GRUPO PLAZA

cifran en 10 millones el gasto de todos los establecimientos de la comunitat este invierno

Los hoteleros piden medidas para rebajar el coste de la electricidad durante el cierre

5/11/2020 - 

BENIDORM. A partir del 9 de noviembre Benidorm solo tendrá un 10% de su capacidad hotelera abierta. Quince establecimientos que aguantarán los meses más fríos del año y con unas restricciones a la movilidad que hacen complicada la práctica del turismo más allá de los viajes internos por la Comunitat Valenciana. Esto significa que otros 130 hoteles de Benidorm han decidido cerrar hasta que mejore la situación sanitaria y de contagios en Europa. Pero tras esto se plantea un problema: el coste del mantenimiento de la electricidad.

Según explicó la patronal hotelera de la Comunitat, Hosbec, la legislación actual recoge que el empresario solo puede cambiar la potencia de la electricidad contratada una vez cada doce meses sin coste. La asociación estima que el gasto del cambio supone que sigan con la misma potencia y paguen entre 3.000 y 7.000 euros los meses sin actividad, dependiendo del tipo de establecimiento. 

En este sentido, indican que las empresas tienen que tener contratadas potencias altas que permitan los suministros ininterrumpidos para una explotación a pleno rendimiento. Tienen dos gastos de consumo importantes: el sistema de climatización y la iluminación. 

La norma se suavizó durante el confinamiento. De este modo, permitieron a las empresas distribuidoras hacer el cambio de potencia o peaje de acceso, con independencia de que el consumidor la hubiera modificado ya en los últimos doce meses. Después, esa misma mercantil podía solicitar la vuelta a su situación normal hasta tres meses después de la finalización del estado de alarma.

Y así se hizo. La asociación señala que los hoteleros redujeron potencia con el cierre de marzo. Hay que recordar que la mayoría de ellos estaban a pleno rendimiento porque los festivos de la Semana Santa estaban a la vuelta de la esquina. Una vez pasado el estado de alarma y ya en verano, algunos de estos establecimientos volvieron a abrir sus puertas y recuperaron la potencia anterior. Pero como se decía, la falta de turistas ha hecho que el 90% de las camas cierren a partir de la semana que viene y muchos de ellos sin tener una fecha segura de retorno.

Foto: RAFA MOLINA.

Por tanto, sabiendo que van a estar unos meses sin ingresos, quieren ahorrar costes que creen "injustos y desproporcionados". Por ello, piden que se vuelva a implantar una medida como la anterior, teniendo en cuenta además que ya hay un estado de alarma aprobado, como en la situación anterior.

Ley de hace 20 años

Pero no solo eso, si no que cargan contra la ley actual, que es de hace 20 años y ha hecho que muchos de los hoteles que cerraban durante la temporada de invierno aguantaran con la misma potencia y pagando por el mantenimiento del suministro de electricidad sin tener actividad. Por ello, piden que el Gobierno central "proceda a regular la posibilidad de adaptar potencias eléctricas en función de las circunstancias del mercado y sin penalizaciones para las empresas".

"Estamos seguros de que estas cuestiones son técnica y económicamente viables y que se pueden regular de manera que las empresas operen en entornos seguros jurídicamente y que les permitan no generar más penalizaciones y pérdidas económicas en sus finanzas que ya tan castigadas se encuentran", ha informado la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email