GRUPO PLAZA

también solicitan mejoras en las áreas industriales

Almussafes exige a la Generalitat que ejecute las obras de un colector pendiente desde hace una década 

4/12/2020 - 

VALÈNCIA. El episodio de lluvias torrenciales que descargó sobre la Ribera a principios del mes de noviembre afectó significativamente al núcleo urbano y a las áreas industriales de la ciudad de Almussafes. Tanto fue así, que el consistorio solicitó la declaración de zona catastrófica y la actividad en algunas de las empresas de los polígonos Juan Carlos I y Norte tuvieron que para su producción, incluida la factoría Ford.

Aquellas inundaciones hicieron saltar todas las alarmas y el equipo de gobierno exigió a la Generalitat Valenciana mejoras en las infraestructuras de las áreas industriales. Sin embargo, desde el consistorio también se reivindica al Consell que se ejecute "por vía de urgencia" las obras del colector de la calle Santa Creu. "Esta infraestructura nos hubiera ayudado a disminuir los grandes problemas que tuvimos de inundaciones de bajos comerciales y casas", ha señalado el alcalde de la ciudad, Toni González, tras registrarse más de 400 litros por metro cuadrado en la localidad.

Se trata de una obra que lleva pendiente más de una década, concretamente desde 2009, ya que forma parte del Plan Confianza, desarrollado por la administración autonómica con el objetivo de apoyar la inversión productiva en los municipios valencianos. "Once años después del inicio del proceso de construcción del colector de aguas pluviales de la Calle Santa Creu, el proyecto sigue encallado. De hecho, es la única de las que se incluyeron en el plan que todavía no se ha materializado", han asegurado desde el consistorio.

Ante esta situación, el primer edil socialista se ha reunido con el director general del Agua, Manuel Aldeguer, para exigirle una "solución inmediata a un problema que venimos arrastrando demasiados años y que, en estos momentos, es una verdadera urgencia para la población". En el encuentro mantenido, el alcalde le ha trasladado a Aldaguer que, tras las lluvias de noviembre, la calle Mayor del municipio quedó completamente anegada con más de medio metro de agua. "Cuando no se disponen de las infraestructuras adecuadas para evacuarla correctamente es lógico que ocurran estas cosas. Si queremos evitar los riesgos derivados de estas inundaciones, que pueden poner en peligro a la ciudadanía y provocar numerosas pérdidas económicas, debemos actuar ya", ha denunciado González.

La demora del proyecto tiene su origen a finales de 2011 cuando la empresa adjudicataria de la actuación urbanística, solicitó la suspensión de los trabajos "al no encontrarse recogida la cofinanciación de la misma en el contrato administrativo de obras formalizado con el organismo autonómico competente", han explicado desde el consistorio. "Cuando nos lo encontramos ya arrastraba muchos problemas, el principal de ellos que la empresa adjudicataria no pudo ejecutar la obra por incurrir en baja temeraria", han añadido desde la Dirección General de Aguas.

Según explica Aldeguer, en esos casos se hace necesario rescindir el contrato, "un proceso complicado que se dilata en el tiempo si la empresa ha desaparecido", ha justificado. Finalmente, la Generalitat Valenciana rescindió el contrato, y ha redactado un nuevo proyecto que se encuentra en fase de supervisión. No obstante, desde el ayuntamiento les recuerdan que en 2017 el gobierno autonómico ya se comprometió a volver a convocar la licitación. "Después de cinco años, esto ya no es solo responsabilidad de la anterior administración", ha criticado el primer edil, quien sugiere que se trata de una falta de organización en la conselleria de Agricultura.

La alternativa municipal

Ante la necesidad de dicha infraestructura, en la reunión mantenida entre González y Aldeguer, el primer edil de Almussafes le ha propuesto al Director General de Aguas la posibilidad de que la administración local asuma el proceso de licitación, adjudicación y ejecución de las obras. Para ello, el alcalde asegura que los presupuestos de 2021, que se aprobarán el próximo lunes, incorporarían tanto la aportación local prevista que realizan año tras año de algo más de 286.000 euros, como la inversión a la que se comprometió en su momento la Generalitat, que asciende a cerca de 500.000 euros.

"De esta manera, el proyecto podría agilizarse notablemente a la espera de que se reciban los fondos por parte de la administración autonómica, sobre todo teniendo en cuenta que está a punto de prescribir y que de llegar a hacerlo el procedimiento volvería nuevamente al punto de partida", ha insistido González. "Estamos ante una emergencia y como tal debe gestionarse el asunto", ha añadido. Sin embargo, esta alternativa no ha llegado a buen puerto. El representante autonómica ha asegurado que esta opción no es viable porque el convenio exige la cofinanciación y establece unos términos legales "que no permiten esa posibilidad".

Eso sí, Aldeguer se ha comprometido a intentar agilizar el proceso para que se lleve a cabo lo antes posible. "El objetivo ahora es el de buscar los cauces para agilizar los trámites de contratación. En el actual contexto es difícil comprometerse con los plazos, nos gustaría que antes del próximo verano el proyecto esté ya licitado", ha concretado el director general.

"Lo que está claro es que no podemos esperar mucho, porque la seguridad de la ciudadanía está en juego y son muchos años los que llevamos luchando. La única solución, si ha de ser la conselleria la que asuma las riendas del proyecto, es que lo haga por la vía de urgencia", ha argumentado el alcalde. Aun así, el ejecutivo municipal ha llevado este jueves al pleno una propuesta de modificación de crédito de 354.000 euros con el objetivo de complementar la partida prevista para ejecutar el colector. "A pesar de que nos han dicho que no es posible, nosotros por si acaso lo hemos puesto", ha señalado.

Deficiencias en las áreas industriales

El gobierno local también ha aprovechado la reunió para reiterar sus exigencias en la mejora de las infraestructuras en las áreas industriales afectadas por el temporal en el que se inundaron más de 20 empresas, provocando la paralización de la producción y la pérdida de más de 300 vehículos. Además, han advertido del peligro que supone la evacuación de aguas de los polígonos de la ciudad a través de una acequia que pasa cerca de la empresa química Ercros, en el polígono Norte. "Podemos tener un grandísimo problema medioambiental, es una acequia muy estrecha, de un par de metros, que recoge todas las aguas del polígono Juan Carlos I", ha alertado González.

"Si se inunda puede provocar una auténtica catástrofe medioambiental en la Albufera", ha lamentado la regidora de Urbanismo y Medio Ambiente, Davinia Calatayud, quien asegura que el temporal ha sacado a flote las carencias de las áreas industriales en materia de infraestructuras hídricas. En este sentido, el equipo de gobierno le trasladará a las consellerias de Infraestructuras y Economía una serie de deficiencias que se han detectado en materia de prevención de inundaciones.

Además, el primer edil socialista también ha planteado la posibilidad de que se ponga en marcha algún proyecto para que los colectores de Almussafes desagüen en el Barranco del Tramusser. Según han explicado desde la administración local, Aldeguer ha tomado nota de la sugerencia y se ha comprometido a solucionar los desperfectos ocasionados en los últimos meses en este barranco, con cargo al plan comarcal que se está estudiando incluir en los Fondos de Recuperación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email