GRUPO PLAZA

Puig suma a Marruecos, Egipto y Turquía a los países que la UE debe regular la llegada de naranja

8/02/2019 - 

CASTELLÓN. El president de la Generalitat, Ximo Puig, suma a Marruecos, Egipto y Turquía a los países productores de cítricos respecto a los cuales la Unión Europea debería incrementar la vigilancia, además de Sudáfrica, en cuanto a la llegada de naranja. En una carta dirigida a la  Comisaria europea de Comercio, Cecilia Malsmtrom, Puig apunta que, a pesar de que es "firme defensor de los acuerdos comerciales justos y equilibrados", en el caso de los países citados "persisten serias deficiencias en materia de controles fitosanitarios, de sanidad vegetal y de reciprocidad, que hacen que los productores valencianos de cítricos no puedan competir en igualdad de condiciones" con los de estas zonas. 

Por ello, en la misiva, remitida el último día de enero, una semana después de la expedición valenciana a Bruselas para defender mayores medidas europeas en respaldo del sector citrícola de la Comunitat, el jefe del Consell pide encontrar "la mejor solución" a este problema, fundamental para explicar la nefasta campaña que vive la citricultura autóctona. 

Informes de precios en el campo y fitosanitarios

En la carta a Malmstrom, y en la que también ha dirigido al comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la Unión Europea, Phil Hogan, Puig expone la documentación que desde la Generalitat y el propio sector se está elaborando para remitir a la UE, tal y como se acordó en la visita del pasado día 24, de la que no se extrajeron consecuencias inmediatas para la citricultura valenciana

Además de la evolución de las importaciones procedentes de estos cuatro países, en la documentación que se está elaborando y que se hará llegar a Europa figura el listado de productos fitosanitarios que se pueden utilizar en aquellas zonas productoras y que no están autorizados en España; las diferencias a la hora de exportar que en materia de sanidad vegetal se exigen a la fruta valenciana y a la que llega de fuera (el tratamiento en frío, que tiene un alto coste económico); así como un informe de los precios que durante esta campaña han percibido los citricultores. 

En este listado se encuentran algunas de las principales medidas que vienen defendiendo las organizaciones agrarias y que, además de buscar la equiparación de los tratamientos fitosanitarios, un aspecto clave para la supervivencia de la citricultura local, se pretende que derive en la aplicación de la cláusula de salvaguarda frente a la importación de fruta sudafricana. 

En la carta a Hogan, Puig también propone la creación de un observatorio para el mercado de frutas y hortalizas que aporte transparencia en la evolución de los precios desde que la fruta sale de los huertos hasta que llegue al consumidor final. 

Castellón, gravemente perjudicada

La noticia coincide con la visita del president de la Generalitat a Fruit Logistica, la feria hortofrutícola que desde el miércoles y hasta el viernes se celebra en Berlín y que buena parte del sector considera clave para mantener los principales mercados de la naranja valenciana, los europeos. En la cita, Puig ha defendido que Castellón es "una de las provincias más perjudicadas por la campaña citrícola". Y para contrarrestar la afección, "tenemos que hacer valer nuestra capacidad y la propia realidad de origen de las naranjas valencianas".

En esta labor para encontrar la viabilidad de un sector clave para la economía castellonense y autonómica, el jefe del Consell también ha defendido que es necesaria "más organización, una reestructuración profunda del sector", que debe ganar en "tamaño, pero también en capacidad de respuesta ante los mercados". Asimismo, Puig ha argumentado que la nueva Política Agraria Común (PAC), ahora en negociación, "debe atender de una vez por todas las necesidades de la agricultura mediterránea".

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email