GRUPO PLAZA

LA SEÑORA SIEMPRE TIENE RAZÓN

Abriendo desmesuradamente los ojos

A la entrada de una tienda de mucho 'clothing' y 'accessories' de una de las calles más finas de Valencia hay una pizarra que recibe al cliente con el siguiente lema:

“No confundas tener un título con tener educación… el título es un papel, educación es responder a los buenos días”

1/10/2016 - 

VALENCIA. Se trata de una reminiscencia de aquellos avisos de los bares de pueblo donde debajo de una garrota se escribía, a grueso lápiz, “si no pagas, me descuelgo” para advertir de que el abuso de confianza estaba penado por las normas básicas del comercio. Cuando el desaliento educativo llega a los escaparates de las clases de alto poder adquisitivo es el momento de detenernos ante esa tienda de abigarrado brilli-brilli y llorar ante el espectáculo futurible de esta lucha de clases a muerte que está generando a pasos agigantados en España una fusión social: las pijas-chonis y los pijos-poligoneros. Su meta: llegar a ser ricos y maleducados. Todo, antes que romper España.

Paradójicamente, la extendida plaga de incivismo crónico no mata a los que contraen la enfermedad sino, precisamente, a los que no la padecen. Estos sufren a diario los ataques del ad infinitum perrito guá-guá-guá, el niño berrendo, el invisible sembrador de envases vacíos, el jovencito desinhibido, el teleoperador-zombi, el ocupador profesional de asientos reservados para minusválidos y embarazadas, el desafiante empleado de cara al público, el ciclista que sueña que no ocupa espacio físico, las obras donde se hacen concursos de alaridos medievales… 

Cuando los violentados por la sociedad acuden al médico con síntomas de astenia, éste les receta, sin usar el fonendo ni tocarles, un antihistamínico; o les dice con indolencia lo de “eso es de los nervios.” 

Debería añadirse en alguna legislatura una Consellería de Urbanidad porque, aunque esta semana un taxista me dijo que ya no recogía más “a las de los visones de la salida de la ópera”, me he dado cuenta de que los valencianos están sedientos de cultura y de saber comportarse. Y a una sociedad culta no le basta con tener sólo el título: tiene que extender los tentáculos de la buena convivencia dentro y más allá de los círculos sociales. ¿Cómo? Intentando impactar y dar ejemplo a los demás con obras, que son amores, tanto en las reuniones sociales como en los espacios públicos. 

Crónica de Equipo Crónica

La Fundación Bancaja no pudo contener, la semana pasada, el aluvión de visitantes que acudieron a la inauguración de Equipo Crónica. No faltó nadie:  el presidente de la Fundación, Rafael Alcón, el secretario Carlos Olavarrieta, el subdirector territorial Felipe Pulido y patronos como Ana Mª Escrihuela, licenciada en Psicología, experta en cooperación internacional y docente en la Fundación Universidad-Empresa de Valencia y Emiliano García, de Bodega Montaña, que está a punto de abrir su hostel en el Cabañal. 

Muy cordiales, y elegantes entre alusiones al pop-art, los políticos consellers Vicent Soler, Gabriela Bravo y Elena Cebrián con el president de Les Corts Enric Morera. Marcus Burke, conservador de la Hispanic Society of America, el oncólogo Ramón Solbes con su esposa, la diputada socialista Eva Alcón, el notario Ximo Serrano Alejandro Noguera del Museo de los Soldaditos, el notario y coleccionista Carlos Pascual, David Lladró, hijo de Vicente el pequeño de los hermanos fundadores de la firma, José Miguel García Cortés, director del IVAM, el académico de arte Felipe Garín afectado de un brazo, José Luis Pérez Pont del Consorcio de Museos, el catedrático endocrinólogo y nutricionista Rafael Carmena y esposa Amparo, que fue jefa de Protocolo el año 86, Guillermo Caballero de Luján, la veterana galerista Trinidad Hernández Cataluña de la galería Palau que asistió con su hija Catalina, el director de la Cátedra Ignacio Pinazo, Javier Pérez Rojas, los artistas Consuelo Chambó, Mavi Escamilla, Pol Coronado, Inma Mañes, la gran aficionada al arte Pilar Estrela, de los Estrela de Xàtiva y mi dura rival Begoña Clérigues.

La unión de la Fundación Bancaja, bajo el protectorado de la Generalitat, con la Fundación Bancaria “la Caixa” ha creado, en ese hermoso edificio donde acompañaba a mi madre a buscar microcréditos empeñando las joyas, un hermoso paraíso para el arte irónico de Manolo Valdés y Rafael Solbes. Soberbias mezclas realistas, críticas, con revisiones pictóricas con las sombras del franquismo presentes. Lástima que para cerrar el círculo no se les hubiera ocurrido perpetuar a estos geniales artistas, en forma warholiana, esas huchas de hierro de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad, que la entidad abría con una llave maestra para ayudar a la planificación familiar de la época.

