GRUPO PLAZA

a convencer a sus acreedores

Abengoa presenta su plan para crear valor frente a las pérdidas de liquidación

18/02/2016 - 

MADRID (EFE). Abengoa ha comunicado al mercado las líneas detalladas del plan de viabilidad industrial con el que quiere convencer a sus acreedores de que cuenta con negocio suficiente para evitar el concurso, un escenario que la llevaría a la liquidación y que "supondría enormes pérdidas" para todos.

Este documento "conservador" y "realista" supone la "mejor manera de maximizar el valor" de la compañía, según ha apuntado hoy el representante de Álvarez&Marsal -firma que ha asesorado para la elaboración del plan- Toni Álvarez en una conferencia con analistas

El plan, remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cifra en 5.395 millones de euros el valor de la "nueva Abengoa" que salga del preconcurso, es decir, "siete veces más en operación que en liquidación".

El plan dibuja un modelo de negocio capaz de generar unos 1.000 millones de euros de caja entre 2007 y 2020, un impacto positivo derivado de desinversiones de activos no estratégicos de 473 millones en 2016-2017 y la salida de proyectos con altos requerimientos de efectivo, lo que reducirá sus necesidades de caja en 2.095 millones en el mismo periodo. También plantea un ajuste de la base de costes de unos 200 millones en el horizonte de 2018.

Una serie de variables que, no obstante, afrontan eventuales riesgos como la dificultad para las desinversiones, unos costes de salida de proyectos mayores de los inicialmente previstos o falta de visibilidad sobre la financiación para las necesidades inmediatas de liquidez que puede llevar a retrasos o sobrecostes en proyectos.

En cuanto a las necesidades de liquidez, Abengoa las cifra en 826 millones de euros para este año, a los que se sumarían 304 millones de euros para 2017. Junto a esto señala a la necesidad de "garantías técnicas" por valor de 525 millones para poder trabajar.

La compañía dibuja una nueva Abengoa, centrada en la actividad de ingeniería y construcción, con el foco en un número menor de geografías y líneas de negocios y con fuertes controles financieros para los nuevos proyectos que se pongan en marcha que deben crear valor con las mínimas necesidades de capital.

Así, el grupo espera que los nuevos proyectos cuenten con un margen de entre el 8,7 % y el 14 % y que cumplan escrupulosamente los criterios establecidos.

También establece una severa disciplina financiera, centrada en la generación de caja, y con criterios aplicados proyecto a proyecto, con el objetivo de que las necesidades de efectivo de unos "contaminen" el beneficio de otros, según Toni Álvarez.

"Saneada y rentable"

El plan, elaborado junto a Alvarez&Marsal, busca presentar una nueva compañía viable "saneada y rentable" para accionistas y acreedores frente a un proceso de liquidación que "supondría enormes pérdidas para todas las partes presentes en la negociación".

Con este plan de viabilidad industrial, se abre una nueva fase en el proceso que evite el que sería el mayor concurso de acreedores de la historia de España.

Así, con el 28 de marzo como fecha tope, este plan servirá de base para que KPMG elabore una "solución global" y se inicien las negociaciones que permitan el saneamiento financiero, reduciendo la deuda a un tercio (de los 9.000 millones actuales a 3.000 millones) y permitiendo la viabilidad de la ingeniería andaluza.

En lo que se vislumbra como una negociación compleja se dibujan varias vías para reducir esos 6.000 millones de deuda: quitas (que la banca rechaza de entrada), capitalización de la deuda, préstamos participativos a largo plazo o una combinación de varias que, al final, terminará dando el control de esa nueva Abengoa a bancos y fondos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email