GRUPO PLAZA

los establecimientos de tres estrellas solo los fines de semana

Los hoteles de lujo de Benidorm sí consiguieron subir las tarifas en 2020

7/02/2021 - 

BENIDORM. La Fundación Visit Benidorm ha elaborado un informe sobre el destino en el 2020 que muestra los puntos más destacables que se pueden contabilizar en el año de la pandemia. Uno de los indicadores está en el precio medio de los hoteles en la ciudad, que ha corrido suertes distintas en función de varios factores. Lo evidente es que los empresarios han sacado más jugo de los dos aspectos que han podido funcionar: los establecimientos de cinco estrellas y las escapadas de fin de semana.

La pandemia restringió la movilidad aérea, la salida comercial de vuelos extranjeros o de larga distancia llamaron menos la atención de aquellos que solían recorrer parte del mundo para sus vacaciones. El perfil de este turista es con un poder adquisitivo más alto, que optó por quedarse más en España y tomar un descanso en hoteles de lujo cercanos, según confirman fuentes de la patronal hotelera Hosbec. Como consecuencia, la demanda sube para los cinco estrellas, y por tanto, también el precio por noche.

Según los datos proporcionados por Visit Benidorm, que lo separa en función de las tarifas entre semana y fin de semana, los establecimientos de cinco estrellas subieron su precio en ambos casos. En 2019, para la primera opción estaba a 176 euros la noche, mientras, 10 euros menos de media que en 2020. Para el fin de semana, pasó de 208 euros a 217 euros. El punto más álgido estuvo en agosto, cuando un día costaba 305 euros (240 euros el año anterior) para entre semana, y 326 euros el fin de semana, que venía de 282 euros.

Hay que tener en cuenta que el mes de agosto fue el que más turismo concentra Benidorm, no obstante, este año estuvo condicionado por las restricciones, que afectaron a principios de mes a los clientes británicos con la imposición de la cuarentena a la vuelta de sus vacaciones. Según este mismo informe, los españoles y los británicos fueron precisamente los que más comentarios dejaron en las webs de reserva de los hoteles de cinco estrellas.

La fluctuación del precio de los alojamientos de cinco estrellas es tal, que en enero se puede pagar tres veces menos que en agosto por la noche de hotel. Pero hay que tener en cuenta que la categoría de estos es la minoritaria, ya que el grueso está en los de tres y cuatro estrellas.

Los de tres estrellas también consiguieron mejorar sus precios, aunque la facturación siempre depende de la ocupación, que ha sido más baja que en 2019. De este modo, entre semana lograron subirlo de media unos ocho euros, de 84 euros a 92 euros, en una muestra de 60 hoteles, mientras que el fin de semana experimentó una mayor subida: de 97 euros a 122 euros. Como en el caso anterior, agosto sigue siendo el punto más alto, con 129 euros (11 euros más) y 156 euros (22 euros más) respectivamente.

Los cuatro estrellas, los peor parados

Los únicos que no mejoraron su posición fueron los hoteles de cuatro estrellas que sí que abrieron durante los meses del desconfinamiento. En una muestra de 46 establecimientos, señalan que en las estadísticas de las tarifas de lunes a viernes mantuvieron una media de 105 euros por noche. Sin embargo, el fin de semana bajó de los 141 euros a los 133 euros de media. 

Fijando la vista en este último tramo, el mes de julio se mantuvo, que fue cuando se volvió a la actividad más amplia. No obstante, bajó considerablemente en agosto, donde hubo una cancelación importante desde el Reino Unido: en 2019 el precio medio era de 214 euros, en el año de la pandemia cayó a 169 euros. Una tendencia que no paró hasta finalizar el año, registrando el peor dato en noviembre, mes de las Fiestas Mayores Patronales que se cancelaron, y el preció descendió de los 184 euros a los 111 euros.

Por lo que respecta al interés en los mercados más importantes durante el 2020, Visit Benidorm observa que durante los meses de confinamiento estricto hay un descenso de búsquedas de hoteles procedentes de españoles que comienza a remontar de forma paulatina una vez que se produce la desescalada en mayo, llegando al punto más álgido a principios de agosto. Después de dicha fecha comienza a caer de nuevo el interés observándose un repunte a principios de octubre con la llegada del puente del Pilar.

Por su parte, destacan que el comportamiento del mercado británico que el anuncio del confinamiento en marzo aumentó bruscamente el interés en los vuelos "con el objetivo de poder abandonar el país", relatan en el informe. A partir de dicha fecha todo es descenso salvo un aumento moderado recogido en junio y julio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email