GRUPO PLAZA

están imputados por haber recibido la primera dosis cuando no les correspondía

Anticorrupción atribuye a los alcaldes de El Verger y Els Poblets un delito de cohecho pasivo impropio por su vacunación

15/11/2021 - 

DÉNIA (EFE). El matrimonio formado por los alcaldes alicantinos de El Verger, Ximo Coll, y Els Poblets, Carolina Vives, ambos del PSPV-PSOE, han llegado a un juzgado de Dénia para declarar por su presunta vacunación irregular contra la covid-19.

Los dos alcaldes han llegado juntos y de la mano a las 11.25 horas para declarar ante la titular del juzgado de Instrucción número 2, sin querer atender a los numerosos medios de comunicación que les esperaban.

Para los dos alcaldes, cuya declaración inicialmente estaba prevista para el pasado viernes aunque fue pospuesta a este lunes, la fiscalía Anticorrupción de Alicante les atribuye un supuesto delito de cohecho pasivo impropio.

La juez incoó diligencias previas para investigar la vacunación contra la covid-19 de ambos regidores en un centro de salud en los primeros días del proceso de inoculación, concretamente el pasado 8 de enero, lo que provocó que el PSPV-PSOE les expedientara y suspendiera cautelarmente de militancia.

Otro alcalde de la provincia de Alicante también investigado por haber sido vacunado supuestamente de forma irregular es el de La Nucía, Bernabé Cano, del PP, cuyo caso investiga el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Villajoyosa.

Aunque los dos alcaldes investigados (suspendidos de militancia por el PSPV-PSOE) no han hecho declaraciones, sí lo ha hecho el alcalde de la vecina localidad de Pego, el también socialista Enrique Moll, ha señalado que, como "militante y compañero", ha acudido a las puertas del juzgado a "arropar" a los alcaldes, de los que ha dicho que han sido objeto de "un linchamiento primero popular y luego judicial".

Moll cree que los alcaldes de Els Poblets y El Verger tomaron una decisión, la de vacunarse sin estar en la lista, en un momento puntual que en su opinión "no tiene ninguna consecuencia". "A lo mejor cometieron un error pero actuaron inconscientemente y han pedido perdón", ha destacado su compañero de partido, quien cree que no actuaron de mala fe porque el protocolo de vacunación se estableció el 15 de enero y a ellos les inocularon la dosis una semana antes, el 8.

Además, ha comentado que a él mismo le ofrecieron desde el centro de salud de su pueblo la posibilidad de vacunarse antes de tiempo y que no la aceptó "de puro milagro" porque en esos días se desconocía "cómo actuar" y se pensaba que si no se usaban todas las vacunas, podrían acabar en la basura.

"Si por esta cuestión tuviésemos que dimitir, habría muy pocos alcaldes en la Comunitat Valenciana", según Moll, quien ha insistido en que su vacunación "no ha sido un hecho tan deleznable para este linchamiento".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email