GRUPO PLAZA

"La polémica se ha iniciado de una forma tergiversada"

Abel Guarinos responde a las críticas: "No tiene sentido que justifique una dimisión"

20/07/2021 - 

VALÈNCIA (C.G./ EP). Tras semanas de polémica por la gestión de las ayudas de artes escénicas, el director general del Institut Valencià de Cultura (IVC), Abel Guarinos, ha respondido por fin a las críticas. Durante la presentación de la programación de la Filmoteca d'Estiu, Guarinos ha asegurado sentirse apoyado "por una parte inmensa del sector de las artes escénicas" y ha apuntado que los posibles fallos se deben a un "error telématico" que "se corregirá". La polémica, en cualquier caso, se ha elevado más allá de la gestión y un buen número de profesionales del sector han pedido la dimisión de Guarinos al frente del IVC, profesionales que han creado un asamblea y que ya planean acciones de protesta.

"No tiene sentido que justifique una dimisión, ni mucho menos", ha manifestado el director del IVC, quien apunta que "la polémica se ha iniciado de una forma tergiversada, por lo que sea". Sobre la petición elaborada por l'Associació d'empreses d'Arts Escèniques del País Valencià (Avetid), de realizar una "reforma radical" en las Bases Reguladoras de la orden de las ayudas del IVC, Guarinos ha respondido que: "Las bases reguladoras no te las puedes inventar como se crea un texto teatral" ya que estas "han de atenerse a la legislación vigente".

De este modo, pese a que el director general del IVC ha admitido que dichas bases "son mejorables", ha defendido que son "las más transparentes de la historia". "Son las más democráticas porque dan acceso a todo aquel que quiera presentarse", ha añadido. Además, Guarinos ha recalcado que "se está en diálogo constante con Avetid y con las empresas y asociaciones" del sector. "Este mismo viernes me reúno con Avetid y no hay ninguna ruptura de diálogo".

Sobre los errores en la gestión de las ayudas, el responsable del Instituto ha pedido que "no se extrapole a una dimensión estratosférica un problema técnico". Así, Guarinos ha explicado que hubo un "problema telemático" que hizo que determinadas propuestas que entraron por el registro de entrada no fueran contabilizadas por el programa informático. En este sentido, ha recordado que la resolución actual es un "acta provisional propuesta que está sujeta a apelaciones". Sobre la petición elaborada este lunes por Avetid en la que urgían a una reunión con el conseller de Cultura, Vicent Marzà, con presencia de los altos cargos como la secretaria Autonómica, Raquel Tamarit y el propio Abel Guarinos, ha respondido que "sobre si se hará esta reunión tendrá que contestar la Conselleria".

Los programadores del CCV apoyan a Guarinos

Tras la oleada de críticas, la dirección del IVC ha encontrado un aliado en el colectivo de programadores del Circuit Cultura Valencià, quienes han rechazado la petición de dimisión de Abel Guarinos impulsada por distintas asociaciones y profesionales independientes. “Defendemos el trabajo que ha hecho el director y el conjunto del IVC con dificultades, errores, aciertos y, sobre todo, con mucha honestidad”, reflejan en un comunicado, en el que destacan el aumento del montante de las ayudas en los últimos años, pasando de 1,2 millones a 5 millones. “Con la confrontación no hay mejora posible”, relatan los programadores sobre la polémica de la gestión de las ayudas a las artes escénicas, que se ha convertido en el centro de las críticas. “Dedicarse a la cultura es una opción, una decisión muy personal y, evidentemente, profesional pero no por eso se está en la obligación de subvencionar al 100% de las propuestas que se presentan. Hace falta presentar proyectos, viabilidad, currículums, trabajo y hace falta baremar para poder decidir, con toda transparencia y justicia, por qué y a quién se da dinero público”.

Uno de los puntos en común que sí encuentran con las demandas del resto de profesionales es la demanda de un aumento en el personal del IVC, aunque desde el colectivo se distancian de las críticas a los trabajadores del resto de entidades. “Uno de los problemas más graves que sí tenemos, y compartimos, es la falta de personal que arrastra el IVC, porque nosotros lo vivimos día a día; porque en el caso del CCV tres personas atienden las programaciones y problemas de más de ochenta salas. Pero también sabemos de su profesionalidad y de las horas que dedican. Hacía años, décadas, que no se tenía una dirección general y un equipo profesional con una presencia diaria y abierta al diálogo. Pero el problema del personal no es solo del IVC, sino de toda la Generalitat”.

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email