GRUPO PLAZA

 MIRANDO AL MAR

Alicante quiere su Centro de Alto Rendimiento

22/03/2022 - 

VALÈNCIA.- En España existen muchos centros de alto rendimiento para deportistas de élite. Pero solamente tres están especializados en el deporte de la vela: el Centro de Tecnificación Infanta Cristina, ubicado en Los Alcázares, a orillas del Mar Menor; el Centro Especializado de Tecnificación de Vela de la bahía de Cádiz, dentro de las instalaciones de Puerto Sherry, y el Centro Especializado de Alto Rendimiento Príncipe Felipe, en la bahía de Santander. Alicante quiere tener un Centro de Alto Rendimiento y así lo han solicitado Javier Sanz, presidente de la Real Federación Española de Vela, y Miguel López Barbero, presidente del Real Club de Regatas de Alicante, a Carlos Mazón, presidente de la Diputación de Alicante. Una brillante idea de un club con más de cien años de existencia y, por tanto, de experiencia en la educación deportiva de millones de jóvenes.

La idea ha partido de la Junta Directiva del Real Club de Regatas de Alicante, club que nació en 1889 fundado por unos pocos amantes de la náutica y que se ubicó en la playa del Postiguet para, más tarde, pasar al Puerto de Alicante, a la llamada Casa Botes, y en la actualidad goza de nuevas y funcionales instalaciones al fondo del Puerto de Alicante. El club posee también otras instalaciones en La Cantera, dirección a la playa de San Juan, las llamadas Tiro Pichón, que siempre se han utilizado como escuela de vela y base de regatas, dada su magnífica situación.

Es precisamente en Tiro Pichón donde se pretende ubicar este CAR, si es que se aprueba definitivamente. No sé si haberlo pedido a la Diputación de Alicante ha sido lo mejor para recibir una respuesta positiva. La Comunitat Valenciana le debe muchas cosas a Alicante en temas deportivos, además de al Real Club de Regatas. Tras haber organizado dos Copa América en la capital, y varias pruebas del Mundial de Fórmula Uno, Alicante tuvo la oportunidad de acoger la sede y ser el puerto de salida de la Volvo Ocean Race, evento al que no le han sacado el rendimiento esperado, porque la administración valenciana no ha puesto nunca mucho interés más allá de aparecer en las fotos de la salida del acto. En ningún momento han sabido vender el evento fuera de la Comunitat, al contrario de lo que pasó con la Copa América en València.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Un Centro de Alto Rendimiento para deportistas de élite debe ser financiado en su construcción, sin ninguna duda, por la administración y luego debe ser mantenido por la empresa privada, a cambio de exenciones fiscales. Eso debería ser, aunque con los demás CAR de España no ocurre, porque en España no hay un secretario de Estado para el Deporte en condiciones, que le importe utilizar los recursos para los deportistas y no gastarlo en chorradas y eventos privados. 

Alicante, por ubicación, infraestructuras, meteorología y campo de regatas, sería el sitio ideal para la construcción de un CAR que se especializara en todos los deportes de agua y no solo en la vela. La inversión sería muy positiva para cualquier empresario que quisiera colaborar en su mantenimiento, porque el emplazamiento es el idóneo para que cualquier equipo, federación o deportista pase largas temporadas de entrenamiento en las instalaciones. El rendimiento sería al cien por cien y el retorno, inmediato.

Ahora bien, para que este proyecto se haga realidad hay que estar muy encima de los políticos, en este caso de la Diputación de Alicante, ya que se decidió tramitar el proyecto a través de ella. Hay que tener muy en cuenta los celos y las envidias que puede despertar este proyecto de CAR, ya que en València se podía haber construido uno en la mal utilizada Marina, y Castellón, que es el ‘patito feo’ de la Comunitat en cuestiones deportivas, tampoco tiene nada de interés, más allá de un club náutico muy mal aprovechado.

Una inversión muy rentable

No sé yo si era el momento apropiado para hacer esta petición, ya que la Generalitat no está por la labor de ofrecer ninguna ventaja en el aspecto deportivo a ninguna de las tres ciudades. En València, el tripartito dijo no a avalar con sesenta millones la celebración de una nueva Copa América que le hubieran venido como anillo al dedo a la ciudad, pero los celos políticos entre el PSOE y el PP y la gran ignorancia de Compromís y Unidas Podemos echaron al traste esta nueva oportunidad de engrandecer la ciudad y la Comunitat. De momento, esta pelota está en el tejado de los políticos. La oportunidad de colocar en el mapa a Alicante como ciudad del deporte mundial se la ha puesto en bandeja el Real Club de Regatas de Alicante. Aunque, visto lo visto, no sé yo si se animarán a gastar un dinero, que sin ninguna duda retornará a corto plazo y sería una inversión muy rentable.

Normalmente los equipos de deportes de agua, en especial los de vela, remo y piragüismo, del norte de Europa utilizan los clubes españoles para pasar los inviernos entrenándose. Canarias, València, Palma, Barcelona, Cádiz… son centros neurálgicos de los deportes náuticos para los equipos que planifican entrenamientos invernales de cara a los Juegos Olímpicos, ya que en su país sería imposible realizarlos por el clima y la alimentación. Estos equipos utilizan clubes privados para sus planificaciones, pero ninguno puede aprovechar las ventajas que tendría estar en una instalación adecuada para la práctica de su deporte. Solo hay que echar un vistazo sobre el CEAR de Santander, sede del equipo olímpico español de vela, para ver las posibilidades y las ventajas que tienen los deportistas en sus concentraciones y entrenamientos.

Alicante tiene la oportunidad de su vida con la construcción de este CAR. Ya que no está sabiendo aprovechar los beneficios que conlleva tener la sede y la salida de la vuelta al mundo, al menos podría intentar esta aventura de éxito seguro, que sería utilizada durante los 365 días del año y que le reportaría muchos puestos de trabajo y subiría sin ninguna duda su PIB.

Hay que recordarle a la clase política valenciana que el Real Club de Regatas de Alicante no es un club dedicado a convocar a sus socios para comer, beber y jugar a las cartas; es un club dedicado en cuerpo y alma al deporte desde las bases. No en vano, de sus instalaciones han salido grandes nombres, e incluso alguna que otra medalla olímpica. Club organizador de grandes eventos de vela y remo, con el que no se ha contado para emitir ni tan siquiera su opinión sobre qué hacer con los tres años que hay entre salida y salida de la vuelta al mundo. Si en València la Copa América de 2007 contó con el Real Club Náutico para la toma de decisiones de muchas cuestiones, en Alicante, ni políticos ni directivos de la vuelta al mundo han tenido nunca en cuenta a la entidad que más sabe de sus aguas. ¿Por qué? La pregunta del millón. ¡Despierten, señores políticos!  

* Lea el artículo íntegramente en el número 89 (marzo 2022) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

ya a la venta

Juan Luis Durich, director general de Consum, portada de la revista Plaza de junio

Por  - 

Juan Luis Durich asumió la dirección de la cooperativa Consum en 1993, cuando dependía del grupo Eroski, y la ha convertido en la sexta empresa de distribución de España. Él es la portada de un número de Plaza en el que también hablamos con Javier García-Martínez, el único español en Davos, de la parálisis cerebral, el aniversario de Radio Klara, de Max Aub y de la actriz Vanesa Romero

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme