GRUPO PLAZA

Sindicatos valoran la gestión directa de Torrevieja y mantienen las protestas hasta que Sanidad "abandone" la EPS

25/06/2021 - 

TORREVIEJA, (EP). Los sindicatos de la mesa sectorial de Sanidad (CCOO, SATSE, UGT, CESMCV-SAE, CSI·F e Intersindical) han vuelto a protestar este viernes ante el Palau de la Generalitat para que la Conselleria de Sanidad "abandone" su proyecto de empresa pública de salud (EPS) para asumir servicios externalizados, aunque valoran positivamente el anuncio de que el departamento de Torrevieja se revertirá a gestión pública sin una mercantil de por medio.

"Es una gran noticia, pero de las declaraciones de la consellera no se desprende o no queda claro que hayan abandonado definitivamente la creación de la empresa", ha advertido a los periodistas la secretaria general de la federación de Sanidad de CCOO PV, Rosa Atiénzar, sobre el anuncio que Ana Barceló hizo este jueves al comité de empresa de Torrevieja. Este departamento está gestionado actualmente por Ribera Salud y el contrato expira el 15 de octubre.

Por tanto, los seis sindicatos pretender mantener las concentraciones que llevan realizando desde hace semanas hasta que la
Generalitat confirme expresamente que deshecha la idea de la empresa pública, un "experimento" que temen que ponga en riesgo la sanidad valenciana y afecte tanto a la calidad como a las condiciones de trabajo.

A su juicio, hay servicios pendientes de integrarse en Sanidad, como las resonancias magnéticas o la farmacia sociosanitaria, que serían susceptibles de integrarse en la mercantil. "El riesgo está en la propia creación de la empresa, porque se estaría creando el instrumento que favorecería la transferencia del propio sistema público en un momento determinado si el gobierno de turno lo considerara", ha alertado la representante sindical.

Los sindicatos ven la empresa como un "cajón desastre" donde podrían entrar más servicios de los previstos y exigen que la reversión se haga en mejores condiciones que la de la Ribera (Valencia), el departamento que pasó a gestión pública en 2018 y cuyo personal todavía "espera un convenio colectivo digno", ha denunciado Fernando García Ruiz como presidente de CSI·F Sanidad Valencia.

Su objetivo es que en el departamento de Torrevieja se abra durante los próximos meses una negociación "transparente, sincera y con todo encima de la mesa, sin trabajadores de primera, de segunda y hasta de tercera: No podemos esperar más".

También rechazan que la consellera anunciara esta medida en un día festivo y sin comunicarlo a la mesa sectorial, que no tiene "ninguna información oficial ni extraoficial", lo que ven como una falta de respeto. "Las formas a veces son importantes. Esto los define a ellos, no a nosotros", ha abundado la portavoz de CCOO.

Sobre los motivos detrás de la decisión de Sanidad, el representante de CSI·F ha sostenido que se debe a las discrepancias de los socios de gobierno, Compromís y Unides Podem, a la intención de la conselleria que dirige la socialista Barceló: "El pacto del Botànic se ha tambaleado y han decidido retirar el proyecto. Era una decisión política, es una decisión política y ellos se comprometieron a una gestión directa y pública de la sanidad valenciana".

Tras la protesta les ha recibido el subdirector general de Recursos Humanos, Javier Íñigo, y la jefa de gabinete de Sanidad, Esther Segura, además de un representante de Presidencia, según fuentes sindicales.

En esta reunión, los sindicatos han reiterado su malestar y han recibido la confirmación de la gestión directa de Torrevieja, pero no del abandono de la EPS, según las mismas fuentes. Sanidad les ha emplazado a una reunión con la consellera sin fijar fecha, algo que les causa desconfianza en las pretensiones que puedan tener respeto a la empresa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email