X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Aniversario de la Clase G de Mercedes-Benz: 40 años abriendo caminos

21/06/2019 - 

VALÈNCIA. La Clase G de Mercedes-Benz es, desde hace 40 años, el referente absoluto en el segmento todoterreno. Además, hace 20 años que vino a sumarse a la gama el modelo AMG, añadiendo una dosis extra de prestaciones. Se trata, con mucha diferencia, del modelo con más años de producción a sus espaldas de la historia de los turismos de Mercedes-Benz, y es la precursora de todos los SUV de la marca. Para celebrar este aniversario se presentan cuatro novedades que entusiasmarán a los adeptos de la Clase G. En primer lugar, tres modelos especiales de gran atractivo, llamados STRONGER THAN TIME. En segundo lugar, la variante G 400 d (consumo de combustible, ciclo mixto: 9,6 l/100 km; emisiones de CO2, ciclo mixto: 253 g/km)*, dotada del eficiente motor diésel de seis cilindros en línea en su versión más potente, y disponible como opción exclusiva para el modelo especial. En tercer lugar, el nuevo programa de personalización G manufaktur, que permite al cliente configurar un Clase G totalmente individual. Y, por último, el nuevo G-Class Experience Center, situado en las proximidades de la planta de producción de la Clase G en Graz, y al que podrán acudir clientes de todo el mundo para poner a prueba personalmente las impresionantes capacidades de este emblemático todoterreno en condiciones offroad extremas.

«Hace 40 años, combinar cualidades para la circulación por carretera con aptitudes para todo terreno era una idea revolucionaria. La Clase G actual enlaza con esta tradición. Sus extraordinarias prestaciones tecnológicas son la razón por la que, desde siempre, ostenta el estatus de vehículo emblemático», afirma Gunnar Güthenke, responsable del sector de producto Vehículos Todoterreno en Mercedes-Benz. «Ahora queremos celebrar esta posición excepcional con numerosas novedades dedicadas a nuestros clientes y seguidores. Estoy convencido de que la Clase G va a experimentar un auténtico auge.»

Atractivas ediciones para celebrar 40 años en clave «G»

El proyecto que nace a principios de los años 70 del siglo pasado como contrato de cooperación entre la antigua Daimler-Benz AG y Steyr-Daimler-Puch en la ciudad austriaca de Graz representa a día de hoy todo un hito en la historia del automóvil. El planteamiento mismo del nuevo todoterreno se aparta de todas las convenciones, al combinar una extraordinaria aptitud para circular fuera del asfalto con una plena idoneidad para carretera y elevado nivel de seguridad. La tracción integral y los bloqueos de diferencial con una acción de bloqueo del 100% forman parte desde siempre del modelo «G», al igual que el robusto bastidor de travesaños.

En 1975 se toma la decisión de iniciar la producción en serie de los modelos G. Al mismo tiempo se decide edificar una nueva planta en Graz, que aloja hasta la fecha la fabricación de estos vehículos, casi completamente en régimen manual. Un 80% de todos los vehículos de la Clase G fabricados desde entonces permanecen en activo, lo que demuestra a todas luces la magnífica calidad de este legendario todoterreno.

En la fecha de lanzamiento en la primavera de 1979 se ofrecen cuatro motores con una gama de potencias comprendida entre 53 kW (72 CV) y 115 kW (156 CV). Los clientes pueden elegir entre cabrios con batalla corta y Station Wagons con batalla larga o corta. En 1989 los vehículos de la serie 463 marcan el comienzo de una evolución, durante la cual el vehículo todoterreno asimila paulatinamente el progreso técnico. En 1993 esta serie cambia de nombre, pasando a denominarse Clase G.

Numerosas versiones especiales del vehículo todoterreno acreditan su versatilidad; por ejemplo, en cuerpos de policía y bomberos o en servicios de rescate. El «papamóvil», un modelo G adaptado, es conocido en todo el mundo. Este vehículo todoterreno Mercedes-Benz 230 G de color blanco nacarado con superestructura especial de cristal acompaña al Papa Juan Pablo II en numerosos viajes a partir de 1980.

20 años de altas prestaciones fuera del asfalto

El 20° aniversario en 1999 abre un nuevo capítulo colmado de éxitos en la historia de la Clase G, con el lanzamiento al mercado de la primera variante AMG, el G 55 AMG. Anteriormente solo se fabricaban vehículos sueltos de la Clase G de AMG. El motor atmosférico de ocho cilindros y 5,5 litros con técnica triválvula y doble encendido entrega 260 kW (354 CV) y alcanza una velocidad máxima (limitada electrónicamente) de 210 km/h. El par motor deslumbra con sus impresionantes 525 Nm a 3000 rpm. Además de las exhaustivas modificaciones introducidas en el motor, también se aplican distintos retoques al cambio automático de 5 marchas, el tren de rodaje, los frenos y el sistema de escape, con el fin de adaptarlos al incremento de potencia.

En 2002 el G 63 AMG se convierte en la nueva referencia del segmento. La Clase G estrena en él un motor de doce cilindros. El número 63 hace referencia al motor atmosférico V12 de 6,3 litros de cilindrada, con 326 kW (444 CV) de potencia y nada menos que 620 Nm de par máximo. Este modelo de la Clase G, el más potente hasta la fecha, se fabrica por encargo expreso e individual en el taller artesanal de Affalterbach AMG Manufaktur (denominado actualmente AMG Performance Studio).

En 2004, con ocasión del 25° aniversario, le sigue el G 55 AMG KOMPRESSOR. Este prodigio de potencia, con ocho cilindros (350 kW/476 CV, 700 Nm de par), catapulta la Clase G de 0 a 100 km/h en tan solo 5,6 segundos. Las salidas de escape laterales, que discurren oblicuamente finalizando justo antes de las ruedas traseras, se convierten en un elemento estilístico inconfundible.

En 2006 se incorpora a la Clase G un nuevo propulsor diésel ultramoderno. El
G 320 CDI, que muchos expertos consideran uno de los mejores «G» de la historia, entrega 165 kW (224 CV) y está equipado de serie con un filtro de partículas diésel. El motor V6 de aleación ligera, con un desarrollo especialmente armonioso de la potencia y el par, depara un sensacional placer de conducción en carretera y campo a través.

Con ocasión del 30° cumpleaños, en 2009, se añaden a la Clase G nuevos equipos destinados a aumentar principalmente el confort y la exclusividad en el habitáculo. Los asientos delanteros, optimizados desde el punto de vista de la ergonomía, brindan una mejor sujeción lateral, nuevos diseños y climatización de asiento, acentuando el cariz lujoso de este emblemático todoterreno.

En 2012 la Clase G vuelve a experimentar una revalorización gracias a la importante ampliación de su equipamiento, al interior de calidad optimizada, a los ligeros retoques del exterior y a nuevos elementos de seguridad y confort como DISTRONIC Plus y la ayuda para aparcar PARKTRONIC. AMG asigna al G 65 AMG por primera vez el mítico motor biturbo V12 de 6,0 litros, que desarrolla una potencia de 450 kW (612 CV) y un par máximo limitado electrónicamente a 1000 Nm y, por tanto, se erige en el todoterreno más potente del mundo. Otra novedad es el G 63 AMG, propulsado por un motor biturbo V8 de 5,5 litros que despliega 400 kW (544 CV) de potencia y 760 Nm de par máximo. El G 63 AMG acapara una cuota de ventas del 40%, convirtiéndose así en la variante más popular de toda la Clase G.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email