GRUPO PLAZA

los sindicatos dicen que los empleados no tenían formación sobre cómo actuar en un incendio

Así fue el incendio de la EMT: 26 buses quemados y dudas sobre la formación de los empleados 

Los hidrantes no funcionaron en un principio, pero se activaron "manualmente de inmediato", según los bomberos

12/12/2020 - 

VALÈNCIA. Todavía no se ha esclarecido qué provocó las llamas en el autobús 5174 de la Empresa Municipal de Transportes (EMT). Pero el humo se hace evidente a las 16:45 el pasado sábado, en la cochera que la firma municipal tiene en el barrio de San Isidro, a las afueras de València. Es el auxiliar de la garita de entrada el primero que lo divisa. No tarda ni un minuto en realizar la primera llamada al responsable del equipo de guardia, situado al otro extremo del aparcamiento, que acude al foco de la alarma. No, no es sólo humo: las llamas han calcinado el vehículo en cuestión y ya devoran el más próximo.

Así se inició todo el operativo que se alargaría hasta las 0:44 de la madrugada, cuando se dio por extinguido el fuego. Hasta entonces, 26 autobuses arderían por completo o se verían afectados por las llamas y se movilizaron 14 unidades del cuerpo de bomberos de València, según el parte de actuación de los mismos. Según las primeras pesquisas a posteriori, todo se inició en el vehículo señalado, de 19 años de antigüedad y propulsado por diesel. A tener en cuenta: dos días antes -el jueves- había tenido un problema con el sistema de calefacción, que se solucionó esa misma noche, y desde el viernes permanecía aparcado donde empezó a arder el sábado

Asegura la EMT en su informe que "durante los minutos previos a declararse el incendio, se registran [por parte de ese autobús] distintas conexiones y desconexiones al Sistema de Ayuda a la Explotación, hasta que se produce la última a las 16:41". Un comportamiento "errático" que se podría deber a que en ese momento, el fuego ya estaba provocando cortocircuitos en el vehículo y dando lugar a estas señales incorrectas, aunque "no hay nada concluyente que permita afirmarlo al estar calcinado".

Sea como fuere el motivo originario de las llamas, y ahí es donde la policía científica está ahondando, lo cierto es que el responsable del equipo de guardia se topa con un autobús consumido por el fuego y otro ya afectado. El técnico de EMT piensa primero en usar las mangueras contraincendios del aparcamiento, pero "ante la magnitud del foco" y creyendo que no bastarían los medios propios de la EMT, concluye: hay que cortar el avance del fuego. Así inicia él solo la retirada de autobuses para evitar males mayores.

Mientras, se produce la deflagración del segundo autobús al abrirse de manera automática las válvulas de seguridad de las bombonas de gas. Esto pone en alerta al resto del equipo de guardia, que junto con el responsable está conformado de cuatro personas: se unen a la tarea. Uno de ellos ya ha llamado al 112. Para entonces han pasado tan sólo cinco minutos: son las 16:50 de la tarde. El Centro de Coordinación de Emergencias del 112, sito en l'Eliana, es casi automático: conforme llega la llamada, los bomberos del Parque del Oeste están avisados. Es más, a las 16:50 se registra la salida de la primera bomba urbana pesada (BUP).

Junto a esta unidad, salen hacia el lugar del suceso tres unidades de mando y una ambulancia, y hasta poco más de las 17 horas, les acompañan tres bombas nodrizas, una urbana y otra unidad de mando. Durante este período, el director de Emergencias de la Generalitat Valenciana, José María Ángel, contacta con el Consorcio Provincial de Bomberos. "¿Necesitáis alguna unidad de las que tenemos en Paterna y Torrent?", pregunta. Pero no. El departamento de Bomberos del Ayuntamiento manifiesta que con sus medios bastará para sofocar las llamas.

A las cinco ya ha llegado la primera BUP a la cochera, además de la Policía Científica y la Policía Nacional. "A la llegada al servicio se observa una cantidad importante de autobuses que estaban ardiendo, que algunas válvulas de los depósitos de gas se habían abierto liberando el gas natural comprimido y la existencia de neumáticos que salían despedidos de las llantas", recoge el parte de actuación de Bomberos. Los bomberos se unen a la tarea de crear un cortafuegos apartando autobuses de las hileras en cuestión, de la calle A y la calle B del depósito.

Los empleados no tenían formación contra incendios, según los sindicatos

Al llegar, los hidrantes de la cochera -a los que se tienen que conectar los bomberos- dan problemas "inicialmente", pero las bombas móviles que ya ha enviado el cuerpo suplen esta carencia. Por tanto, a juzgar por fuentes de bomberos consultadas por este diario, este fallo inicial no habría supuesto un retraso reseñable en la extinción del fuego. "Los bomberos inician las labores [...] con sus motobombas nada más llegar, hasta que realizan la transición a la red de hidrantes propia de la EMT", explica el informe de la empresa.

