Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Con el programa Createc; empresa del parque científico de Alicante

Space Farmers obtiene 69.600 euros para culminar su planta piloto de producción de espirulina

30/07/2020 - 

ALICANTE. La empresa Space Farmers ha obtenido 69.600 euros de subvención del programa de ayudas Createc para culminar su proyecto de planta piloto experimental de producción de espirulina ecológica y otras microalgas en el Parque Científico de Alicante.

Esto supone un impulso, según José Navarrete, socio y CRO de la startup alicantina, para poder terminar el proyecto antes del fin de 2020, e incluso llegar, en esas fechas, a justificar la ayuda y enviar toda la documentación al Ivace. "Ya tenemos casi el 50% de la ayuda consumida porque ya comenzamos, antes del confinamiento y, también, antes de saber si nos concedían esa financiación, a trabajar en la planta con inversión propia". Space Farmers es una empresa joven, con no más de dos años de actividad y podía optar, como máximo a 100.000 euros en el programa de Createc. El confinamiento supuso un parón obligatorio para la joven firma, pero están de nuevo en marcha, y según asegura Navarrete "al 50% de capacidad y ya tirando millas para poner en marcha todos los proyectos". 

Este proyecto piloto, según aportan desde la empresa, pretende obtener -y mejorar- los resultados conseguidos en las diferentes pruebas de laboratorio y experimentales que la empresa lleva realizando en convenio con el Instituto de Ingeniería de Procesos Químicos de la Universidad de Alicante desde hace varios años, con la intención de poner a disposición del mercado espirulina de alta calidad, con la máxima seguridad para el consumidor, con plena trazabilidad, exenta de contaminantes y con certificación ecológica.

Asimismo, esta dotación económica permitirá mejorar la eficacia de su innovador sistema de cultivo y cosechado y obtener altas productividades a costes ajustados, con el objetivo de popularizar el consumo de esta especie de microalga. 

La planta piloto y el próximo paso a planta experimental 

La planta piloto de Space Farmers mide unos 1.000 metros cuadrados y está en la Unidad de Experimentación Vegetal de la UA, cerca de las naves de viveros, que pertenecen al Parque Científico de Alicante tras la ampliación. La adaptación de esta planta es lo más costoso para la firma. El objetivo para 2021 es lograr otra planta, esta vez experimental, en una parcela de 4.000 metros cuadrados para las funciones demostrativas con capacidad industrial. Para lograr este siguiente objetivo intentarán contar con más ayudas e incluso optar por financiación privada o bancaria. Barajan también una ronda de inversión para ampliar a nivel comercial esta empresa.

Space Farmers ha pasado de una fase 0 experimental a la fase 1; la de comprobar los fotobiorreactores de su producción para el prototipado industrial. Ahora se encuentran en el fin de esa primera fase. La fase 2 será demostrativa. Para ello necesitarán más financiación y demostrar al mercado su funcionalidad. Para ello necesitan una licencia apta para los consumidores y ya trabajan en ello. 

Sectores diversos interesados

Esta startup, a punto de culminar su planta piloto, tiene diversas firmas interesadas en su producto, según explica José Navarrete. De hecho, una de ellas es una empresa relevante a nivel europeo, de productos de cuarta y quinta gama, que estaría interesada en los productos de Space Farmers para un consumidor directo final. 

Otro de los proyectos en marcha, que, de hecho, podría anunciarse en septiembre, es el de un acuerdo con la industria de restauración colectiva, para productos específicos para personas veganas que necesitan incluir proteínas en su alimentación. "Ya estamos en fase con catadores profesionales, hay una buena retroalimentación con la inclusión del producto en menús diarios", apunta el socio de Space Farmers.

El sector de los probióticos, de la fabricación de helados -para reducir materia grasa láctea en la producción- o el de los quesos, así como el de la biocosmética son otros de los interesados para la faceta comercial de la startup.

"Tenemos que terminar de centrar el tiro con la planta experimental para explotar esta faceta comercial; la ayuda de Createc ahora es una palanca para obtener después financiación de otro tipo, incluso bancaria" apunta Navarrete. 

Espirulina y microalgas

Según aseguran desde Space Farmers, ONU, FAO y OMS señalan que la espirulina puede ser el alimento del futuro de la humanidad. Posee un alto porcentaje de proteína vegetal de alto valor biológico, casi todos los aminoácidos esenciales, ácidos grasos poliinsaturados, minerales, vitaminas y carbohidratos digeribles, así como betacarotenos, clorofila y ficocianina, razón por la cual se le considera uno de los más importantes superfood. Ello la convierte en un complemento alimenticio ideal. Todas estas propiedades permiten que pueda ser utilizada también en otras aplicaciones tales como la producción de complementos alimenticios para nutrición animal, o la obtención de productos de alto valor añadido dirigidos a los sectores nutracéutico, cosmético y farmacéutico.

La espirulina constituye así uno de los más atractivos modelos de factoría celular fotobiológica para su estudio y mejora, al producir una gran cantidad de biocompuestos a través del CO2  atmosférico y la luz solar. Aunque su precio de mercado siempre ha sido elevado por las dificultades de su cultivo y tratamiento, tras las pruebas de concepto realizadas para este proyecto se puede obtener un producto de calidad y garantía a un coste muy razonable.

Se trata de un proyecto de economía circular y cero emisiones. La energía necesaria para realizar todas la operativa provendrá de energías renovables (aero térmica, solar térmica y fotovoltaica), por lo que la huella de carbono será negativa. A su vez, los fotobiorreactores híbridos diseñados por la propia empresa utilizarán agua no apta para el consumo ni para usos agrícolas por su alta salinidad y conductividad.

En este contexto, Space Farmers también realiza servicios de consultoría y asesoramiento, mediante el diseño, desarrollo e integración del sistema de cultivo y procesado de microalgas testado, susceptible de ser instalado en las empresas que requieran de un gran volumen de biomasa algal para sus procesos y formulaciones, además de la experiencia y el know-how en la instalación y operación de plantas mediante tecnología Iiot y el control y automatización online de todos los parámetros necesarios y de las propias operaciones industriales. Estas instalaciones ad hoc se ofrecen mediante licencias a estos potenciales grandes consumidores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email