GRUPO PLAZA

Opinión / OPINIÓN

Adiós al verano

El final del verano siempre me invita a la reflexión. Y reflexiono sobre las 10 razones que han hecho que África no sea un sitio de paso en mi vida

3/09/2015 - 

Cuando consigues vencer el miedo a lo desconocido y empiezas a descubrir otras maneras de vivir, costumbres, traiciones, culturas y religiones se abre un nuevo mundo. Un universo diferente al que estamos acostumbrados. Una realidad que nos enseña  que la vida es mucho más de lo que vemos en nuestro entorno. Nos enseña a respetar, valorar, aprender...  Simplemente nos hace mejor personas. Las 10 razones que a continuación detallo son personas, proyectos, lugares, vivencias... 

1. Esos locos bajitos. Los niños en África son especiales. Sus sonrisas, miradas y sus abrazos son de esas cosas que te cambian la vida, que nos ayudan a entender todo y que hace que la vida cobre sentido, el sentido real de las cosas. Estar con ellos es una de las maravillas de la vida, uno de esos imprescindibles que recomendaría a cualquiera. Estos locos bajitos son unos auténticos "quitapenas" sin saberlo. Son la auténtica medicina para remediar todos los males.

2. Wuayto es uno de ellos. Uno de esos locos bajitos. Su caso es de los más dramáticos que he conocido pero no el peor. Eso si, ha sido han de estas historias que te hacen creer en la vida, en que de todo de puede salir y de confiar en la fuerza de un niño y en le trabajo bien hecho. Una de esas historias  que he sido testigo, que he visto evolucionar. Wuayto no hablaba. Ahora cuando me llama, cuando pronuncia mi nombre, se me para el mundo.

Cuando consigues vencer el miedo a lo desconocido y empiezas a descubrir otras maneras de vivir, costumbres, traiciones, culturas y religiones se abre un nuevo mundo. Un universo diferente al que estamos acostumbrados. Una realidad que nos enseña  que la vida es mucho más de lo que vemos en nuestro entorno. Nos enseña a respetar, valorar, aprender...  Simplemente nos hace mejor personas. Las 10 razones que a continuación detallo son personas, proyectos, lugares, vivencias... 

1. Esos locos bajitos. Los niños en África son especiales. Sus sonrisas, miradas y sus abrazos son de esas cosas que te cambian la vida, que nos ayudan a entender todo y que hace que la vida cobre sentido, el sentido real de las cosas. Estar con ellos es una de las maravillas de la vida, uno de esos imprescindibles que recomendaría a cualquiera. Estos locos bajitos son unos auténticos "quitapenas" sin saberlo. Son la auténtica medicina para remediar todos los males.

2. Wuayto es uno de ellos. Uno de esos locos bajitos. Su caso es de los más dramáticos que he conocido pero no el peor. Eso si, ha sido han de estas historias que te hacen creer en la vida, en que de todo de puede salir y de confiar en la fuerza de un niño y en le trabajo bien hecho. Una de esas historias  que he sido testigo, que he visto evolucionar. Wuayto no hablaba. Ahora cuando me llama, cuando pronuncia mi nombre, se me para el mundo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email