GRUPO PLAZA

entrevista a la presidenta en funciones de la cvmc

Mar Iglesias: "Si se inyecta dinero en la Ford, que también se invierta en À Punt"

19/07/2021 - 

ALICANTE.  Mar Iglesias García es la presidenta en funciones de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, la entidad que gestiona À Punt. Licenciada en Ciencias de la Información (Periodismo) por la Universidad Complutense de Madrid, es doctora y profesora de la Universidad de Alicante, además de especialista Universitaria en Aplicaciones Educativas de las Tecnologías de la Información. Lleva en el cargo de la corporación desde su creación, en 2016. Ahora, como presidenta en funciones, también ha asumido la presidencia de la Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos (Forta).

-¿Qué retos tiene su presidencia al frente de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, aunque esté en funciones?
-Es una presidencia de continuidad respecto a la etapa anterior de Enrique Soriano, que inició con muchas dificultades y al que agradezco todo el trabajo que ha hecho. No hay grandes cambios. El objetivo es consolidar los medios públicos valencianos. 

-¿Están consolidados los medios públicos valencianos?
-Entiendo que sí, y aunque somos muy jóvenes vamos por el bueno camino. Ahora comenzamos a tener el sitio que nos merecemos, con las cifras de audiencia y con el proyecto en general. La gala del tercer aniversario fue un buen ejemplo televisivo y audiovisual, con un 7% de audiencia y en el que estuvieron representadas todas las instituciones de la Comunitat Valenciana y todos los grupos políticos. Eso, y los buenos datos de audiencia, sí que nos hacen pensar que À Punt va por el buen camino. Por tanto, podemos decir que está consolidada en buena parte de la población. En mayo, por ejemplo, la cuota de pantalla fue del 4% y batimos nuestro récord. Es una buena cifra si se tiene en cuenta que la audiencia está muy fragmentada. Los informativos ya tienen una audiencia media del 13%. À Punt es un bebé que ahora comienza a gatear.

"À Punt es un bebé que ahora comienza a gatear y que va por buen camino"

-A qué atribuyes la consolidación del proyecto, a los datos de audiencia, a los fichajes, etc…
-El mérito de que estemos mejorando las cifras de À Punt es de los trabajadores y trabajadoras. Hay un capital humano que se está dejando la piel. También hay que agradecer a todos los equipos directivos que han llegado hasta aquí: desde Enrique Soriano hasta Empar Marco pasando ahora por Alfred Costa. Los datos de seguidores en redes sociales y de facturación de publicidad también demuestran que vamos en la buena dirección. Por ejemplo, los ingresos publicitarios han aumentado un 70% y eso demuestra que vamos a velocidad de crucero y que tenemos la confianza de los empresarios. Confían en nosotros porque saben que su mensaje llega a la sociedad.

Gracias o pese a la pandemia, nos hemos dado cuenta de que los medios de comunicación públicos valencianos son necesarios. Nadie ha ofrecido la información de proximidad que ha dado À Punt. Mucha gente nos conoció durante la pandemia, nos siguió y se ha quedado. También hay que decir que hay programas que han funcionado muy bien, como el Duel de Veus, Zoom o L’hora fosca, o también otros más veteranos como Terra Viva o Atrapa'm si pots, que ya tienen un rodaje y están muy consolidados. Un punto de inflexión también puede ser el retorno de l’Alqueria Blanca, que era un producto muy demandado y volverá tras el verano. Con ello, esperamos que la nueva temporada tenga un inicio fuerte. La radio también tiene programas muy consolidados y la web es la que manda a la hora de informar por encima de los horarios de la televisión y la radio. Todo ello es lo que ha ayudado a mejorar el seguimiento de los informativos.

-¿Qué asignaturas pendientes tiene À Punt? ¿Quizás el seguimiento es desigual en las tres provincias de la Comunitat?
-Es verdad que la audiencia es más alta en las comarcas centrales de la Comunitat. Castellón y Alicante están más bajas de audiencia, pero no renunciamos a que aumente. Queremos acercarnos a la zona sur y para ello queremos hacer más actividades en Alicante y darles más visibilidad. Hasta el momento, la pandemia nos ha impedido hacer actos presenciales. Imagínate cuando vuelvan las fiestas populares con más normalidad. Tenemos que vertebrar, pero hay que hacerlo en valenciano. Creo que el rechazo al valenciano en la zona sur de la Comunitat son habas contadas. Somos los únicos que podemos dar una visión integral de la Comunitat y mucha gente quiere escucharlo en valenciano, aunque no sea valencianoparlante. El malestar que expresan algunos con el valenciano en À Punt creo que es minoritario. Hay mucha gente que no le importa que las informaciones de la Comunitat Valenciana sean en valenciano. Es un valor más. Las noticias en castellano las tienen otros muchos sitios y la función de los medios públicos es acercar el valenciano a todos los rincones de la Comunitat Valenciana, no sólo a las zonas valencianoparlantes.

"El malestar que expresan algunos con el valenciano en À Punt creo que es minoritario. Insisto, hay mucha gente que no le importa que las informaciones de la Comunitat sean en valenciano"

-¿Se han planteado alguna vez hacer desconexiones territoriales?
-No, porque desvertebran. La función es transmitir lo que pasa en la Comunitat Valenciana en general. Si hiciéramos esas transmisiones, se perdería esa visión global. Además, hay otra cuestión. No somos Canal 9 y los recursos que tenemos son más limitados.

-¿Qué supone para À Punt asumir ahora la presidencia de la Forta? ¿Qué prestaciones comporta?
-Es importante representar À Punt en todos esos ámbitos. Lo primero que haré, por ejemplo, será firmar un convenio con RTVE como presidenta de la Forta para colaborar entre las autonómicas públicas y la RTVE, algo que no se había hecho hasta ahora. Durante seis meses, tendremos más visibilidad. Los objetivos que me he marcado es poner en valor los servicios públicos y lo que podemos aportar desde la Comunitat Valenciana es la adaptación de los modelos digitales y como modelo de redacción integrada. Es un tema que crea mucha curiosidad con las otras radiotelevisiones autonómicas públicas. También está pendiente la ley de Comunicación Audiovisual, que se está elaborando ahora desde el Gobierno central y ahí trataremos que las autonómicas tengan su papel y pueda crecer.

-¿El presupuesto de À Punt es suficiente?
-La subvención de la Generalitat está en 56 millones y después tenemos aportaciones de alguna conselleria o convenio específico. Ahora estamos en la parte de consolidar la producción audiovisual. No debemos olvidar que À Punt ha reimpulsado el tejido audiovisual valenciano, que murió con el cierre de Canal 9. El otro día el catedrático Javier Marzal recordó que por cada euro que se invierte en À Punt se genera un retorno de 2,5 euros en la industria audiovisual. Somos conscientes de las prioridades que ha generado la pandemia, también de la infrafinanciación, pero si queremos incrementar la producción propia o tener más informaciones  hay que tener en cuenta que el presupuesto actual está muy aprovechado, hasta los céntimos. No malgastamos y somos muy austeros.

-¿Puede aumentar el presupuesto?
-Pues no te puedo decir. No es que pidamos más presupuesto, lo que pedimos es el que el sector audiovisual tenga vida. Si se inyecta dinero en la Ford, que también se invierta en À Punt, que no es un gasto, es una inversión porque somos un servicio público y se ha demostrado en la pandemia.

"También estamos demostrando que somos un medio plural, que no hay parcialidad, que los periodistas son totalmente independientes, no tienen directrices políticas"

-¿Cuantos trabajadores tiene actualmente À Punt?
-Creo que 465. Es una plantilla muy ajustada por todo lo que se quiere hacer. Por eso insisto en que los trabajadores y trabajadores están haciendo un gran esfuerzo para hacer los informativos y la parte técnica, que también necesita recursos humanos y presupuesto.

-¿Qué opina de aquellos que dicen que À Punt tiene un presupuesto elevado y que hay que recortar?
-Somos un servicio público más. Los medios de comunicación públicos son una inversión, como lo es la Sanidad o la Educación. No es un gasto. Insisto, aquí se hace un uso del presupuesto con total austeridad. También estamos demostrando que somos un medio plural, que no hay parcialidad, que los periodistas son totalmente independientes, no tienen directrices políticas. En ese sentido, tenemos que decir que la ley de creación sí que ha funcionado. Las herramientas que tenemos, como el Consell Rector, la dirección general elegida en concurso público, o la presidencia, hacen que tengamos un control, tanto interno como externo, también en Les Cortes Valencianes, que hace que ofrezcamos un servicio plural reconocido por todos los partidos políticos. Todos se ven reconocidos en la que es su radio televisión pública, sin partidismos. Por ello, decimos que necesitamos invertir en este medio para que haga esta labor tan importante.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email