X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de enero y se habla de à punt CVMC bloc Compromís
GRUPO PLAZA

'ÚLTIMOS MOMENTOS DEL PRÍNCIPE DON CARLOS'

Una obra jamás expuesta del pintor Antonio Gisbert, protagonista del nuevo MUBAG

5/12/2019 - 

ALICANTE. El espacio que el Museo de Bellas Artes Gravina (MUBAG) guarda al artista de reconocimiento internacional estará reservado, desde el próximo jueves, 12 de diciembre, al pintor alcoyano Antonio Gisbert. Según ha podido saber Alicante Plaza, la sala contará con seis lienzos que reflejan al Gisbert más “académico, el de los primeros años”, que viajarán hasta el museo recién reformado. 

La sala por la que han pasado artistas alicantinos de renombre, como Emilio Varela, retrocede ahora un siglo más atrás para seguir rescatando a grandes personalidades de la provincia. De esta forma, poniendo ahora el foco en el XIX, el MUBAG saca a la luz los primeros trabajos de Gisbert, aquellos que realizó hasta, aproximadamente, el año 1860. 

En este sentido, destaca la obra Últimos momentos del príncipe Don Carlos (hijo de Felipe II), una pieza con la que el pintor alcoyano participó en la Exposición Nacional de 1858 y que le valió la Medalla de Oro de primera clase. Cuadro que sería adquirido por la reina Isabel II formando parte del Patrimonio Nacional. Un cuadro “inédito” hasta el momento, jamás expuesto, como aseguran las fuentes consultadas, y que será descubierto por vez primera ante el público alicantino, procedente de una de las salas de San Lorenzo de El Escorial, de Patrimonio Nacional.

Junto a este lienzo de grandes dimensiones, la sala de reconocimiento internacional del MUBAG también albergará este año trabajos relacionados con los retratos de Gisbert, como el que realizó de su atelier en París y que lleva por título Autorretrato e interior de estudio (1865). Un óleo, en esta ocasión de pequeño formato, conservado en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. El resto del catálogo del Gisbert más desconocido lo completan obras vinculadas con la mitología, derivadas de los envíos de pensionado en Roma, habituales entre los artistas de la época. Un tema de moda para Gisbert —y también para sus coetáneos franceses como Alexandre Cabanel y Édouard Manet— fue el nacimiento de Venus. 

La versión del que fue un pretexto para practicar el desnudo femenino se descubrirá en el MUBAG a través de la propuesta Venus Anadiomena, tercer cuadro que viajará hasta Alicante, en este caso, desde el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, donde estudió el autor. Y de la capital española también, concretamente de la Universidad Complutense, proceden otros dos lienzos para esta muestra que exhibirá, además, un sexto trabajo, conservado en una casa particular de la ciudad natal de Gisbert, y que podría corresponderse con un retrato familiar.

Con Antonio Gisbert, el MUBAG completa así el contenido de sus recién reformadas nuevas salas, que ya albergan la exposición sobre Vicente Rodés —prolongada hasta el mes de enero— y la colección El siglo XIX en el MUBAG. De la formación a la plenitud de un artista, para la que contará con importantes obras cedidas por el Museo de El Prado del pintor oriolano Joaquín Agrasot, como ya adelantó Alicante Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email