GRUPO PLAZA

¿Qué es una histerectomía y en qué casos se realiza?

19/05/2021 - 

ALICANTE. Una histerectomía es una intervención que consiste en extirpar quirúrgicamente el útero. Las mujeres que se someten a esta cirugía pierden su capacidad para quedarse embarazadas, algo que puede tener muchos efectos psicológicos y físicos, especialmente en pacientes jóvenes.

A continuación, te explicamos qué es una histerectomía y resolvemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre esta intervención (tipos de histerectomía, qué pasa después de la histerectomía, recuperación y controles tras la cirugía, etc.).

¿Por qué se realiza esta intervención?

Uno de los principales motivos por los que las mujeres deben realizarse revisiones ginecológicas periódicas es la prevención de ciertas enfermedades, entre ellas el cáncer de útero. De hecho, una de las pruebas habituales en las consultas ginecológicas es la citología o test de Papanicolaou, que consiste en la toma de células del cuello del útero para su análisis.

El cáncer de cuello de útero, aunque es una enfermedad poco prevalente,  es una de las  principales causas para recomendar una histerectomía, aunque no es la única. Como nos explica el Dr. Rodolfo Díaz, ginecólogo de Quirónsalud Torrevieja y Alicante, existen múltiples indicaciones por las cuales una mujer debe de quitarse el útero.

"El cáncer de útero es, posiblemente, la causa más grave por la que debemos de realizar una histerectomía . Pero  existen también otras enfermedades conocidas como benignas por la que debemos de realizar el mismo procedimiento . Algunas de ellas son los miomas, la adenomiosis, la endometriosis,el sangrado menstrual abundante o metrorragias funcionales y el prolapso genital. En estos casos, el objetivo de realizar una histerectomía simple es mejorar la calidad de vida de las pacientes".

Tipos de histerectomía y abordaje quirúrgico

Las histerectomías pueden ser:

  • Histerectomía subtotal . En esta intervención se extirpa la parte superior del útero, pero se deja el cuello uterino en su lugar.
  • Histerectomía total. Es la histerectomía más común, y en ella se extirpan el útero y el cuello uterino.
  • Histerectomía radical. En ella, además del útero y el cuello uterino, también se extirpan el tejido circundante al cuello del útero, conocido como parametrio.

 

La histerectomía radical es la más grave e invasiva, y se realiza únicamente en casos de cáncer de cuello uterino.

Respecto a la posibilidad de extirpar los ovarios en la misma intervención, depende de la causa de la cirugía, la edad de la paciente y su estado hormonal.

Además del tipo de histerectomía, el ginecólogo también deberá elegir el abordaje más adecuado para cada paciente.

Las vías para realizar una histerectomía pueden ser abdominal en sus dos modalidades: Laparotomia (abrir la pared abdominal) o laparoscópica: técnica mínimamente invasiva, en la que a través de pequeñas incisiones se realiza la cirugía.

O la vía  vaginal en la que se utiliza el canal del parto para la extracción del útero.  La via de abordaje para realizar una histerectomía no debe de ser única, teniendo la posibilidad de utilizar una combinación de ella en la misma cirugía.

Respecto al tipo de anestesia, dependerá del abordaje y repercutirá en el tiempo de recuperación de la paciente.

"Para la histerectomía laparoscópica y laparotómica, se utiliza anestesia general. Para la vía vaginal, puede ser utilizada una anestesia general o regional. Si la vía utilizada es mínimamente invasiva o vaginal, la paciente puede realizar vida normal en dos semanas. Cuando se trata de una histerectomía laparotómica o una histerectomía total abdominal, la recuperación puede alargarse un mes", confirma el Dr. Rodolfo Díaz.

¿Qué pasa después de la histerectomía? Efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios de la histerectomía y sus complicaciones postoperatorias son riesgo sangrado, infecciones, fistulas o lesiones de órganos vecinos en la pelvis. 

Otra consecuencia directa de la extirpación del útero es la imposibilidad de gestar un embrión y, por lo tanto, de conseguir un embarazo, algo que puede afectar a las mujeres tanto física como psicológicamente.

En premenopáusicas, se recomienda dejar los ovarios para que continúen produciendo hormonas y no inducir la menopausia con la cirugía. Aun así, para ser madres estas pacientes deberán optar por técnicas como la Fecundación in vitro (la transferencia embrionaria tendría que realizarse en otra mujer), el trasplante de útero o la adopción.

"Una vez cumplido el deseo genésico y llegada la menopausia, el útero ha terminado con su función fisiológica. Por eso, en el caso de las mujeres menopáusicas, si existe indicación para quitarles el útero, sólo puede llevarle a una mejoría en la calidad de vida sin ningún tipo de consecuencia física. En cuanto al contexto psicológico, dependerá mucho de cada paciente en particular". 

Cuidados y controles ginecológicos después de una histerectomía

Para muchas mujeres cuya principal sintomatología es el dolor, la histerectomía supone una importante mejora en su calidad de vida.

En todos los casos, se recomienda seguir las indicaciones de los especialistas tras la intervención. Estas, que pueden variar en función del tipo de histerectomía, incluirán reposo total, no levantar peso, no realizar deporte de intensidad o evitar mantener relaciones sexuales durante un periodo de tiempo.

Por otra parte, a todas las pacientes se les recomienda "realizar ejercicios del suelo pélvico, mantener unos hábitos de vida saludable y activa, y llevar una dieta equilibrada", indica el especialista en ginecología de Quirónsalud Alicante y Torrevieja.

Respecto al seguimiento y los controles ginecológicos después de una histerectomía, dependerán de por qué ha sido operada la paciente.

"Si la histerectomía la hemos realizado por algún proceso maligno, se sigue el protocolo específico de cada uno de ellos. Por ejemplo, si operamos a una mujer por un cáncer de cuello de útero, tendremos que hacerle revisiones cada 3 o 4 meses durante los dos años siguientes a la intervención. Luego, cada 6 meses hasta los 5 años y, posteriormente, una vez al año. Si la histerectomía se realiza por un proceso benigno, una vez demos el alta por la operación, la paciente únicamente deberá someterse a sus revisiones habituales". 

Solicita aquí más información acerca de la intervención de histerectomía

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme