Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

89 AGENTES MÁS DE DÍA Y 40 MÁS POR LAS NOCHES  

Así será la 'nueva' Policía Local de València

22/06/2017 - 

VALÈNCIA. “Hacía falta una reflexión profunda”, dijo la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato. Hacía falta pararse a mirar, reflexionar, analizar y a partir de ahí reorganizar el esquema operativo de la Policía Local de València. Hacía falta para ganar en efectividad y “hacer frente a los problemas y a las circunstancias actuales”. No es quizás la renovación más importante de sus 145 años de historia, pero sí que era preciso porque el mundo ha cambiado, los problemas han cambiado, y porque las necesidades son otras. 

La Policía Local de València entra en el siglo XXI con nuevas competencias, nuevo uniforme (se ha vuelto al azul oscuro) y nuevas demarcaciones encaminadas a descentralizar las actuaciones y hacer que sean más eficaces. Todo ha pasado por reasignar a los agentes con el fin de mejorar la motivación del personal y las dotaciones. Que vuelvan a ser policías.

Ya lo dijo Menguzzato en el Molí del Sol, la comisaría ubicada junto al Parque de Cabecera. Quiere que “los y las agentes jóvenes” estén en las calles. Muchos de ellos estaban hasta ahora en tareas de administración. A partir de ahora, comentó, podrán volver a sentirse policías. Y para ello ha decidido hacer acopio de sentido común y ha solicitado al concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, 16 administrativos que ayuden a las tareas de administración. Porque los policías son policías, y los administrativos administrativos.

Los cambios, impulsados desde la Concejalía en coordinación con el Intendente General Jefe, José Serrano y los mandos policiales, ha tenido muy en cuenta las aportaciones y propuestas de los representantes sindicales. No se trataba de un ordeno y mando, sino sobre todo de buscar un consenso. Ver qué hacía falta y ver qué se podía solucionar. De hecho, por primera vez se prevé realizar un concurso de traslados, de manera que sean los propios policías los que puedan solicitar el lugar o la función que desean desempeñar.

Más policías en la calle

La reorganización, que comenzará a funcionar el próximo otoño, permitirá disponer de un mayor número de agentes en las calles, con una labor dirigida a transformar la realidad para mejorar la convivencia y la seguridad de la ciudadanía. La convivencia es de hecho el principal problema actualmente en la ciudad. La convivencia o la falta de ella. Ahí están los problemas en el Cabanyal, en El Carme, y en general en toda la ciudad, con el botellón como nudo gordiano. Algo para lo que tendrán que realizar la cuadratura del círculo, y obtener “mejores resultados con prácticamente los mismos medios”. 

Y es que la Policía Local ha padecido una considerable merma de agentes por la falta de nuevos ingresos en los últimos 11 años, tal y como lamentó Menguzzato. Pese a que este mismo año está prevista la incorporación de 33 nuevos funcionarios del cuerpo, “es una mejora, pero no es suficiente para las necesidades reales”.

Adiós, GOES; bienvenidos, UCOS.

En conjunto, la remodelación supone que el número de agentes en las calles durante el día pasará de 277 a 366, y de 78 a 98 por las noches, y además, se crea una nueva División de Seguridad Vial. El nuevo esquema implica la desaparición del GOES y, sobre todo, la creación de la nueva Unidad de Convivencia y Seguridad, UCOS, dotada con 118 personas específicamente en el entorno de la noche. 

Asimismo se refuerza la Unidad de Protección Medioambiental que, entre otras funciones, patrullará en bicicleta por los espacios verdes. Esta unidad especializada se suma a las dos que ya existían: el Grupo Gama (especializado en los casos violencia contra las mujeres y que seguramente se traslade a la central en la Avenida del Cid) y el Grupo X4 (que presta atención a las personas sin techo).

Los ocho distritos

Ciutat Vella ampliará sus competencias al barrio del Remei que hasta ahora era de la Unidad de Ruzafa. Con la remodelación, pasará de disponer de 167 agentes y 51 patrullas (en las calles) a 176 agentes y 60 patrullas.

Ruzafa incrementa sus agentes de 116 a 118, y se pasa de 49 a 60 patrullas. Se trata de la unidad más amplia, ya que incluye los Poblados del Sur (Pinedo, El Palmar, Perellonet...) y, presenta la novedad de que se prevé desplazar patrullas al Perellonet durante la temporada estival para atender el incremento de población en esos meses. Un espacio de la Alcaldía de El Perellonet se habilitará como retén policial. Hay que tener en cuenta, explicó la concejala, que el número de habitantes en estas zonas crece en 20.000 personas durante el verano, además de las distancias que separan a la central de la unidad de los pueblos más alejados.

Patraix es una de las que menos variaciones experimenta, aunque incrementará sus patrullas en la calle de 53 a 54. 

Abastos que, tal como aseguró Menguzzato era una de las unidades más infradotadas, pasará de 105 a 118 agentes y de 48 a 54 patrullas. Sus fronteras se mantienen también.

Trànsits se ha transformado bastante al incorporar los barrios de Orriols y Marxalenes a su ámbito. Dispondrá de 119 agentes y 59 patrullas. Antes tenía 118 agentes y 51 patrullas.

Exposición, que ya incluía los pedanías del Norte (Borbotó, Poble Nou...) , suma a su ámbito toda la zona de universidades (Politécnico y Tarongers); esta unidad pasará de 160 a 165 agentes y de 48 a 60 patrullas.

Marítimo se verá reforzada con 127 agentes y 60 patrullas (antes 125 agentes y 55 patrullas), y centrará sus esfuerzos en la mejora de las condiciones en El Cabanyal. En septiembre, se prevé dotar con un nuevo retén a la Zona Cero del Cabanyal: la instalación en estos momentos se encuentra en el Paseo Marítimo y se trasladará en cuanto finalice el verano. Precisamente el alcalde, Joan Ribó, aludió a esta reorganización con motivo de preguntas sobre las próximas actuaciones del Ayuntamiento para el barrio del Cabanyal. “La reoganización de la Policía Local permitirá trabajar precisamente en los temas de convivencia”, dijo, además de aludir al nuevo retén. Iniciativas que pretenden lograr el objetivo fundamental de hacer del Cabanyal “un barrio donde se cumplan las ordenanzas”

Campanar, la octava unidad, la nueva, asumirá los ámbitos de Campanar, Benimàmet, la zona de Fira València y el antiguo cauce del Túria, y a la misma se la ha dotado con 128 agentes y 54 patrullas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email