X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

plato de la semana

Angulas en Askua

Cuando la gastronomía no va de comer, va de sentir; va de vivir 

Por | 23/02/2018 | 46 seg

“Había llegado a ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes dadas por las Bellas Artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de Santa Croce, me latía el corazón, la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo a caerme. El médico que le revisó más tarde le diagnosticó una sobredosis de belleza”.

Es el síndrome de Stendhal, relatando la experiencia (la emoción) que experimentó el escritor francés en 1817 tras su visita a la basílica de la Santa Cruz en Florencia, y que publicó en su libro Nápoles y Florencia: Un viaje de Milán a Reggio.

Angulas al pil pil, desde Angubami (Angulas Baixo Miño) en Pontevedra. Ricardo Gadea en sala. Askua, dos mil dieciocho.

Y la vida, agotada en mí.

Comenta este artículo en
next