Aequinoctium 2016

Algunos de los presentes no nombrados en esta inauguración habíamos sido invitados a una celebración de buenos propósitos, por Carlos González Triviño, en el ático del sin par arquitecto Ramón Esteve. Un encuentro hasta este momento off the record y políticamente ecléctico. Sin más orden del día que pasar un rato agradable degustando vino de Celler del Roure y embotits artesanals d´Ontinyent, de la Vall d´Albaida, en un ambiente cool

Charlé con Javier Pérez Rojas, al que olvidé nombrar como comisario y propulsor de la exposición del IVAM “Ignacio Pinazo y las vanguardias. Afinidades electivas”, porque como es tan buena persona, educado y discreto, no le vi entre la multitud de la inauguración. Quede su valía vengada de mi distracción.

Conforme yo iba bebiendo vino de Moixent, le di la lata a Jose Ignacio Casar Pinazo, director del Museo de Bellas Artes Pío V, con no sé qué historia sentimental de la fuerza de los retratos y de mi familia. Le pregunté al impetuoso Vicent Llorens, Director General de la Marina Real Juan Carlos I, sobre nuestro imperio náutico. Al consul de México en Valencia, Pablo Romá Bohorques, le di mi charla especial sobre los años 80; la mezzosoprano Eugenia Burgoyne, escuchó incólume sobre mi participación como tenor cómico en la obra "El joven Telémaco", escrita por por el nada conocido valenciano Eusebio Blasco en 1866 con música del orioliano José Rogel; también pegué la hebra con Carmina Ibáñez de DisenyCV y mentora en tipografía de la diseñadora Isabel Rincón de Arellano; con Juan Ferrero, del estudio de Ramón Esteve, Carolina Mateo arquitecta especializada en edificación, el economista Ramon Marrades, director estratégico del Consorico Valencia, Constan Amurrio García, enjuto Ingeniero de montes, con la diseñadora Carmina Ibáñez, don Raúl Bosque Lloan, de Resols Retail Solutions y con  mis compañeros Vicent Molins Mercader y Eugenio Viñas. A Sandra Gómez López, primera teniente de alcalde y concejala delegada de Turismo del Ayuntamiento de Valencia, no pude hincarle el diente porque se escabullía entre los invitados y las sombras de la terraza. Animado por varios gin-tonics, lancé un hermoso discurso que, ya que fue aplaudido por los presentes, podrían explicar sobre qué trataba porque yo no lo recuerdo.

El emergente Día del Parque

El domingo se celebró “El día del parque” en Los Viveros, uno de esos super-eventos en los que hay prácticamente de todo y puedes soltar a los niños para que liberen esa efervescencia negativa que la sociedad de consumo les inflige a través de manjares hipercalóricos y pantallas con imágenes excitantes. Eugenio Viñas había organizado, en un recodo de las actividades, un Encontre Vibrant. Había arreciado tormenta la noche anterior y temí que más que Encontre fuera una Pelea Vibrante en el Barro pero o bien algunos esforzados voluntarios habían secado el suelo con toallas o el drenaje del viejo parque funciona de manera germánica. 

Se trataba de dar en la charla una percepción de la Valencia empresarial emergente y joven por lo que los invitados fueron: Francesc Ribes, de Radiante, empresa lumínica de diseño que dio luz artificial a la falla de Burning Man. Rakel Cernicharo, del innovador restaurante Karak. Guillermo Lagardera, de la cerveza artesanal valenciana Zeta Beer. Ana Gea, de Gràffica revista online y papel sobre diseño gráfico. El infatigable Carlos Ferrando, de Closca Design, que ha creado un maravilloso casco para los usuarios de bici en la ciudad que puede plegarse y ser llevado de manera no embarazosa que puedes encontrar incluso en el Moma de Nueva York y que tiene otro proyecto igualmente interesante en mente. Y Juan Carlos Iñesta de la empresa de innovación de diseños cerámicos Domanises, y Javier Tostado, de Clay Animation. Entre las camisas a cuadros, pantalones estrechos, gafas, tatuajes y mucho niño, estuvo inmortalizando el momento Eva Máñez y se acercaron muchos amigos y curiosos que celebraron el encuentro con vino D.O. Valencia Mala Vida.

Su Majestad emérita en el Principal

El Teatro Principal de nuestras entretelas abrió su temporada con la obra de Alberto San Juan “El Rey”, retrato informativo tragicómico del aparentemente inofensivo Juan Carlos I,  un tremendo trabajo actoral junto al genial Luis Bermejo y el recién incorporado Manuel Solo, en el que se mezclan todos los diversos recursos dramáticos de cada uno de los actores. 

Asistió lo mejor de nuestra profesión al estreno, entre ellos los actores Mª José Peris o Carlos Sanjaime; representantes de las fuerzas artísticas como el conseller de Cultura, Vicent Marzà, el subsecretario, Josep Joan Vidal Borrá -que no fue quien movió la butaca del escenario de sitio para la foto ante el horror de los artistas- el director General de CulturArts, Abel Guarinos, y la delegada de Teatres, Rosa Pérez. También estuvieron Eva Montesinos y la aplicada Mariola Cubells, siempre al quite de toda la movida cultural madrileña. Esta temporada la oferta de teatro público de calidad prevé precios populares, así que este año no vale la excusa de no ir porque es muy caro. Bueno, seguro que se les ocurrirán otras.

Pocos minutos antes de acabar la función sonó un trueno que no formaba parte de la escena y al salir nadie podía salir del teatro, quedando los actores atrapados entre el clásico montón de gente -yo incluido- que va a saludarles y queriendo cenar algo. Acabamos en un agradable restaurante cercano de platos italianos al estilo argentino, con los tres actores, su distribuidora Teresa de Juan, la diputada Rosa Pérez, su jefa de gabinete Aurora Mora, María José Soler, bailarina y coreógrafa, Begoña Soler, directora de cine, Josep Sanchis, del aula de teatre de la UV, Rosa Belén Ardid, actriz y bailarina, y la subdirectora de La Cabina, Sara Mansanet. Una escelente camarera de Picsa, al ver la indecisión general en cuanto a compartir platos de carne o de diversos ingredientes, nos puso lo que ella creyó conveniente y gracias a ella pudimos disfrutar de una conversación que giró en torno a lo clown y al baile, algo análogo a una figurita de Lladró pero con vida propia.

Quan la nit es trenca en mil sons

Dicen que Andreu Alfaro consideraba el jazz como un muy particular estilo musical, aunque no quede mucha constancia de ello. Para conocer mejor a este hombre de ojos verdosos y cuerpo elegante, es mejor leer el libro “En torno a la escultura” que José Martín Martínez escribió sobre él o acudir a la exposición "Quan la nit es trenca en mil sons. Alfaro i el jazz", en la Sala de la Muralla del Colegio Mayor Rector Peset, dedicada a su renovadora obra con sus esculturas y dibujos. Estará hasta final del mes de octubre. 

Ahí tuvo lugar, el pasado miércoles, la presentación de la tercera edición de la convocatoria musical JazzEñe, que ha programado doce conciertos organizados per la Fundación SGAE, en colaboración con CulturArts-Música, la Universitat de València, Acción Cultural Española (AC/E) y Radio 3. Hoy, sábado, no se pierdan el cierre con los conciertos de Luis Verde Quinteto y Ernesto Aurignac Quintet a las siete de la tarde, y el de Chiqui Cienfuegos y Javier Vercher, a las diez de la noche. Las entradas cuestan 7 euros y se pueden adquirir en la taquilla del teatro o a través de entradas.com, si es que quedan.

La Sala de la Muralla se llenó en esta presentación hasta completar el aforo, de modo que sólo podía entrar la gente conforme iban saliendo invitados. Entre ellos se encontraban Carles Xavier, el cercano director del Rector Peset que dio a todos la bienvenida a su casa “si és que hi ha cases d´algú”; el Vicerrector de Cultura e Igualdad, Antonio Ariño; Abel Guarinos del esforzado rompecabezas de Culturarts; Jorge García, asesor y jefe del departamento de Documentación y Comunicación en Subdirección de Música de Culturarts, quien ya comisarió una expo en Bancaja sobre el Perdido Club. 

También el presidente de la siempre apasionante Fundación SGAE, Manuel Aguilar; el presidente del Consell Territorial de la SGAE de la Comunidad Valenciana, Pep Llopis, que tomó brevemente la palabra para agradecer la presencia de tanto público; el director de JazzEñe, Javier Estrella; Andrés Alfaro Hoffman, del interesante Museo Fundación del mismo nombre en Godella, con sus hermanos Ana y Carles; José María Agramunt, del Instituto Valenciano de la Música; el empresario Miguel Ángel Lloret; la estimada cantante y actriz Mamen García de la que deberíamos disfrutar en más producciones; el crítico musical Eduardo Guillot, el periodista y gerente de Discos Oldies Vicente Fabuel, el fotógrafo Andrés Castillo, el artista Artur Heras, que fue director de la Sala Parpalló en sus tiempos míticos, el pionero de la pintura social en España, José Soler Vidal “Monjalés”, amigo personal de Alfaro,  y su hijo, Lucas Soler periodista más allá de CulturArts-IVAC-La Filmoteca y los tiempos que corren. El músico Esteban Hirschfeld, mano derecha de Jaime Urrutia; elcorredor de fondo del audiovisual valenciano, Vicente Tamarit;  Agnès Rouilleault del Círculo Cultural de Castellón; Mª José Villalonga, musa de Mariscal; Antonio Llopis; Jorge García de Culturarts; Antonio Losada-Kuntz, de la Universidad de BB.AA; La concejal de Cultura de Rafelbunyol, Alicia Piquer; el fotógrafo Antonio Sambeat, hermano del músico Perico Sambeat; el experto en arte, profesor Vicente Jarque y el ubícuo Ángel Puig que lució, siempre temático, una camiseta del Perdido Club. Estuvieron todos, menos la comisaria de la exposición, Toni Picazo, que no pudo acudir por una lesión en la pierna de la que esperamos esté recuperada pronto. 

