GRUPO PLAZA

cuenta con un presupuesto de 1,3 millones de euros

Alzira empezará en verano las obras de la segunda fase del canal para evitar inundaciones

12/05/2021 - 

VALÈNCIA. Las inundaciones provocadas por las intensas lluvias del pasado mes de noviembre, junto a otros episodios ocurridos anteriormente, han hecho necesarias la creación de infraestructuras hidráulicas en Alzira para evitar que se repitan. Tras empezar la primera fase del canal interceptor de les Basses en 2018, en verano se espera que comiencen las obras de la segunda, y última, fase.

Esta infraestructura, que complementará el canal actual que protege el barrio de les Basses, tiene como objetivo, salvaguardar la zona este de la ciudad, en la que se encuentra el barrio de l'Alquenència, Nova Alzira y Venecia, los que han resultado más afectados tras los últimos temporales. Así pues, el canal recogerá el agua de los barrancos de Fosc, Les Estrelles, Maria i Gràcia y el camí l'Arena, que ahora van a parar al barranco de la Casella, para que no se desborden e inunden las partes más bajas de la ciudad.

"Evitar las inundaciones es una de las líneas de actuación más importante del pacto de gobierno, especialmente, por lo que ocurrido en los últimos años, por ello queremos avanzar en estas obras hidráulicas, para proteger nuestra isla", ha reivindicado el alcalde de Alzira, Diego Gómez. Asimismo, ha recordado la virulencia del último episodio de lluvias que ocasionó un importante gasto para la administración local y que afecto a más de un tercio de la población de la ciudad.


Esta segunda fase del canal estará financiada por Aigües de Valencia y contará con un presupuesto total de 1,3 millones de euros. De esta inversión, algo más de un millón - 1.025.792 euros- será para la ejecución de la obra, 55.392 euros para la asistencia técnica y 295.306 euros para la expropiación de los terrenos necesarios para realizarla. "Del mismo modo que se hizo con las obras de Pérez Galdós y Hort dels Frares, estas obras son fruto del acuerdo con Aigües de València. Un acuerdo que se corroborará jueves en la comisión de seguimiento del contrato con esta empresa", ha señalado el regidor de obras y servicios públicos, Fernando Pascual.

Los aspectos más técnicos de la obra de esta segunda fase contemplan una construcción de 720 metros más de canal, que se suman a los que ya se realizaron en la primera fase, con una altura entre dos y tres metros. Esto permitirá, según el consistorio, que se evacue más rápido el agua que baja de la montaña, ya que la instalación, una vez finalizada, podrá asumir 50 millones de litros.

Respecto a los plazos de ejecución, está previsto que las obras empiezan en verano y se alargarán durante siete u ocho meses, un plazo que está condicionado por los trámites necesarios con diferentes infraestructuras de luz y gas y expropiaciones de terrenos privados. "Es una obra técnicamente fácil que permitirá que las aguas de los barrancos desagüen muy rápidamente sin que el Casella llegue a desbordarse", ha explicado una de las técnicas que está trabajando en el proyecto.

"Esta segunda fase es una obra de necesidad inminente, pero hasta que se complete estamos haciendo actuaciones paliativas que prevendrían la posible afección de la ciudad por las lluvias torrenciales", ha explicado la regidora de Urbanismo, Sara Garés.

La "urgencia" de las obras

El consistorio considera que la premura de las obras es tal que ha dejado abierta la negociación que mantiene con la Dirección General del Agua. En ella solicitaban que se realizaran estas obras, pero ante la urgencia que requieren, el consistorio ha decidido pedir a la conselleria que la inversión prevista para esta zona se dedique a otras alternativas para entramados urbanos, como una balsa de laminado o un tanque de tormentas.

Pese al avance en esta obra que permitirá disminuir el riesgo de sufrir inundaciones, el ayuntamiento tiene clara cuál es la reivindicación que van a seguir exigiendo: que la Confederación Hidrográfica del Xúquer (CHX) y el Ministerio de Transición Ecológica consideren prioritario la ampliación de los barrancos de la Casella y Barxeta. Además, en el próximo pleno se presentará una moción conjunta, a petición de la Federació d'Associació de Veïns, para solicitar que destinen fondos europeos para mejorar estos tramos de los barrancos que preocupan al consistorio. 

Una cuestión que se trató en la reunión mantenida a principios de esta semana con la delegada del gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero. En ella le recordaron que es necesaria la implicación de la Confederación Hidrográfica del Xúquer, que es la competente para actuar en los barrancos, y han concertado para el próximo mes una reunión entre las tres administraciones, el consistorio, la Delegación del Gobierno y la CHX, para estudiar la zona, y si se pueden aprovechar los Fondos Europeos para financiar los trabajos que tengan que realizar hacer.

"Esas obras tendrían que incluirse en los presupuestos del estado o en los fondos europeos y tendrían como objetivo proteger tanto Alzira como Carcaixent de las catastróficas consecuencias de las lluvias torrenciales junto al río Xúquer", han insistido desde la administración local.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme