Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de noviembre y se habla de ximo puig Mónica Oltra coronavirus política MERCADONA
GRUPO PLAZA

la periodista iraquí realizó “Las esclavas del Califato”, DE LA BBC

Nareem Shamno: "Daesh comenzó a vender a las yazidíes por entre 5 y 100 dólares"

4/12/2016 - 

ALICANTE. Nareem hace apenas dos años que abandonó Irak. Antes de abandonar su país intentó ayudar a muchas familias yazidíes a intentar encontrar y recuperar a sus familiares, asesinados o secuestrados tras la toma de la ciudad iraquí de Sinyar, de mayoría yazidí. "El 3 de agosto de 2014", recuerda la periodista, "se produce el asedio a Sinyar y los Peshmergas Kurdos abandonaron la zona dejándola en manos del Estado Islámico. Luego los yazidíes y los cristianos que vivían en aquella zona se quedaron aislados, en manos de Daesh. Unos 5000 yazidíes fueron asesinados en Sinyar, muchos de ellos niños, y bebés. Unas 2500 mujeres y niños fueron apresados. La mayoría de los que escaparon, sobre todo niños, enfermos, mujeres y ancianos, murieron de hambre o sed en las montañas. Desde Agosto de 2014 hasta febrero de 2015 Sinyar estuvo en manos del Estado Islámico. A las mujeres se las esclavizó y se las vendió en los mercados de Raqqa, Tudmur o Mosul".

La activista y periodista yazidí consiguió contactar con algunas mujeres tanto durante su cautiverio, antes de que les quitasen sus teléfonos móviles, como posteriormente cuando algunas de ellas consiguieron escapar. Y también en campos de refugiados de Iraq donde se encuentran ahora. "La mayoría de los hombres que fueron apresados tras la toma de Sinyar permanecieron vivos. Daesh los utilizaba como esclavos, obligándoles a trabajar. Una vez vieron que no se iban a convertir al Islam los mataron a todos. A los niños hasta 16 años, se los llevaban a campos de entrenamiento, y les enseñan a luchar y a decapitar, además les enseñaban la Sharia (código legislativo que emana del Corán).  Los bebés eran regalados a familias musulmanas de Siria que no tenían hijos. A las mujeres mayores de 60 años las asesinaban porque no podían ser esclavas sexuales. Luego comenzaron a vender a las chicas vírgenes y a las más jóvenes con hijos pequeños. Llegaron a poner en marcha test de virginidad porque muchas de ellas decían que estaban casadas pensando que así iban a evitar ser vendidas. A las mujeres embarazadas, las violaban repetidas veces para provocarles abortos, o se dedicaban a maltratarlas y torturarlas hasta que abortasen.”

Durante la conferencia de prensa organizada por Amnistía Internacional y la Universidad de Alicante en la sede de la ciudad, Nareem no pudo contener el llanto en una ocasión al recordar los testimonios de chicas, de mujeres con las que había podido hablar una vez habían escapado de las manos de Daesh, o que habían sido liberadas y ahora malviven en campos de refugiados de Iraq.

"Nuhra es madre de 6 hijos. Delante de ella le arrebataron a una hija de tan solo 9 años para venderla. La niña le apretaba tan fuerte la mano a su madre que se la dejó ensangrentada. La querían vender como esclava sexual. La entrega de la niña se produjo delante mismo de su madre. Nuhra no ha vuelto a ver a su hija", relató Nadeem entre lágrimas. Nuhra llegó a ser vendida 10 veces. Dio a luz a uno de sus hijos a solas en una casa donde fue abandonada por uno de sus compradores. Apenas cuatro días después de dar a luz volvió a ser violada sistemáticamente.

Nareem en su intento por localizar a las mujeres secuestradas llegó a hablar con alguno de sus captores antes de que estos les arrebatasen los teléfonos móviles. Algunas de ellas fueron recompradas por sus propias familias a través de intermediarios. Pero estos casos son los más escasos. Lo más habitual es que las mujeres fuesen vendidas como esclavas sexuales, o regaladas por los terroristas. Daesh ha llegado a redactar una reglamentación sobre la esclavitud sexual presuntamente basada en algunos versículos del Corán.

La periodista, cuyo testimonio y trabajo para intentar localizar a las mujeres secuestradas fue  recogido en el documental de la BBC “Las esclavas del Califato”, denunció que el genocidio de los yazidíes es algo que se dilata en el tiempo. "No solo ha sido ahora, ya en el genocidio armenio más de 100.000 fueron asesinados. Se trata de un discurso de odio que mantienen los propios kurdos contra los yazidíes". ya que los yazidis habitan el kurdistán iraquí. Así cuando se produjo el asedio de Sinyar en agosto de 2014 que originó este último genocidio, los Kurdos cerraron el paso tras abandonar la región,dejando aislados a miles de yazidíes que fueron asesinados o secuestrados,afirma Nadeem.

Nareem denuncia que en la actualidad los yazidíes sobreviven en condiciones pésimas en los campos de refugiados. "En ocasiones falta comida, no hay condiciones higiénicas óptimas,ni la ayuda médica que se necesita. Todo esto después de haber visto las atrocidades que les han hecho a ellas o sus familias. Y están allí sin atención médica en medio del frío invierno iraquí, y sin apoyo del gobierno ni iraquí ni kurdo".  Además denuncia que la situación de esclavitud de muchas mujeres yazidíes que no han sido liberadas, continua. Eso sí, los precios han subido. El avance tanto en Siria como en Iraq de las fuerzas de Bashar al-Äsad apoyadas por el ejército ruso ha mermado sustancialmente el potencial bélico y el apoyo social de Daesh. "Ahora mismo se vende a las mujeres y chicas yizadíes a través de WhatsApp o en algunas páginas web. Así se envían fotos e información sobre las víctimas. En estos momentos los precios están entre 5.000 y 15.000 dólares".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email