Actuó la banda Folkenjazz, integrada por el músico de tantas bandas míticas valencianas, Ximo Caffarena, con su hijo, Quim Sanç al clarinete, el veterano pianista Christian Molina, Xuso Barberá al contrabajo y Juanjo Garcerá a la batería. Hubo que hacernos callar con un silbido a los maleducados que hablábamos para poder escuchar sus interpretaciones, entre ellas una revisión jazzistica del popular “Tio Pep”. Entre los presentes, mucha gente rubia, sin duda poseedores del gen Hoffman, atentos alemanes de verdad especialistas en música, o quizá instruidos en el Colegio Alemán que da mucha cancha a las habilidades musicales, encantadores progres de los sesenta y también mucha gente joven con la sensibilidad y cultura  suficientes para apreciar la buena música, la que se crea en los talleres abiertos de los locales y la calle. Una ocasión única para recuperar la obra y la forma de ver la vida del artista que nos llevó más allá de nuestras fronteras -si es que las tenemos, que habría que verlo- Andreu Alfaro.

Valencia, abierta a lo contemporáneo

Como ya sabrán, la edición de Abierto Valencia que busca romper la barrera entre el público y las galerías de arte, se celebró ayer bajo estricta invitación en el IVAM con otro aluvión de invitados: Chema de Francisco, Director de ESTAMPA Feria de Arte Contemporáneo; Fernando Ibáñez, Director de Ética. y promotor de the_ HUB, Lucía Roldán, del Museo Lázaro Galdiano, Hortensia Herrero, José Luis Pérez Pont, Miriam Lozano,  Alicia Ventura, Ricardo Forriols, Ramon Escrivà, Chema de Francisco, Fernando Ibañez, Pilar Caro, Lucia Roldán, María Tinoco, Javier Molins; Reyes Martínez, Álvaro de los Ángeles,  Rosa Santos,  Isabel Puig; Ismael Chappaz y Juanma Menero, Antonio Vázquez-Molina, Carlos Delgado Mayordomo, Josep Salvador, Concha Penalva, Esther Fernández, Pep Benlloch, Rebeca Plana, Mira Bernabeu, Ricardo Huerta, Carlos Huerta, Carlos Pascual, Olga Adelantado, José Miguel García Cortés

Yo les recomiendo que, de todas las galerías, elijan una o dos al azar que les queden a mano y se acerque a preguntar qué pasa por ahí. Seguro que hay una cerca de casa en la que nunca han entrado. Cotilleen las obras. Pidan información sobre los artistas y anímense a comprar una obra sólo por ver si eso cambia su vida. 

Por ejemplo, en la galería Alba Cabrera tienen la "Naturaleza extrema" de Calo Carratalá & Helen Jones, unos paisajes del Amazonas y dibujos de nubes en riguroso blanco y negro. Se inauguraron la semana pasada  con la presencia de Vicente González Móstoles, del Consell Valenciá de Cultura; Concha Blat, famosa abogada; artistas como Rafa Calduch, Javier Chapa, Javier Calvo, José Juan Gimeno, Marisa Giménez del Museo del ruso; Juan Lagardera, Montse Richart de Unicef, Asun Bonilla, fotógrafa, el ex galerista Victor Segrelles o Cristobal Peris, empresario, entre otros. O las cartografías del olvido de Oscar Carrasco en la galería Luis Adelantado, con sus lugares abandonados donde retrata e la aldea de la Aldehuela, la cárcel de mujeres La Galera, el Club Cisne Negro de la calle Cartagena de Madrid en los bajos del antiguo cine Marvi, el Instituto de Investigación Molecular Príncipe de Asturias, el Hospital de la Barranca de Navacerrada o el Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias. Digan que van de parte de Tonino: no sé si les harán descuento, pero seguro que abren los mucho los ojos y consiguen la performance de la estatua. Y, ¿de qué trata el arte, si no de hacer abrir a los demás desmesuradamente los ojos?

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email