GRUPO PLAZA

Una etiqueta en la que aparece Martinavarro constata que firmas locales importan naranja de Sudáfrica

30/01/2019 - 

CASTELLÓN. Una etiqueta de una bolsa de naranjas de El Corte Inglés, en que aparece como empresa envasadora Martinavarro, con domicilio en la avenida Manuel Vivanco, 12, de Almassora, ha hecho bullir las redes sociales en las últimas horas. Lo ha hecho porque en el interior de la bolsa de plástico hay naranjas de la variedad navel late... de Sudáfrica, justo cuando tanta polémica se ha alzado esta campaña, en que la fruta de este país ha hundido las cotizaciones de la local. 

La imagen que ha recorrido las redes fue tomada hace varios meses. Concretamente, y como resaltan fuentes de Martinavarro, el paquete salió de los almacenes de la compañía "el 12 de octubre". Así lo recoge además el lote impreso en la etiqueta (L-4105), que indica que fue confeccionado en la semana 41 del año pasado y el quinto día (05) de esa semana. Este es, recuerdan desde el gigante citrícola nacido en Almassora, el 12 de octubre, cuando "cargó en nuestros almacenes con destino a cliente".

Desde la compañía remarcan además que en esas fechas no hay navel late en el territorio español, ya que esta variedad de naranja se recolecta ya bien entrada la segunda mitad de la campaña. Asimismo, las fuentes de Martinavarro destacan que el 25 de octubre la firma "inició la recolección de navelinas [la primera variedad de naranja de la temporada] en la Comunitat Valenciana" y que la compañía "siempre que tiene disponibilidad de producto de la Comunitat Valenciana y español no ofrece productos de otros orígenes".

A pesar de esto, la llegada de fruta del hemisferio sur en esas fechas (el acuerdo de la Unión Europea y Sudáfrica amplía el periodo de importación de naranjas con aranceles reducidos hasta el 30 de noviembre) "ha reventado este año la cotización de las  variedades tempranas" al inundar los lineales de los supermercados europeos, lamenta el secretario general de la Unió de Llauradors, Carles Peris. Hasta el punto de que muchos árboles lucen todavía en sus ramas las clemenules que otros años ya haría un mes que estarían en los supermercados europeos. 

La fotografía evidencia además, como ya había hecho la Unió con los supermercados -a los que ahora se suma El Corte Inglés-,  que algunas empresas citrícolas locales hacen negocio e importan directamente la fruta sudafricana para hacerla llegar a los distribuidores finales, algo que es vox populi pero de lo cual hasta ahora no existía una prueba tan contundente. A esto, Peris le suma que las grandes firmas citrícolas "están llevando a cabo una deslocalización de producción; invierten en otros países y hemisferios para garantizarse una producción y traen su fruta aquí", asegura.

Por eso, resalta, los agricultores piden a la Administración que legisle para, al menos, competir en igualdad de condiciones: "Contra eso solo se puede luchar equilibrando las reglas del juego con el uso de fitosanitarios y el tratamiento en frío que nos piden a nosotros para exportar a otros países y que evitaría la llegada de plagas".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme