimo nivel calidad.

-¿Qué ha supuesto para ti El vendedor de humo?
-El corto de El vendedor de humo me ha aportado muchísimas cosas, con él  empecé en el mundo de la animación, fue una etapa en la que aprendí muchísimo. El mejor principio que podía haber imaginado para esta profesión.

-¿Te ves de nuevo en los Goya o es una ambición que uno ni se plantea?
-Mi ambición va encaminada a desarrollarme como artista y poder participar en proyectos que me hagan especial ilusión. Los premios siempre son bienvenidos pero los veo más como una consecuencia que como una meta.

-¿Crecen las posibilidades según te alejas de Castellón o está cambiando el mercado?
-Todavía es difícil trabajar en un estudio de animación en Castellón pero espero que poco a poco pueda ir mejorando el panorama.

-¿Se aprecia un talento creativo en la terreta? ¿Cuál es la visión externa?
-¡En Castellón se aprecia mucho talento creativo! Tenemos grandes artistas en muchas disciplinas.

-Algún film de animación en el que te hubiera gustado formar parte, especialmente.
-En casi todas las películas de Disney o Pixar, pero si tuviera que decir alguna sería Ratatouille.

-¿En qué proyectos te encuentras ahora?
-Actualmente estoy trabajando en Canadá en el sector de los videojuegos, animando para varios proyectos que espero que se anuncien muy pronto.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email