GRUPO PLAZA

Así es el ID.4, el primer SUV 100% eléctrico de Volkswagen

26/04/2021 - 

VALÈNCIA. Volkswagen ha realizado la presentación dinámica del ID.4, el primer SUV eléctrico de la familia ID. Un modelo versátil, conectado y sostenible, que se caracteriza por incorporar tecnologías de primer nivel, una autonomía de hasta 522 kilómetros, un atractivo diseño exterior y un amplio espacio interior.

Tras la llegada del ID.3, la ofensiva eléctrica de Volkswagen, para la que la marca ha anunciado una inversión de 16.000 millones de euros en electrificación y digitalización, sigue su curso con la llegada del ID.4, el primer SUV 100% eléctrico de la marca con un balance de emisiones neutro de CO2. Este modelo se construye sobre la arquitectura de la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) combinando las ventajas de un modelo 100% eléctrico y la versatilidad y diseño de un SUV.

Plataforma MEB

La plataforma MEB es la columna vertebral técnica de la ofensiva eléctrica de la marca. Permite partir de cero a la hora de crear un vehículo eléctrico y esto ofrece muchas ventajas. La plataforma MEB admite jugar con las proporciones y el diseño, así como una óptima colocación de la batería en el suelo entre los dos ejes, ofreciendo mucho espacio tanto para pasajeros, como para elementos técnicos, así como un centro de gravedad bajo y un excelente reparto de pesos de 50/50, que aseguran un comportamiento ágil y dinámico. El motor trasero y la tracción trasera liberan espacio del eje delantero permitiendo más movilidad y contribuyendo a tener un radio de giro como el de un SUV de menor tamaño, como un T-Cross, facilitando la maniobrabilidad.

Autonomía y versiones

La oferta del ID.4 presenta 7 versiones preconfiguradas más las dos ediciones especiales de lanzamiento: el ID.4 1st y el acabado superior ID.4 1st Max. En ambas versiones, el SUV eléctrico recibe la batería de 77 kWh que les permite alcanzar una autonomía de hasta 522 km en ciclo WLTP, gracias a su excelente coeficiente aerodinámico de 0,28 Cx. Montan un motor trasero de 150 kW (204 CV) de potencia, que se traduce en una velocidad punta de 160km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos.

El ID.4 también se puede asociar a una batería de menor tamaño (52 kWh), que ofrece una autonomía de hasta 340 km (WLTP), y llega con tres acabados disponibles: Pure / Pure Perfomance, City y Style. En el caso de la batería de mayor tamaño (77 kWh) es posible optar por los acabados Pro Performance, Life, Business y Max.

El interior del ID.4 es un Open Space

Gracias a la plataforma MEB, el SUV aprovecha al máximo sus posibilidades. Con una longitud de 4,58 m y una batalla entre ejes de 2,76m, ofrece un espacio del habitáculo equivalente a un SUV convencional de un segmento superior. El acceso es cómodo y la visión del conjunto es buena en sus 5 plazas, gracias a que el conductor y los pasajeros se sientan cómodamente en una posición elevada. En la segunda fila, queda tanto espacio libre para las rodillas como en el Tiguan Allspace y la altura hasta el techo es incluso mejor en todas las plazas. El maletero tiene una capacidad de 543 litros que, con los respaldos de los asientos plegados, aumenta a 1.575 l (cargado hasta el techo).

El ID.4 dispone de una pantalla táctil de hasta 12 pulgadas y, si se desea, se puede incluir un Head-up-Display con realidad aumentada, que fusiona las pantallas seleccionadas con la realidad. Los sistemas de asistencia IQ.Drive hacen que la conducción del eléctrico sea toda una experiencia.

Tecnologías de primer nivel con controles intuitivos

La dotación tecnológica del ID.4 posiciona al SUV eléctrico como un modelo de referencia en su segmento. Entre otros elementos, destaca el Control por voz “Hola, ID.”, que reconoce muchos conceptos del lenguaje cotidiano y accede a la información en la nube, o el ID. Light, que consta de una banda de luz debajo del parabrisas que se ilumina de manera diferente en las indicaciones de giro en la navegación, avisos de frenado, llamadas entrantes y nivel de la batería durante la recarga.

El sistema Car2X permite que el vehículo intercambie información sobre los puntos de peligro locales con otros vehículos, así como con la infraestructura de tráfico a través del estándar de radio WLANp. Tiene un alcance de 800 metros, y los avisos se trasmiten en tan solo unos milisegundos. También destaca la presencia del airbag central, que evita golpes entre pasajeros en un impacto lateral o vuelco, elemento que ya estrenó el ID.3.

El SUV eléctrico monitoriza el entorno gracias a la incorporación de un radar frontal, una cámara frontal, cuatro cámaras de entorno, dos radares traseros y ocho sensores de ultrasonido para recibir los datos del entorno. Estos receptores garantizan la máxima precisión en los asistentes de conducción que suponen una mayor seguridad para conductor y pasajeros. 

ID.4 GTX, el siguiente en llegar

En el mes de mayo se abrirán los pedidos para la variante ID.4 GTX, que contará con la batería de 77 kWh de capacidad, tracción total y 300 CV de potencia, a falta de confirmación oficial. En junio se prevé que lleguen las primeras unidades a España.

Actualizaciones inalámbricas “over-the-air”

La llegada del ID.4 supone nuevos hitos en digitalización en la marca. Por ello, antes de final de verano los modelos de la familia ID. podrán recibir nuevas funciones y actualizaciones técnicas, online y de manera inalámbrica, sin necesidad de pasar por el taller. De este modo, Volkswagen será la primera marca de volumen en ofrecer a sus clientes actualizaciones en remoto.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email