GRUPO PLAZA

la conselleria anuncia una auditoría para conocer el estado del área de salud

Sanidad inicia la reversión de Torrevieja con todo en el aire: ni coste ni condiciones laborales

14/10/2020 - 

TORREVIEJA. La anunciada reversión del Hospital de Torrevieja al sistema público sanitario de la Generalitat ya es oficial, y todavía lo será más cuando los responsables de la empresa concesionaria, Torrevieja Salud, reciban este miércoles la comunicación oficial de lo anunciado este martes por la consellera Ana Barceló, que no hay prórroga. Será oficial un día antes de que venza el plazo, el 15 de octubre, fecha en la que se debía decidir si la Generalitat concedía una prórroga de cinco años, o no, como finalmente ha sucedido, por lo que el 15 de octubre de 2021, la gestión del área de Salud de Torrevieja pasará a ser gestionada por la propia conselleria, como sucediera con Alzira en abril de 2018.

Ahora bien, ¿cómo será la gestión pública del departamento de Salud de Torrevieja? ¿qué coste tendrá? ¿en qué condiciones se quedarán los 1.400 trabajadores/as del área? Pues a tenor de las palabras de la propia conselleria, de los alcaldes del área de salud y de los sindicatos, no hay nada claro. Todo es una incógnita que se irá resolviendo durante este periodo de este año que ahora comienza. De momento, sólo se sabe la razón por la que el Gobierno valenciano ha decidido no conceder la prórroga, aunque sea a ciegas: "La administración tiene todo el derecho de, finalizado el contrato, gestionar públicamente ese departamento; lo hacemos porque podemos mejorar la calidad y porque el beneficio no puede ir a un accionariado, debe repercutir en los ciudadanos a los que tenemos obligación de atender y deben recibir una buena prestación", expuso la consellera este martes.

Pero Ana Barceló no ha ofrecido detalles de cuánto será el coste que deberá asumir la Generalitat por la reversión del sistema -en la actualidad, Sanidad paga una cantidad fija a Torrevieja Salud por cada tarjeta sanitaria- ni cuál será la fórmula -empresa pública- ni cómo serán las condiciones laborales de los trabajadores/as. Eso sí, Barceló mantuvo este mismo martes encuentros con los alcaldes de los municipios del área de salud y con los sindicatos que representan a los trabajadores. Y en ellos transmitió que "el proceso se desarrollará con la máxima seguridad jurídica y garantizando por parte de la concesión la mejor calidad asistencial y las condiciones del personal laboral afectado".

Defendió que escucharán "a todos" teniendo en cuenta el bien común y los derechos de los ciudadanos a una sanidad de calidad, y les trasladó que "mantendrá una vía de comunicación directa para que estén permanentemente informados del proceso". "Ahora lo importante es conocer la "foto fija" que les debe entregar la concesión para saber "de dónde partimos y planificar el futuro" y tener en cuenta que hay "vasos comunicantes" con el departamento de Elx-Crevillent, una información de la que no han podido disponer durante el tiempo de la concesión. De la concesionaria no quiso valorar el plan de infraestructuras que ha presentado con proyectos que no ha ejecutado en el periodo en que ha durado esa gestión privada.

Los sindicatos también tienen dudas

Más preguntas que respuestas. Más incertidumbre que certezas. Con esa sensación salieron la mayoría de los sindicatos de la reunión con la consellera. Todas las cuestiones tenían la misma dirección: en qué modelo se va a proceder a la reversión y sobre todo en qué condiciones quedará la plantilla. De entre los sindicatos que quisieron mostrar su opinión, la calificación de "vacío" e "incertidumbre" supera a quienes identifican aspectos positivos del proceso que abre ahora la Conselleria. Cabe destacar que el sindicato mayoritario, CSIF, con nueve delegados de 23 en el comité de empresa, no quiso mostrar su opinión. Molestos con el resultado de dicha reunión se encuentra el SI-CV (Sindicato Independiente de la Comunidad Valenciana). Consideran que la reunión fue "vacía de contenido, no nos ha dicho nada", resumía María José Ruiz

Desde CCOO también remarcaron el vacío de contenido. "No se han mojado en nada, ni cómo quedarán los trabajores ni qué modelo se empleará, hemos salido igual que hemos entrado" señala Fran García. A la crítica de que Barceló no haya accedido a ninguna de las reuniones solicitadas meses atrás se suma que la celebrada este martes no haya sido productiva. La Consellera les trasladó que contará con los sindicatos para conocer su opinión. En este sentido, desde CCOO matizaron que "va a ser un diálogo, un intercambio de información, no una mesa de negociación". Por esta razón ven con cierto recelo esta posición de la consellera. En cuanto a la creación de una empresa pública para hacerse con la gestión, desde CCOO la rechazan rotundamente.

El único sindicato que mostró una posición distinta fue Satse. Resaltan que la actitud mostrada por la consellera es de dar peso a negociar. "Dado que la reversión se va a dar sí o sí, estoy satisfecha de que den la posibilidad de tener voz en esas negociaciones, es lo que pedíamos" señalaba Yolanda, delegada del sindicato. "Que haya venido con el talante de negociar es mucho mejor que haya venido con la cosas cerradas y una imposición" añade. Confía en la palabra de la consellera en cuanto al futuro de la plantilla. "Cuando dice que va a ser beneficioso para los trabajadores entiendo que no se va a perder ni puestos de trabajo ni condiciones laborales" concluyó. 

El secretario del comité de empresa, Esteban Rives, también resaltó que se vaya a contar con las organizaciones y el comité. Coincidió con los sindicatos con  una posición más crítica, en la que señalaban que se hayan quedado tantas preguntas en el aire, pero matizó que no han dado respuesta porque, según les trasladó la consellera, es preciso valorar y disponer de toda la información. Valoró positivamente el compromiso de Barceló de mantener reuniones para conocer la opinión del comité. 

No se ha concretado cuándo se realizarán estas reuniones. En el aire queda esa próxima y primera cita, que sindicatos y el comité exigen desde hace tiempo

La empresa no ve justificación

La gerente del Departamento de Salud de Torrevieja, Eva Baró, señaló en un comunicado que la decisión de la Conselleria de Sanidad de revertir la concesión del área sanitaria es "incomprensible". "Hoy es un día muy triste para los ciudadanos y profesionales" afectados, añadió. La gerente aseguró que la reversión "no se justifica ni por términos de eficiencia, ni por términos de calidad ni por, lo más importante, los resultados de salud en la población".

Incidió en que informes oficiales y auditorías de todo tipo, como el del Síndic de Comptes, "avalan que Torrevieja es el departamento de salud con menos lista de espera, con mayor esperanza de vida, con mayor inversión por habitante y con una gestión más eficiente que ahorra dinero al gobierno valenciano". "¿Para qué sirven estos informes oficiales si las decisiones políticas no los tienen en cuenta", se preguntó.

En el mismo comunicado, Baró recordó el discurso del president de la Generalitat, Ximo Puig, durante los actos del 9 d'Octubre, en el que, según la gerente sanitaria, dijo que "la crisis sanitaria que estamos viviendo ha puesto en evidencia la importancia de la colaboración público privada". "Qué poco le ha durado al president de la Generalitat su llamamiento", espetó Baró, "para salir de esta crisis sanitaria, económica y social".

Finalmente, Torrevieja Salud sostiene que "existen ejemplos cercanos y recientes que demuestran que estas reversiones a la gestión pública directa no hacen más que empeorar las condiciones laborales de los profesionales y la calidad de la asistencia que reciben los ciudadanos", a juicio de Baró

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email