GRUPO PLAZA

encuentro en valencia

Así se ve el patio financiero desde Andbank, JP Morgan y Fidelity

20/05/2016 - 

VALENCIA. Andbank analizó la semana pasada en Valencia las mejores estrategias de inversión junto con Fidelity y JP Morgan donde reunieron a más de doscientas personas. Horas antes de la jornada este diario pudo charlar con tres de los participantes como fue con Juan Luis García Alejo, director de Análisis y Distribución de Producto de Andbank; Miguel Luzárraga, director comercial de JP Morgan; y Antonio Salido, director de Marketing y Comunicación de Fidelity para España y Portugal.

Andbank es una entidad especializada en la gestión integral de grandes patrimonios con más de 85 años de historia. Desde que aterrizó en España en 2012, y tras la reciente integración de la banca privada y personal de Inversis, el banco gestiona un volumen de negocio próximo a los 8.000 millones de euros y está presente en 24 provincias.

A continuación la visión de estos tres curtidos profesionales sobre los marcha de los mercados financieros y el impacto que está teniendo la ausencia de Gobierno en España cinco meses después de las elecciones del 20-D.

Juan Luis García Alejo, director de Análisis y Distribución de Producto de Andbank

-¿Sigue habiendo valor en la renta variable tras el complicado año bursátil vivido en 2015 y estos primeros meses de 2016?
-Sí pero con cautela porque pensamos que la mayoría de los índices directores tiene un recorrido limitado. La renta variable estadounidense no está cara pero tampoco barata, mientras que la europea tiene una valoración frente a su media histórica que podemos decir que está barata. Y donde los retornos podrían superar el doble dígito‎ a doce meses vista. Es nuestro mercado preferido. En los mercados emergentes no somos tan rotundos para decir 'no' y no nos resistimos a hablar de la India como un mercado a tener muy en cuenta.

-¿Hasta qué punto está dañando la confianza de los inversores extranjeros la falta de gobierno en España?
-Además de gobierno necesitamos reformas estructurales porque los mercados son enemigos de la ausencia de reformas, además de gustarles las reglas claras y los países que toman decisiones. Necesitamos un gobierno fuerte que haga reformas.

-¿Le ve recorrido al mercado de bonos a la vista de las políticas monetarias adoptadas por los grandes bancos centrales del planeta?
-En primer lugar tengo que decir que los grandes actores del último lustro son los bancos centrales, que han sido moldeadores de la renta fija y han conseguido unos tipos de interés ultrabajos por mucho tiempo más tiempo del que se podía esperar; incluso llegando a ofrecer tipos negativos que condicionan las inversiones. ¿Renta fija sí o no? Lo primero de todo es no llevar al cliente conservador donde no tiene que estar porque no toda la renta fija es apta. La soberana ni tocarla porque cualquier pequeña variación nos llevaría a pérdidas en las carteras de los clientes. En cuanto a renta fija gubernamental nos quedamos con España, Portugal e Italia; mientras que en la corporativa somos más optimistas pero con cierta cautela y más pensando en aquellos bonos emitidos en dólares.

-¿Cómo ve el mercado de materias primas tan ligadas al ciclo económico y donde, por ejemplo, el oro no para de subir?
-Volver a lo que vivimos en 2007 es imposible a la vista del comportamiento del dólar y la demanda china. Los ciclos de inversión no se van a producir con la misma intensidad ni de lejos donde la capacidad instalada actual es excedentaria. Al petróleo lo vemos estabilizándose sobre los 40 dólares/barril; mientras que a la onza de oro sobre los 1.000 dólares.


Miguel Luzárraga, director comercial de JP Morgan

-¿Sigue habiendo valor en la renta variable tras el complicado año bursátil vivido en 2015 y estos primeros meses de 2016?
-Sí que la hay pero hay que ser selectivos. Desde un punto de vista de valoración estamos más ajustados; mientras que por áreas geográficas preferimos los mercados desarrollados frente a los emergentes. Nos gusta más la renta variable europea que la americana, tanto por futuro como por estimaciones de resultados.

-¿Hasta qué punto está dañando la confianza de los inversores extranjeros la falta de gobierno en España?
-La incertidumbre política no es nueva porque todos los años se repite en algún punto europeo, pero lo cierto es que la confianza de los consumidores está liderando el crecimiento en Europa. Está claro que no es bueno que sigamos sin Gobierno como tampoco la inestabilidad sobre el 'Brexit', pero a medida que pasen los meses se irán resolviendo las incógnitas.

-¿Le ve recorrido al mercado de bonos a la vista de las políticas monetarias adoptadas por los grandes bancos centrales del planeta?
-Claramente porque tenemos al Banco Central Europeo (BCE) comprando cantidades ingentes de dinero y va a seguir así un tiempo. Pero cuidado con la compra de bonos porque desvirtúa los precios, por lo que hay que tener cuidado con los que se tiene y estar preparados para la realidad una vez Draghi retire el QE.

-¿Cómo ve el mercado de materias primas tan ligadas al ciclo económico y donde, por ejemplo, el oro no para de subir?
-Si quieres tener una cartera diversificada tienes que tener materias primas. El oro es un valor refugio pero no le vemos valor en los niveles actuales; mientras que al petróleo lo vemos sobre los 40 dólares.


Antonio Salidodirector de Marketing y Comunicación de Fidelity para España y Portugal

-¿Sigue habiendo valor en la renta variable tras el complicado año bursátil vivido en 2015 y estos primeros meses de 2016?
-Es cierto que 2016 arrancó con mucha volatilidad, pero lo importante es saber identificar buenas empresas con modelos de negocio sostenibles en el largo plazo porque en ese caso la volatilidad juega a nuestro favor, ya que permite comprar estas empresas a mejores precios. Pensamos que en 2016 hay oportunidades de inversión muy claras en empresas con dividendos estables o crecientes, en algunas áreas de crédito de renta fija y en aquellas empresas que están apostando por la innovación, transformando en muchos casos sectores enteros. El equipo de analistas y gestores de Fidelity, presente en todo el mundo y su contacto directo con las empresas mediante 17.000 reuniones al año, nos permite identificar buenas oportunidades de inversión a largo plazo para nuestros clientes y realizar una gestión muy activa de los fondos para su beneficio.

-¿Hasta qué punto está dañando la confianza de los inversores extranjeros la falta de gobierno en España?
-Es difícil de cuantificar, pero por desgracia los problemas políticos no sólo existen en España y es por ello que quizá no está siendo tan grave como podría parecer a primera vista. Desde un punto de vista de riesgo país, la prima del bono español que antes cotizaba mejor que la del bono italiano, ha pasado desde el periodo electoral a estar ligeramente peor, por lo tanto sí hay un cierto impacto pero no muy grande, al menos por ahora. Sí es cierto que la falta de claridad en el panorama político puede estar ralentizando el ritmo de inversiones de largo plazo en algunos sectores hasta que no se clarifique el escenario definitivo.

-¿Le ve recorrido al mercado de bonos a la vista de las políticas monetarias adoptadas por los grandes bancos centrales del planeta?
-Los mercado de bonos son muy amplios y es verdad que hay áreas donde vemos muy poco recorrido, como en deuda gubernamental a corto plazo de países desarrollados con buena calificación de crédito, donde en muchos casos los tipos son incluso negativos. No obstante, en bonos corporativos europeos o deuda emergente en dólares, pensamos que sí hay oportunidades si se realiza una gestión muy activa.

-¿Cómo ve el mercado de materias primas tan ligadas al ciclo económico y donde, por ejemplo, el oro no para de subir?
-Las materias primas en Fidelity las desglosamos en tres grandes áreas: el petróleo, las materias primas industriales y los metales preciosos. El petróleo está en una situación de cambio estructural, provocado fundamentalmente por un exceso de oferta por los descubrimientos en Estados Unidos del 'fracking' y que han hecho pasar a Estados Unidos de importador de petróleo a ser autosuficiente e incluso tener capacidad para exportar. Si a eso unimos el reciente levantamiento de las sanciones a Irán y el incremento de producción de algunos países de la OPEP, tenemos los motivos para la fuerte bajada del petróleo. La demanda poco a poco creciente y algunos acuerdos de mantener la producción han hecho que el petróleo esté buscando su estabilización en un rango entre 40 y 55 dólares, lo cual sería muy bueno para los mercados. Las materias primas industriales, como el acero, aluminio, cobre… tienen mucha presión a la baja en un mundo de bajo crecimiento y donde el principal consumidor, que es China, está cambiando su modelo de negocio de país industrial y exportador hay cada vez más orientado al consumo interno y los servicios. Por último, los metales preciosos, fundamentalmente el oro y la plata, han sufrido bastante por la bajada de la demanda en India y China así como por el dólar fuerte, ya que las materias primas se suelen medir en dólares. Como suelen comportarse como refugio ante la volatilidad o la inflación, en los últimos meses, con el incremento de la volatilidad, estamos viendo un incremento gradual de la cotización del oro y la plata, que podría continuar si siguen los episodios de volatilidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email