Al parecer, el fallo residió en que los hidrantes se encontraban en 'modo manual' y no en 'automático'. Fueron activados "manualmente" y "de inmediato" por personal de mantenimiento. A este respecto, el secretario del Comité de Empresa señaló en el Consejo de Administración de la EMT celebrado este viernes que los empleados que aquel día estaban en las cocheras no sabían cómo operar con los sistemas antiincendios por falta de formación, según varias fuentes presenciales del Consejo, y que desconocían cómo activar los sistemas de riego y de hidrantes.

La gerente de la empresa, Marta Serrano, señaló por su parte que sí se habían impartido cursos de formación en este sentido, aunque no entregó ninguna certificación al respecto. Un aspecto sobre lo que puso el acento tanto el consejero del PP, Carlos Mundina, como el de Ciudadanos, Narciso Estellés. Sí se entregaron los justificantes de la última revisión de la red, que vendría a constatar que todo estaba en regla. Sin embargo, los populares exigen que se entregue también el protocolo de autoprotección al que obliga la normativa autonómica.

Volviendo al incidente, cuando la columna de humo ya es visible a una distancia considerable por la quema de numerosos vehículos, ha afectado ya a las vías ferroviarias aledañas donde se ubica la parada de Sant Isidre de Adif. Los bomberos consiguen paralizar el tráfico ferroviario por la escasa visibilidad de las vías. También al otro extremo del depósito, a la autovía V-30, acude la Guardia Civil para cortar uno de los carriles por prevención. Además del fuego en el foco del incendio, se producen dos saltos de llamas: uno al talud entre las vías de Adif y el depósito; otro a un antiguo vagón de tren y a unas palmeras ubicados en la cochera.

Varias unidades de bomberos a lo largo de la tarde se relevan y pasada la medianoche, el incendio se da por extinguido. El saldo final: 17 autobuses con el registro de "siniestro total", y otros 7 afectados parcialmente pero recuperables. Los fines de semana, el servicio de EMT suele dar prioridad a los autobuses más nuevos, quedando en cochera aquellos con más años. Es así como se puede explicar la avanzada edad de la flota quemada: cuatro de los vehículos afectados tenían más de 19 años -entre ellos, el foco del fuego-, y el resto tenían entre 13 y 14 años, excepto uno con más de 10. Todos de gas, excepto el primero que ardió, que era de diesel.

Todos los vehículos afectados estaban asegurados y con la Inspección Técnica de Vehículos superada según la normativa vigente. Además, EMT tiene incluido en la póliza de daños materiales la posibilidad de contar con un perito de defensa que vela por los intereses de EMT. Dicho perito también ha visitado las instalaciones para exponer en defensa de EMT todas las contingencias que deben estar cubiertas. "Todos los autobuses e instalaciones de EMT están aseguradas, por lo que el incendio no supondrá ningún coste económico para la entidad", aseveró el presidente de la firma, Giuseppe Grezzi.

La oposición pide más documentación

El Consejo de Administración extraordinario de este viernes sirvió para que tanto la gerente como el presidente dieran cuenta a los consejeros de lo sucedido durante el incendio e hicieran entrega tanto del parte de actuación de los bomberos como del informe interno elaborado por la EMT. Sin embargo, el edil del PP, Mundina, denunció que el gobierno municipal no hizo entrega del preceptivo programa de mantenimiento trimestral y semestral de los sistemas de protección activa contra incendios que recoge tanto la legislación nacional como autonómica.

"No es suficiente con que Grezzi aporte la documentación sobre las inspecciones de los sistemas antiincendios, sino que debería haber trasladado a los consejeros los actas de revisión del mantenimiento", añadió Mundina al respecto. Asimismo, calificó como "muy grave" el fallo inicial de los hidrantes, por lo que insistió en saber "por qué no funcionaron" y "si se ha hecho el programa de mantenimiento trimestral y semestral".

Desde Ciudadanos, su consejero Estellés aseveró que la sesión fue un "intento de blanqueamiento absoluto" por parte del presidente y "una evasión de responsabilidades". Afeó en este sentido que toda la documentación se entregara a los consejeros cinco minutos antes de la sesión -se pudieron enterar los consejeros de gran parte del contenido antes por un hilo de Twitter de la gerente-.

"De todo lo preguntado solo se ha respondido que los hidrantes funcionaron, contradiciendo a lo que los bomberos dicen. También que es normal que un autobús diesel esté aparcado tranquilamente en las hileras de gas de modo habitual. Desde mi punto de vista esto solo se justifica porque la cochera está sobresaturada y no lo quieren reconocer", aseveró al respecto. Pidió además que se homenajee y honre "a los héroes de las cocheras, que se jugaron la vida en el incendio".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email